Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Jueves 28 de Junio de 2007 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.433. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF. Marruecos. 16 Dh. Color español en la Gran Muralla Un artista valenciano aficionado a las obras de gran formato, Rodolfo Navarro, colocará un espectacular cuadro de mil metros cuadrados de superficie en un tramo de la Gran Muralla china PABLO M. DÍEZ E puede pintar un Patrimonio de la Humanidad como la Gran Muralla china? Como todo en este país de sutilezas, sí y no. Por eso, el artista español Rodolfo Navarro ha aprovechado los márgenes que ofrece la protección cultural en el gigante asiático para adornar el monumento pero sin derramar ni una gota de pintura sobre el mismo. Y no se trata de ningún acertijo oriental, sino de uno de los actos más vistosos del Año de España en China. El próximo 1 de octubre, coincidiendo con el 58 aniversario de la fundación de la República Popular, Rodolfo Navarro colocará un enorme cuadro de mil metros cuadrados de superficie en uno de los tramos más imponentes de la Gran Muralla, el paso de Ju Yongguan que servía como puerta de entrada a Pekín. Podría parecer que el pintor, nacido en Valencia en 1966, se ha contagiado de la majestuosidad del monumento, pero Navarro ya ha realizado varias obras de considerables dimensiones. Entre ellas, destacan el cuadro de 250 metros cuadrados que en 1996 cubrió el hueco de la escalera de herradura de la Cour des Adieus, en el Palacio de Fointainebleau de París, o el de 350 metros cuadrados que adornó en 1997 el interior de un patio del siglo XVII en Wolfsburg (Alemania) Aficionado a estos descomunales murales, especialmente apropiados para verse desde la distancia o en las alturas, Navarro ha encontrado su sitio natural en la nueva China del crecimiento económico, donde todo se hace a lo grande. Desde el pasado 11 de abril, el autor valenciano se encuentra en Pekín, donde continúa inmerso a buen ritmo en la Irene Lozano MISIÓN DE PAZ, SÍ SEÑOR los cascos azules de la ONU nunca se les ha visto patrullando el principado de Mónaco: que sus misiones sean de paz no significa que se desplieguen en lugares apacibles. Hacen falta precisamente allí donde la paz es frágil. Y su labor es pacífica porque no consiste en guerrear, ocupar un territorio, derrocar un Gobierno o someter a un enemigo, objetivos clásicos de las misiones de guerra. Lo que suelen hacer es interponerse entre dos bandos que acaban de establecer un alto el fuego precario o tratar de evitar un estallido de violencia allí donde la tensión lo hace previsible. Así que, por definición, están presentes en zonas de conflicto, y rasgarse las vestiduras por el riesgo que asumen es impostura, oportunismo o ganas de cogérsela con papel de fumar. Lo que hay que exigir es que dispongan de todos los medios materiales para garantizar su integridad: porque nos importan sus vidas y porque su supervivencia es el requisito sine qua non para que la misión tenga éxito. En tiempos de la ocupación napoleónica podía parecer dulce y decoroso morir por la patria en mangas de camisa. Pero ahora seis chavales humildes han dado su vida por una patria ajena sin que mediaran intereses nacionales o imperiales. No dejo de pensar en cómo seis madres se narrarán la historia de la muerte de sus hijos para dotarla de sentido. Pienso en cuánto les reconfortaría excluir la palabra inhibidores de su relato y descartar una emboscada de la burocracia. Pienso en su necesidad de saber que sus hijos murieron porque un día añadieron a su uniforme ese casco azul que simboliza los altos ideales de las Naciones Unidas. Arriesgaron su vida por ellos y perdieron. Pero no estaban equivocados. A ¿S Fotomontaje realizado por el autor de la obra, Rodolfo Navarro (en el recuadro) conclusión de su obra en una nave de 850 metros cuadrados situada a las afueras de la ciudad. Me levanto todos los días a las cinco de la mañana y trabajo unas catorce horas explica Navarro a ABC, quien ha titulado a su obra Interior... Externo El gigantesco cuadro es una especie de collage con motivos, figuras y cuadros de distintas dimensiones, que van de los dos hasta los seis metros cuadrados. Una vez ensamblados, todos ellos formarán un panel que recubrirá las pa- ABC redes de la Gran Muralla y cuyos vivos colores contrastarán con los tonos ocres de la piedra y saltarán a la vista desde la distancia. Está pensado para que se contemple desde lejos rompiendo la percepción visual, pero he pintado hasta el más mínimo detalle porque luego los cuadros que conforman el mural se venderán por separado asegura el artista, con bastante olfato comercial y con la intención de abarcar con sus obras de gran tamaño ese enorme mercado que es China.