Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 ESPAÑA VIERNES 29 s 6 s 2007 ABC El Congreso aprueba la ley que permite a los invidentes votar en braille Las personas sordas celebran el visto bueno a las lenguas de signos españolas J. L. L. MADRID. El Pleno del Congreso aprobó ayer por unanimidad dos importantes reformas legislativas con las que se pretende un reconocimiento social a los discapacitados. Por un lado, la Cámara dio el visto bueno a una proposición por la que se modificará la ley orgánica de Régimen Electoral General (Loreg) para facilitar el derecho al voto secreto de las personas ciegas o con deficiencia visual. Por otra parte, el Parlamento dio luz verde al proyecto por el que se reconocen las lenguas de signos españolas y se regulan los medios de apoyo a la comunicación oral de las personas sordas, con discapacidad auditiva y sordociegas. La modificación de la ley electoral permitirá a los invidentes ejercer su derecho al voto sin que tengan que recurrir a la ayuda de otra persona, como ocurre hasta ahora. Se abre así la vía para que las personas ciegas ejerzan su derecho a sufragio mediante la utilización del sistema braille. Los grupos parlamentarios pactaron, finalmente, que la discapacidad no se hará constar en el censo, con el fin de no vulnerar la protección de datos, al tiempo que decidieron que se usarán papeletas entintadas y con material de apoyo en braille. Además de este aspecto, la reforma regula el voto por correo del personal embarcado en buques de la Armada, la Marina Mercante o la flota pesquera, de los militares o miembros Caldera, ayer en el Congreso, junto a representantes de colectivos de discapacitados de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que cumplan misiones en el exterior, así como de los ciudadanos que se encuentren temporalmente en el extranjero, como los beneficiados con las becas Erasmus. En cuanto a la iniciativa que da rango legal a las lenguas de signos. el proyecto establece que las instituciones deberán garantizar intérpretes y toda la información necesaria a personas con discapacidad auditiva cuando, por ejemplo, acudan a un ayuntamiento a realizar gestiones, a la estación de tren para comprar un billete o a la consulta del médico. Decenas de personas sor- EFE das acudieron al Congreso a celebrar la aprobación de la ley en su propia lengua: brazos en alto, mostrando las palmas y agitando las manos en señal de alegría. Algunos de ellos reivindicaron una mayor implicación de los poderes públicos con su lengua al grito de que signe Caldera