Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 TOROS www. abc. es toros SÁBADO 30- -6- -2007 ABC Nefasta corrida en el día grande BURGOS Plaza de toros del Plantío. Viernes, 29 de junio de 2007. Última de feria. Lleno. Toros de Juan Pedro Domecq, incluido el sobrero (5 bis) descastados y flojos; destacaron 1 y 5 bis. Enrique Ponce, de sangre de toro y oro. Metisaca en los bajos, pinchazo y estocada trasera y desprendida. Aviso (silencio) En el cuarto, pinchazo y estocada caída (silencio) Sebastián Castella, de malva y oro. Pinchazo hondo y cuatro descabellos. Aviso (silencio) En el quinto, dos pinchazos y estocada desprendida (saludos) Morenito de Aranda, de azul pavo y oro. Tres pinchazos, estocada desprendida y dos descabellos (silencio) En el sexto, pinchazo y estocada (silencio) Otras plazas Valencia Seis silencios Cuatro novillos de Lavi Ortega y dos de los Chospes, tercero y quinto; bien presentados y de distinto juego; el sexto inválido. Sergio Navarro, silencio y silencio tras un aviso; Antonio Nazaré, silencio y silencio tras un aviso; Juan Vicente, silencio en los dos. La plaza registró un cuarto de entrada en el último festejo del concurso Camino a matador según informa Francisco Picó. León Reapareció Hermoso y cortó cuatro orejas Revolera de Sebastián Castella Ya se sabe que el misterio de la bravura es indescifrable y nadie conoce lo que un toro lleva dentro. Pero estos juampedros estaban totalmente huecos, vacíos de contenido. El mayoral de la ganadería no paró de grabar con una cámara de vídeo cada pasaje de la lidia desde el callejón, y sus gestos no eran nada halagüeños. Blanda como una casa en cuyos cimientos se ha infiltrado una vena de agua, la voluntad de la terna no fue suficiente para levantar aquello. Sólo dos ejemplares se salvaron del fiasco y, entre ambos, un sobrero. El que rompió plaza tuvo buen son y nobleza. Ponce pinchó una faena que iba camino del triunfo, gracias a su privilegiado temple y su técnica; sobresalieron dos redondos interminables. Pero con la espada anduvo desacertado, como con el citado Nefasto que no tuvo ni medio viaje. El otro ejemplar potable fue el quinto bis, que sustituyó a un animal sin fuelle y acobardado. Para colmo, los bueyes se ensañaron con él en una pelea que fue lo más vitoreado por la gente. Una pena. Con el remiendo, del hierro titular, Castella realizó una faena valiente y con altiFÉLIX ORDÓÑEZ ROSARIO PÉREZ BURGOS. La ciudad de Burgos presentaba un extraordinario ambiente en la festividad de San Pedro y San Pablo. Algarabía en las calles desde por la mañana. Por la tarde, jolgorio en los tendidos, prácticamente llenos. Y a la salida, caras de decepción. El espectáculo del día grande fue como el cuarto, Nefasto que así habían bautizado al toro de Juan Pedro Domecq. El benévolo público burgalés hasta se enfadó por momentos en medio de tanta caída y una ausencia absoluta de casta. Enojado, un aficionado se acercó al palco de Prensa: Apunten, señores periodistas, la corrida ha sido una vergüenza, un asco bajos, en la que el viento molestó a veces. Bonito arranque agarrado a las tablas. Hilvanó dos series diestras en un palmo de terreno y una más al natural, prologada con un cambio de mano. Después optó por circulares, muletazos y desplantes entre los pitones, que calaron fuerte en el respetable. El acero le traicionó y hubo de conformarse con la única ovación. Frente al segundo, que se ganó el cántico de La vaca lechera alargó en exceso. Morenito de Aranda, quien pretendía remontar vuelo en su tierra, se topó con un lote muy deslucido. Hermoso de Mendoza cortó cuatro orejas en su reaparición en la última de León. Toros de Castilblanco, que en general fueron mansos. Riveiro Telles, vuelta y vuelta. Hermoso cuatro orejas. Cartagena, tres orejas. Zamora Valverde, a hombros Toros de Loreto Charro y Carlos Charro. El Cordobés, palmas y el otro se lesionó inutilizándose; Rivera Ordóñez, silencio en ambos; Javier Valverde, oreja con fuerte petición y oreja. Pasajes de calidad de Talavante SEGOVIA Plaza de Segovia. Viernes, 29 de junio de 2007. Tres cuartos de entrada. Toros de Parladé, de correcta presentación, manejables en general excepto el peligroso 1 Juan Bautista, de gris plomo y oro. Pinchazo y estocada desprendida (oreja) En el cuarto, pinchazo y estocada caída (silencio) Alejandro Talavante, de azul cobalto y oro. Dos pinchazos, pinchazo hondo. Aviso (saludos) En el quinto, estocada corta atravesada y descabello (oreja y petición) Julio Benítez El Cordobés de azul cobalto y oro. Estocada (oreja) En el sexto, dos pinchazos (silencio) Juan Bautista sufrió una dura voltereta sin consecuencias EFE JAVIER LÓPEZ HERNANZ SEGOVIA. El atractivo cartel para el día del patrón de la ciudad se diluyó por las cornadas de Manzanares y Cayetano. En su lugar vinieron Juan Bautista y Julio Benítez, que justificaron con entrega su inclusión. Alejandro Talavante, el único superviviente de la terna original, firmó los mejores pasajes de la tarde y consiguió una oreja del quinto, con la que empató con sus compañeros. A éste su segundo toro tardó en verlo. Había que colocarse bien y llevarlo toreado. Cuando se dio cuenta, ya era tarde para redondear faena, pero en el epílogo rubricó varias series espléndidas de naturales, que remató con sendos trincherazos de tronío. Al anterior lo pinchó tras una faena entonada, con momentos de calidad de nuevo sobre la zurda. Resultó un conjunto discontinuo. Bautista fue cogido de forma aparatosa sin consecuencias en el complicado primero. Esto fue lo más emocionante de un trasteo en el que el toro no se entregó nunca. Recurrió al efectismo y logró la oreja. Con el mulo cuarto anduvo porfión. El Cordobés estuvo valentísimo en ambos rozando la temeridad, aunque su toreo no acabó de calar en el público, hasta el punto de ser pitado en el sexto al hacer el salto de la rana. Antes se había quedado muy quieto con este último y al tercero le dio en una distancia excesivamente corta. Sus deseos se convirtieron en otro trofeo.