Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA El regreso de Rato convulsiona la política nacional SÁBADO 30 s 6 s 2007 ABC Edurne Uriarte Reacciones LA TERCERA TRAMPA Los datos que conocemos sobre Navarra hacen sospechar que el presidente del Gobierno se dispone a realizar su tercera trampa en un debate sobre el estado de la Nación. La tercera sobre ETA y el problema vasco. Sacar el acuerdo con NaBai del debate del martes, con la más que burda maniobra de retrasar la presentación de la candidatura de Fernando Puras hasta después del debate. La diferencia de esta trampa con las dos anteriores es que la credulidad de la oposición y de la opinión pública se agotó hace tiempo. El estilo político del presidente es conocido por propios y ajenos y lo que antes parecía casualidad o simple picardía, ahora parece lo que es, ocultamiento y engaño. A la oposición y a los ciudadanos. La primera trampa se produjo en el debate del estado de la Nación de 2005. Zapatero anunció su propósito de pedir autorización para el diálogo con ETA justo después de que Rajoy hubiera agotado sus turnos de intervención. Y la segunda, al año siguiente, en el mismo debate. Zapatero contaba con el apoyo de Rajoy para los contactos con ETA sin negociación política y con su compromiso para evitar la confrontación sobre ese asunto en el debate. Utilizados ambos y acabado el debate, los socialistas anunciaron la inminente reunión de Patxi López con Batasuna. Es decir, el cumplimiento de uno de los compromisos de la negociación política con ETA. La falta de transparencia, la manipulación, el ocultamiento, el engaño, la falta de respeto al jefe de la oposición, son los aspectos formales de la cuestión. Sobre el fondo, aún más significativo, supimos luego que aquellas trampas de 2005 y 2006 enmascaraban pactos inconfesables e impresentables. Que había acuerdos previos con ETA que hacían muy arriesgadas las explicaciones y la confrontación de datos y argumentos en pleno debate sobre el estado de la nación. Sobre Navarra, cabe preguntarse qué lo hace impresentable e inconfesable en el debate del martes. Si lo obvio, los objetivos políticos de NaBai que ni Zapatero se atreve a sostener públicamente con su apoyo al pacto. O si se trata de una nueva maniobra para mantener viva la negociación con ETA. Ángel Acebes Secretario general del PP Rato ayudará a Rajoy a ganar las elecciones desde donde pueda y se le pida. Su vuelta es una muy buena noticia Esperanza Aguirre Presidenta de Madrid Rato, en una conferencia de prensa en Washington el pasado mes de abril AP Rato dimite per amore La decisión de Rato de abandonar el FMI ha tenido amplia repercusión en la prensa extranjera, que ensalza las grandes reformas que ha emprendido y le presenta como un líder internacional POR JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. En la prensa extranjera, Rodrigo Rato es percibido como un personaje de talla internacional, cuya decisión personal de dimitir del FMI para regresar a España tiene muchas dimensiones internacionales, nacionales, incluso personales, de la más alta importancia económica y política. Wall Street Journal comienza por informar escuetamente, recordando que Rato lanzó una de las grandes reformas de la historia del FMI, un impulso que su sucesor deberá continuar tras la puesta en pie de un proyecto forzosamente inconcluso y necesitado de una amplia concertación multilateral. Financial Times (FT) insiste en la sorpresa espectacular de la decisión personal de Rato, que había conseguido un apoyo considerable para sus proyectos de reformas, abandonadas antes de tiempo y que heredará su sucesor, cuyo nombre ya es objeto de incontables cábalas. A juicio de FT, la inesperada decisión de Rato provocará un debate de fondo sobre las condiciones de elección y mandato de las grandes instituciones financieras internacionales, cuya arquitectura interna se encuentra en estado de transición Por su parte, Washington Post prefiere insistir en el arco iris de candidatos, presumidos y reales, que ya piafan por sustituir a Rato, presentado como un líder internacional evidente. En Fráncfort, Frankfuter Allgemeine Zeitung (FAZ) destaca la noticia en la primera columna de su primera página, presentada como un aldabonazo para quienes se interesan por la gestión de la alta economía internacional. En París, Le Monde escribe: Padre de tres hijos, antiguo ministro de economía, artífice del milagro económico español, Rato espera dejar su huella en la historia del FMI, imponiendo la reforma más ambiciosa desde su creación, en 1945 Por su parte, Les Echos prefiere subrayar que Rodrigo Rato está llamado a ocupar un puesto de primer plano en la política española En las Américas, de México a Argentina, Rato es presentado una y otra vez como el arquitecto del milagro económico español aunque los países con problemas de crédito lo perciben asociado al rigor del Fondo Monetario Internacional. En México, El Universal destaca unas declaraciones de Alejandro Wierner, subsecretario de Hacienda y crédito público, que habla del liderazgo crucial de Rato al frente del FMI, cuya organización fue reorientada bajo su dirección, imprimiéndole años muy buenos para la institución En Caracas, El Universal venezolano subraya que Rato es elogiado en Washington como consecuencia de su visión y dedicación al frente del Fondo mientras que, en Caracas, no tenemos esperanza alguna en el posible cambio de las políticas del FMI En Buenos Aires, Clarín insiste en la doble dimensión internacional y nacional de la personalidad de Rato: La situación del Gobierno de Zapatero es delicada y Rato quiere estar allí para capitalizar el descontento, a la espera de las elecciones del año que viene, cuando deberá aclararse quién suceda a Zapatero En un terreno mucho más personal, en Milán, el Corriere Della Sera titula: El presidente del FMI dimite por amor El Corriere afirma que Rodrigo Rato desea consolidar las relaciones familiares entre sus hijos y una conocida periodista española, diecisiete años más joven que él. Rato lo hará bien, como lo ha hecho siempre, vaya donde vaya. Es una persona extraordinaria Alberto Núñez Feijóo Presidente del PP de Galicia Es un político referente para toda España, ideologías aparte. Es un lujo contar con alguien como él en el partido Pedro Sanz Presidente de La Rioja Rato podrá sumar esfuerzos en el partido para apoyar al presidente, Mariano Rajoy, a complementar proyecto de futuro para ganar las elecciones Fernández de la Vega Vicepresidenta del Gobierno Capitalizar el descontento Financial Times dice que esta decisión provocará un debate sobre la elección y mandato de las grandes instituciones Rato quiere estar en España para capitalizar el descontento y esperar a las generales de 2008, señala Clarín Hay movimientos que se están produciendo en el PP, lo que es normal en cualquier formación cuando se ha perdido poder político José Blanco Jefe de Organización del PSOE El regreso precipitado de Rato pone de manifiesto que todo el mundo, incluidos los propios dirigentes del Partido Popular, reconocen que Rajoy ha sido un error