Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 INTERNACIONAL El terrorismo vuelve a apuntar a Londres SÁBADO 30 s 6 s 2007 ABC A dos años del 7- J 7 julio 2005: Tres bombas en tres líneas del metro. Un cuarto artefacto causa 14 muertos en un autobús. El Grupo de la Organización Secreta de Al Qaida para la Yihad en Europa reivindica los ataques en internet. 9 julio: Las Brigadas de Abu Hafs al Masri se atribuyen en internet los atentados. 13- 14 julio: Se anuncia la identidad de los suicidas. 21 julio: Fallan cuatro bombas en estaciones de metro y un autobús. Agosto 2006: Scotland Yard desbarata un plan que preveía hacer estallar en vuelo varios aviones mezclando explosivos líquidos. Oficiales de Policía examinan una cabina telefónica en Picadilly Circus en busca de detonadores o explosivos AP El primer desafío de Brown El nuevo primer ministro reconoce que el Reino Unido afronta una seria y continuada amenaza islamista s La ignorancia de los servicios secretos sobre el nuevo intento terrorista arroja serias dudas sobre su eficacia POR E. J. BLASCO LONDRES. Quienes dejaron en la madrugada de ayer el coche bomba a las puertas de una discoteca en el centro de Londres eligieron una fecha próxima al segundo aniversario de los ataques del 7 de julio de 2005. El 7- J, cuatro terroristas suicidas hicieron estallar sus respectivas mochilas cargadas de explosivos en tres convoyes del metro y en un autobús, matando en la acción a otras 52 personas. Tradicionalmente protector de la libertad y el asilo de elementos radicales cuando la desestabilización y el terror eran en el exterior, el Reino Unido despertó al peligro islamista sufriéndolo en propia carne. Los cuatro suicidas del 7- J eran británicos. Tres de ellos nacidos en Inglaterra. Justo dos semanas después tuvo lugar el 21- J, un intento de repetir los ataques. Cuatro terroristas mulsumanes de origen africano y nacionalizados británicos, tuvieron que dejar sus bombas en cuatro metros y un autobús al fallarles el detonador. En una persecución por todo Londres y en el extranjero, los autores y sus cómplices fueron detenidos. El juicio contra ellos acaba de tener lugar y se está a la espera de sentencia. va más allá de Blair y de su guerra de Irak, recordó ayer que el país afronta una seria y continuada amenaza; necesitamos ser vigilantes todo el tiempo y la gente debe estar alerta Al año siguiente del 7- J se produjo otra alarma terrorista, cuando en agosto de 2006 se desbarató un plan para hacer explotar varios aviones que salían de Londres con destino a EE. UU. Apenas ha habido luego información sobre ese complot, pero entonces se aseguró que el método para las explosiones era la mezcla de líquidos. A partir de esa fecha, el nivel de alerta en el Reino Unido está permanentemente en grave lo que significa que un atentado es altamente probable, como ayer quedó nueva- Prioridad absoluta Desde ese verano, la detección de planes terroristas ha sido la prioridad de los servicios de seguridad. Gordon Brown, que se ha estrenado con una masacre a punto de ser cometida, como muestra de que el terror mente de manifiesto. El MI 5, el servicio de espionaje interior, ha llegado a investigar unas treinta conspiraciones serias Dos núcleos de activistas han sido detenidos y llevados a juicio, con condenas que en muchos casos llegan a la cadena perpetua. En los procesos han salido detalles de sus planes, como la colocación de bombas en el estadio de fútbol del Arsenal o en la popular discoteca Ministry of Sound El hecho de que los servicios de espionaje no tuvieran ninguna constancia de la preparación del coche bomba arroja dudas sobre su eficacia para detener nuevos atentados. La radicalización de una parte de la población musulmana británica, sobre la que hasta ahora se había prestado poca atención y que puede actuar por su cuenta o auxiliar acciones llevadas a cabo por elementos exteriores llegados a tal efecto, constituye una amenaza difícil de controlar. ABC. es Informe sobre la amenaza del terrorismo islamista en el mundo en abc. es internacional