Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 30 s 6 s 2007 MADRID 49 AL DÍA Ignacio Ruiz Quintano EL ÁRBOL DE LA CIENCIA l árbol de la ciencia no arraiga en el campus del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) El árbol de la ciencia es un colosal bronce de Chirino inspirado en el broncíneo- de berberisca tez decía Giménez Caballero- -don Santiago Ramón y Cajal, a quien sus compañeros bohemios de generación lo colaban en la cola de las putas porque era el único que tenía que trabajar. El árbol de la ciencia mide cinco metros de altura y trece de anchura y pesa siete toneladas. Lo plantaron hace unos días la esposa de Arenillas, que es ministra de Educación a la española, y el presidente del CSIC, que se firma Martínez- A. que es como si su paisano y amigo de la Moncloa se firmase Rodríguez- Z. aunque, tratándose de sabios, cualquier extravagancia pasará por grande proverbio. En el BOE, cuando lo de su nombramiento, devolvieron las galeradas porque en el BOE no se admiten diseños con los apellidos: Martínez Alonso no puede convertirse en Martínez- A. eso es todo. Resulta que El árbol de la ciencia no pega ni con cemento armado en ese entorno, pero era el mejor pretexto para enviar al desván el busto del padre Albareda, un boticario del Opus. Pero El árbol de la ciencia no ha resistido los cálculos de la esposa de Arenillas y del amigo de Rodríguez, el tal Martínez- A. mármol de Villasimpliz, y se ha venido abajo como una torre de Pisa, ajeno por completo al discurso mágico del jefazo de los científicos españoles en el acto de plantación, que dijo: Los árboles son los seres vivos más longevos, y tienen la capacidad de retirar CO 2 y devolver oxígeno, algo que ahora, más que nunca, es mucho más necesario debido a los efectos del cambio climático ¿Caben más tópicos progresistas en menos renglones retóricos? No sé si tras el discurso se sirvió una copa de vino español (un Romanée Conti para no echar a perder el paladar de la señora de Arenillas) En el jardín de la ciencia El árbol de la ciencia se tambalea hasta tal punto que han recurrido a la radial para salvarlo. E EFE Arden 7.000 toneladas de papel en una fábrica de Fuenlabrada Aunque apenas tardaron una hora en controlarlo, los bomberos de la Comunidad afirmaron que aún pueden tardar dos o tres días en apagar completamente el incendio que se produjo en la tarde de ayer en una fábrica de papel prensado de Fuenlabrada, donde se almacenaban 7.000 toneladas de este material. La Policía Municipal baraja la posibilidad de que el fuego haya sido intencionado, ya que tuvo su origen en varios focos. Un falso cartero asalta a una mujer en su piso, la ata y la intenta quemar viva Vecinos de Las Rozas acudieron a sofocar las llamas y encontraron a la víctima, que se encontraba amordazada s Se usaron pastillas inflamables para el incendio JOSÉ M. CAMARERO MADRID. La tragedia estuvo a punto de cebarse ayer con una familia de Las Rozas, después de que un falso cartero que dijo llevar un envío certificado accediera a la vivienda en la que se encontraban madre e hijo, amordazara a la mujer y prendiera fuego al inmueble en apenas unos minutos. Sobre las once de la mañana, la mujer, Manuela R. G. de unos 50 años, y uno de sus hijos, de 17, se encontraban en su casa- -situada en el tercer piso del número 32 de la avenida de la Constitución de la localidad madrileña- cuando el falso cartero accedió a la vivienda, dejó a la mujer maniatada a una silla y prendió fuego en cuatro puntos diferentes. Al parecer, este individuo no actuó solo, sino que iba acompañado por al menos otro delincuente, aunque este extremo no está confirmado. Pronto, las llamas originaron una gran humareda, que alertó a vecinos y peatones. Uno de ellos accedió a la vivienda y pudo salvar a la mujer y avisar a su hijo, que se encontraba durmiendo en el dormitorio sin enterarse del trágico episodio. tadas intimidatorias ante la Guardia Civil, motivo por el cual estaban siendo investigados. Al lugar de los hechos llegaron varias dotaciones de Bomberos y una del Samer- Protección Civil de Las Rozas, para atender a los heridos. Tanto la madre como el hijo, ambos conscientes, presentaban síntomas de intoxicación por el humo. La mujer, además, tenía quemaduras en las vías respiratorias, por lo que se encuentra ingresada en el Hospital Puerta de Hierro. Sin embargo, no era la primera vez que ocurría un suceso parecido, en el mismo edificio y contra la misma familia, aunque no de manera tan virulenta. Según varios vecinos, que ayer no salían de su asombro ante el incendio que asoló toda la vivienda, ya han sido tres las ocasiones en las que han intentado quemar la casa. La última fue en marzo según recuerda Francisco, aunque no consiguieron tantos desperfectos explica. La comunidad de vecinos en la que se encuentra el piso incendiado se sentía atemorizada; nadie se explica cuáles pueden ser las causas por las que se quiera atacar a esta familia. Son normales, nunca han tenido ningún problema con el resto de vecinos y, aparentemente, no han hecho nada explicaban Sonia y Lorena. En la casa incendiada vivían un matrimonio y sus dos hijos adolescentes. Al parecer, el marido de la mujer herida se encontraba de baja, después de permanecer durante una temporada trabajando en los hipermercados Carrefour. No sabemos por qué ha sido la baja, pero tampoco creemos que tenga nada que ver afirmaban dos vecinas. No era la primera vez Pastillas inflamables Los agentes de la Guardia Civil, que se encuentran investigando el caso, recogieron pastillas inflamables, utilizadas para provocar el incendio. Los investigadores intentan explicar cuál fue el móvil del ataque. Fuentes policiales explicaron que la familia había denunciado amenazas telefónicas y pin- La familia había denunciado ante la Guardia Civil amenazas telefónicas y pintadas intimidatorias