Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 29 s 6 s 2007 Matanza de soldados españoles en el Líbano ESPAÑA 13 El Ejército dice que sus informes son confidenciales El Estado Mayor del Ejército de Tierra negó ayer que exista un informe, desvelado por Europa Press, sobre la compra de los inhibidores en el que señala que no se produjo ningún error ni retraso en la adquisición de estos sistemas, y que dichos informes son confidenciales y sólo los conoce el jefe del Estado Mayor del Ejército y el destinatario Ese informe indicaría que se consiguió superar la dificultad que supuso que el gasto destinado por los Presupuestos Generales del Estado al capítulo de misiones internacionales no llegara hasta el pasado mes de mayo, informaron a Ep fuentes militares. El Ejército de Tierra podría plasmar estas conclusiones en el documento que trasladará al jefe de Estado Mayor de la Defensa. Un convoy de soldados de la ONU patrullando en el sur del Líbano AFP Altos mandos atribuyen a la histeria de Alonso el envío precipitado de inhibidores Los militares consideran ya inútil la colocación de estos aparatos en los BMR, desde el momento en que el enemigo sabe qué es lo que tenemos PALOMA CERVILLA MADRID. Las decisiones que está adoptando el Gobierno en relación al precipitado anuncio, por parte del ministro de Defensa, José Antonio Alonso, del envío de inhibidores al Líbano, cuando hace pocos días se hablaba de que estaban aún en tramitación, está causando sorpresa en el seno del Ejército, según las fuentes solventes consultadas por ABC. Este hecho se suma al malestar existente por la constatación de que el Ejecutivo ha descargado la responsabilidad del problema en el Ejército de Tierra, como máxima autoridad en la tramitación de la contratación de los inhibidores. Como ya adelantó ABC en su edición de ayer, en fuentes solventes se teme que desde el Gobierno se quiera hacer pagar al Ejército la responsabilidad del retraso en la compra de este mecanismo, concretamente en el jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra, general Carlos Villar Turrau. Estas mismas fuentes indican que la cabeza del Jeme la veo delicada aunque no descartan que al final puedan verse afectados otros altos mandos militares. En el momento en el que Alonso anunció el inicio de una investigación se produjo un choque soterrado entre el Gobierno y el Ejército. Militares apuntan al Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero como responsable de esta insólita situación, pero se lamentan de que aquí nadie paga por nada Las quejas apuntan también a la situación de precariedad en la que están desarrollando estas misiones internacionales. La polémica que se ha levantado después de desvelar el propio Alonso que el BMR en el que viajaban los seis militares asesinados carecía de inhibidores, tras el ataque con coche bomba, está llevando al Gobierno a adoptar decisiones precipitadas. En palabras de las fuentes consultadas, estas decisiones son fruto de la histeria del Gobierno, que tiene que hacer Italia sí los tiene El Estado Mayor de la Defensa italiano ha corregido al ministro José Antonio Alonso y ha asegurado que ellos sí que cuentan con inhibidores en el Líbano desde el inicio de la misión contrariamente a lo que el Ministerio de Defensa español había afirmado en una nota oficial. Desde el PP se considera vergonzante que Italia haya tenido que corregir al ministro español y denuncia que afecta a su credibilidad Son decisiones políticas y no militares. El Gobierno tiene que hacer ver que se toman decisiones ver al contribuyente que se toman decisiones apuntando que estan siendo decisiones políticas y no militares En el seno del Ejército no se explican cómo, de repente, el ministro anuncia el envío urgente de inhibidores, cuando el día 24 no había ninguno para el Líbano y se agilizan los trámites que se iniciaron en noviembre. En este sentido, hay que recordar que el ministro afirmó en la base española en Marjayún que el 7 de noviembre de 2006 el jefe del Estado Mayor de la Defensa había ordenado que todos los vehículos en misiones en el extranjero fueran dotados de inhibidores y que se encargaron setenta. La responsabilidad de su contratación correspondió al Ejército de Tierra y las primeras unidades comenzaron a llegar el 29 de mayo. El miércoles, el ministro anunció que enviará al Líbano con urgencia cuatro BMR con inhibidores, otros tres se prepararán esta semana y treinta más se enviarán a la zona para que se instalen en los vehículos allí desplazados. La precisión de estos datos adelantados por José Antonio Alonso ha llenado de estupor a los mandos militares, que llegan a afirmar que el inhibidor ha dejado ya de ser útil, en el momento que el enemigo sabe ya lo que tienes. Las informaciones que dan los medios de comunicación en España se oyen y se leen en todos los países de la zona y se traducen en todos los idiomas comentan las fuentes consultadas, que apuntan a que esta circunstancia nos obligará a buscar otro procedimiento de seguridad La prioridad para los mando militares y para el Gobierno siempre ha sido la misión de Afganistán, donde la actua- ción se se centraba más en responder los posibles ataques, mientras que en el Líbano, inicialmente, la misión tenía un carácter más preventivo. Las circunstancias han cambiado y el ministro tuvo que admitir ayer que los cuatro blindados dotados con inhibidores que se enviarán al Líbano estaban preparados para Afganistán. Concretamente, dentro de la misión de instrucción y formación del ejército afgano que está pendiente de autorización por el Congreso. No hay cambios en la estrategia El ministro admitió que no es una urgencia la misión de entrenamiento al ejército afgano y que, en estos momentos, es más urgente asegurar y aumentar la seguridad en el Líbano Al margen de este cambio en el destino de los BMR, desde el Gobierno no se ha dado ninguna orden para cambiar la estrategia de las operaciones en el exterior. Tampoco se suspenderá el envío de cincuenta militares para formar al ejército afgano, sino que simplemente se ha pospuesto la petición al Parlamento, ya que la fecha prevista, el pasado martes, no fue posible al coincidir con los funerales por los seis militares fallecidos. De hecho, Alonso afirmó que tendré que pedir autorización cuando sea para esta misión de formación, que estaba previsto que lo hiciera hace unos días Más información sobre el ataque: http: www. mde. es