Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 28 s 6 s 2007 MADRID 55 La Comunidad podría cerrar un geriátrico si confirman malos tratos a los ancianos Se investiga si la residencia Juan XXIII, de Alcobendas, ató y descuidó a los internos s El Gobierno regional ha abierto un expediente sancionador MARÍA ISABEL SERRANO MADRID. La Comunidad de Madrid, a través de su Consejería de Familia y Asuntos Sociales, podría clausurar la residencia de ancianos Juan XXIII, de Alcobendas, si el expediente sancionador- -en marcha desde el pasado lunes- confirma que se han producido serias negligencias y un presunto maltrato hacia los internos, lo que se considera faltas muy graves indican fuentes oficiales. La inspección se centra en comprobar si es cierto que en la tercera planta del geriátrico- -totalmente privado- más de veinte ancianos dormitaban en posturas imposibles sobre sillas de terraza, muchos de ellos atados, y que algunos presentaban moratones y marcas, según las imágenes de un video- -hecho a base de cámara oculta- -emitido el lunes en el programa de Ana Rosa Quintana, de Telecinco. En ese mismo video también se puede ver a una anciana tendida en la cama y llena de excrementos. El reportaje advierte que en dicha tercera planta hay varias personas enfermas, tres o cuatro, con síntomas de intoxicación, algo que puede deberse a la falta de higiene María, una ex empleada de la residencia Juan XXIII, explicó en el plató del programa que a los ancianos se les alimenta con sobras diarias y que está prohibido darles más de una pieza de fruta. Según su testimonio, el médico del centro no acude nunca, sólo cuando es imprescindible. El trabajo realizado en el citado programa televisivo muestra a una anciana atada, con una pierna amoratada y síntomas de gangrena, dice en los subtítulos, además tiene llagas en sus partes íntimas. En el reportaje se añade que a la dueña de este geriátrico ya se le murió, en 1995, un anciano en otra residencia de su propiedad y que, como consecuencia, el centro se clausuró. Fuentes de la Consejería de Familia y Asuntos Sociales han señalado que se llegará hasta el final e insisten en que en caso de estar ante una falta muy grave, se puede cerrar el centro de Alcobendas. Desde el Gobierno regional se ha actuado con la máxima rapidez explican las mismas fuentes de Familia y Asuntos Sociales. En dicho departamento, se recibió el video sobre el geriátrico el mismo día de su difusión. Ese mismo día, el lunes, enviamos a la residencia geriátrica a nuestros técnicos e inspectores. Se abrió el expediente sancionador y estamos a la espera de los resultados. Como todo trámite administrativo, lleva su tiempo pero queremos que sea lo más rápido posible En medio de esta polémica, el director de la residencia, Sergio Cuevas, manifestaba ayer a ABC su negativa a hacer cualquier tipo de declaración sobre lo ocurrido en el centro porque el asunto está ya en manos de nuestros abogados Sin embargo, sí confirmó la inspección que se está realizando, que llevan doce años funcionando sin ningún incidente y, por último, que nunca nos han clausurado. Hoy por hoy seguimos abiertos Fuentes de la Comunidad indicaron que en tres ocasiones se han impuesto multas económicas por diversas irregularidades. El acusado de apuñalar y quemar a su pareja niega los hechos EP MADRID. José Antonio J. R. acusado de asestar diez puñaladas a su pareja y quemarla en la cama de su casa, el 1 de noviembre de 2005, aseguró ayer, durante el juicio que se celebra en la Audiencia Provincial de Madrid, que no es cierta la acusación que pesa sobre él y afirmó que no la quemó en su cama porque jamás estuvo en su dormitorio. Se enfrenta a una pena de 24 años de prisión. La Fiscalía sostiene que el día del asesinato el encausado inició a las 14.45 horas una discusión con su pareja, en cuyo transcurso cogió un cuchillo de la cocina. Pasados unos minutos, le asestó diez puñaladas en el abdomen a la mujer, que le atravesaron el ventrículo izquierdo. Seguidamente, trasladó el cuerpo a uno de los dormitorios del piso, lo colocó sobre la cama y lo cubrió con prendas inflamables, prendiendo fuego al cadáver. El fuego se propagó al resto de la habitación, lo que provocó que los vecinos fuesen desalojados. Hasta el final Un video muestra a una anciana con la pierna amoratada, síntomas de gangrena y llagas en sus genitales