Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 29 s 6 s 2007 Matanza de soldados españoles en el Líbano ESPAÑA 15 El relevo para seis héroes La Brigada de Infantería (Brilat) despidió ayer a 700 de los 1.100 soldados que en los primeros días de julio sustituirán al contingente español desplegado en el Líbano s El atentado del domingo revistió el acto de solemnidad y emotivo recuerdo a los caídos POR ÉRIKA MONTAÑÉS FOTOS MIGUEL MUÑIZ FIGUEIRIDO (PONTEVEDRA) De su última misión internacional, desarrollada entre octubre de 2006 y febrero de este año, las tropas de la Brilat (Brigada de Infantería Ligera Aerotransportable) desplegadas en Afganistán regresaron con el ataúd de la primera soldado muerta en acto de servicio, la gallega Idoia Rodríguez Buján. Con ese pesar aún latente, 700 soldados de esta unidad, de los 1.100 soldados que relevarán al contingente español desplegado al sur del Líbano, desfilan de nuevo en la base General Morillo de Figueirido (Pontevedra) con una nueva inquietud. Todos tienen en mente seis nombres: Manuel David Portas, Yeison Alejandro Castaño, Juan Carlos Víllora... Ellos y sus familias conocían desde hace tiempo que en la primera quincena de julio unos 1.100 soldados (entre las fuerzas de la Brilat y de otras unidades del Ejército de Tierra) sustituirían al contingente terrestre que conforma, en la base Miguel de Cervantes la Brigada Multinacional Este de Unifil (Fuerza Interina de Naciones Unidas en el Líbano) Lo hacen junto a países tan distantes como Nepal, Guatemala o Alemania, bajo un mandato unánime del Consejo de Seguridad de la ONU: comprobar el cese de hostilidades entre Hizbolá e Israel y prestar ayuda al Gobierno libanés. Sin embargo, esa fuerza desplegada ha perdido, desde su primer destacamento en 1978, 260 soldados. Los últimos, el pasado domingo. Seis españoles. Por eso, su recuerdo empaña todo el acto de despedida en la Plaza Su Majestad Don Juan Carlos de la base General Morillo Por un lado, el mutismo de los altos mandos es absoluto: Con los ríos de tinta que han corrido sobre lo de los inhibidores... justifican fuentes de la Brilat. Por otro, tras pasar estricta revista a las tropas y saludar a las autoridades militares y civiles, los discursos del jefe de la Brilat, que ostentará la jefatura los próximos cuatro meses en el país asiático, el general José María Prieto Martínez, y del jefe de la Fuerza de Acción Rápida, el general de División Virgilio Sañudo Alonso de Celis, se convierten en una advertencia a los soldados, una llamada a la confianza y un mimo a las familias que, estoicamente, soportan el sofocante calor y la incertidumbre por la suerte que correrán sus hijos, sobrinas, yernos... dos como el domingo matiza. En el centro de la plaza, continúa el adiestramiento moral de los 700 soldados, en posición de formar, 450 de los cuales provienen de la base Cabo Noval de Asturias, un 2 por ciento no nacieron en España y el 7 por ciento son mujeres. Las palabras del general Prieto no suenan a estricta misión de paz Quiero que extreméis las medidas de seguridad y de protección. Debéis estar vigilantes siempre. Evitad que un descuido provoque un accidente del que tengamos después que lamentarnos. No bajéis la guardia nunca El cumplimiento de la misión conlleva un riesgo va implícito en el código de servicio del Ejército aunque, si ellos lo tienen asumido, algunas familias han tenido que aprenderlo a base de años. Y sustos. Belén ha acudido al acto de despedida de su marido Julio, de 50 años, que va a participar en ésta su cuarta misión internacional. Después de su regreso de Irak, un país en guerra el Líbano parecía cosa de coser y cantar. Pero Belén, flanqueada por dos de sus hijas, ahora no lo tiene tan claro. Lo del domingo nos tiene mucho más sensibilizados. El peligro existe, eso está claro, pero parece que tienen que pasar cosas hasta que se dan cuenta de que nuestros soldados todavía no están equipados suficientemente Hasta que su marido retorne antes de Navidad, esta ferrolana admite que estará intranquila, cuanto menos Quizá por eso, al término del acto ecuestre, ella y sus hijas aprovechan un cruce de caminos con Julio. Le acarician y le devuelven con una sonrisa parte de sus sacrificios. María Ángeles viene de Burgos. Su hijo cuenta, en sus 33 primaveras, con otras cuatro misiones a sus espaldas. Esta abnegada madre parece curtida en episodios extremos y reconoce que no está nerviosa a pesar de que las experiencias de Afganistán e Irak fueron duras. Siempre se está un poco en vilo añade. Es su profesión y lo llevan en su espíritu mastica mientras se aleja de la base pontevedresa. No bajéis la guardia nunca Los soldados intercambian la boina de su unidad por la celeste de Naciones Unidas. Y escuchan los consejos del general Prieto: Quiero que el compañerismo en el Líbano sea una fórmula de vida. En la distancia, hay momentos en los que las preocupaciones pueden provocar desánimo, y son esos momentos los que distinguen al buen soldado: ése que se sacrifica, que ayuda, que se ofrece al más débil... En el tendido de sol -sólo una parte de los familiares están bajo las dos carpas habilitadas- -la madre de un capitán del contingente cree que esa distancia es, a veces, la peor consejera del que aguarda una noticia de su allegado. Aunque tampoco hace faltar irse lejos para que ocurran los atenta- De su última misión en Afganistán, las tropas de la Brilat regresaron con el ataúd de Idoia Rodríguez, la primera soldado española muerta. Las familias asumen que nadie está libre de que le toque un infortunio Por su entereza en la espera Ese espíritu de servicio a la patria es el eje de la alocución del general Sañudo. Y a las consig- nas de respetar la legalidad internacional, los derechos humanos y el mandato de Naciones Unidas así como fortalecer la imagen de Ejército bien preparado, que nunca ha incurrido en ningún acto de humillación a un semejante el jefe de la Fuerza de Acción Rápida coloca las notas más emotivas de la parada militar. Sañudo lanzó el abrazo más fuerte de la familia militar a unas familias que se quedan en España y demuestran su apoyo y entereza en las ausencias. Respecto a los héroes caídos el general aseguró que no los olvidaremos nunca ya que esos compañeros de la Brigada Paracaidista son seis caballeros legionarios que fallecieron en una misión para mantener la paz y la seguridad internacional Ellos han sido nobles instrumentos de la patria al servicio de tan elevados fines refrendó. Mientras afloraban las primeras lágrimas en los rostros de sobriedad forzada entre los familiares, el consuelo se hizo extensivo a las familias de los seis soldados con la colocación de una corona floral en el monumento a los miembros del Ejército caídos. La marcha fúnebre en la banda de la Brilat y el desfile efectuado a una cadencia de 127 pasos por minuto concluyeron la solemne ceremonia. El vino previsto para compartir con los familiares se suspendió en acto de duelo. En la mente de todos, de nuevo, Yhon Edisson Posada, Jeferson Vargas o Jonathan Galea... Nadie estamos libres de que nos toque dice María Ángeles. Algunos familiares observan ayer en Figueirido (Pontevedra) el desfile del acto de despedida de los soldados españoles de la Brilat