Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 6 07 SALUD Los mínimos impuestos en el peso de las modelos de la Pasarela Cibeles han sido un importante avance contra la anorexia Psiquiatría TEXTO: PILAR QUIJADA FOTO: ÁNGEL DE ANTONIO Obsesión por adelgazar El verano es época propicia para que se consoliden prácticas de adelgazamiento que pueden acabar en trastornos de la alimentación en algunas adolescentes. Descubrirlo a tiempo es crucial n verano muchas adolescentes se ponen a dieta. Algunas, la empezaron antes- -hacia Semana Santa- -con la intención de bajar unos kilos de cara al verano. Para la mayoría será algo pasajero. Para un pequeño porcentaje. se convertirá en algo mucho más serio. No se conformarán con la pequeña rebaja de peso que se habían propuesto y querrán perder más y más... No verán el momento de parar, aun cuando su delgadez empiece a ser excesiva. Incluso si han seguido los consejos de un especialista para perder peso, querrán ir más allá de lo que les ha recomendado. Adelgazar se convertirá en una auténtica obsesión. En otoño, algunas de ellas llegarán obligadas por sus padres a las Unidades de Transtornos Alimenticios de algún hospital co- E Dónde acudir -La web de la Federación de Asociaciones de Ayuda y Lucha contra la Anorexia y la Bulimia nerviosas, tiene enlaces a páginas regionales y completa información: www. feacab. org. -La ONG Protégeles tiene una web para ayuda a adolescentes y también para dar consejos a amigos y familiares: www. masqueunaimagen. com mo El Niño Jesús, donde el equipo del doctor Gonzalo Morandé atiende a unas 800 jóvenes. Hay algunos varones, pero sólo constituyen aquí un 10 por ciento del total de los casos (en toda España, rondan el 5 por ciento) La población más vulnerable es la adolescente, en concreto la femenina. Niñas que desde hace tiempo están dando señales de que están a disgusto con su cuerpo explica este psiquiatra. Unas señales que afortunadamente los padres están aprendiendo a descifrar cada vez más precozmente. Palabras como anorexia y bulimia no son desconoci- Con el tratamiento psicológico se persigue rearmar a la familia, para que se enfrente al problema y darle otra salida a esa adolescente que no sea la de enfermar das. La alarma social nos ha beneficiado. Ahora los síntomas se conocen mejor. Y aunque el grueso de los casos llega en otoño e invierno- -cuando el cuadro clínico ya está instaurado- -esta semana hemos visto a dos adolescentes que habían empezado a perder peso en Semana Santa. Ése el cambio más importante en los últimos años en lo que a tratamiento se refiere: la familia reconoce los síntomas más pronto, y empezar a tratar antes a las adolescentes conlleva técnicas más sencillas y los resultados son mucho mejores señala Morandé. En la anorexia los síntomas son más evidentes por la disminución excesiva de peso, con pérdida de la menstruación. En la bulimia, puede ser más complicado reconocerlos, porque las jóvenes estan en su peso o ligeramente por encima de él. En este caso se pro-