Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 ESPAÑA JUEVES 28 s 6 s 2007 ABC La Policía investiga la versión del parricida de Valladolid El joven, que pasará hoy a disposición judicial, sufría agorafobia desde hacía ocho años y estaba en tratamiento HENAR DÍAZ VALLADOLID. La Policía no descarta que el joven que el pasado martes mató en Valladolid a su padre con una catana sea también el autor de la muerte de su hermana, pese a que atribuyó este asesinato a su progenitor. Estas sospechas, que coinciden con algunas manifestadas por los vecinos del barrio de Girón, no aparcan la hipótesis principal que están barajando los investigadores y que se basan en la declaración del detenido, que llamó a las Fuerzas de Seguridad para comunicar que había matado a su padre después de ver como éste acuchillaba mortalmente a su hermana. En este sentido, las fuentes consultadas por ABC indicaron que la versión del joven ofrece verosimilitud, aunque será determinante el resultado de la autopsia, ya que será la que revele detalles como quién de los dos murió primero. El joven detenido, que pasará hoy a disposición judicial, llevaba más de ocho años sin salir de su domicilio, ya que padece una agorafobia, enfermedad que provoca fuerte temor a estar en espacios abiertos. En los medios consultados por este periódico se indicó que el detenido sufría esta dolencia en su extremo más grave, por lo que recibía asistencia de un especialista dos o tres veces a la semana en su domicilio. El ambiente en la casa era muy conflictivo. El padre sufría problemas de alcoholismo y hace años sufrió una fuerte paliza de su hijo que le incapacitó para trabajar. Fuentes vecinales señalaron, en este sentido, que el joven agredió a su progenitor con un bate de béisbol para defender a su madre, que sufría malos tratos y que, en aquella ocasión, ya amenazó con acabar con su vida si continuaban las agresiones. Precisamente fue este incidente familiar lo que, al parecer, provocó el cambio de carácter del muchacho y fue a partir de entonces cuando comenzó a recibir un tratamiento psiquiátrico que abandonó hace unos meses. Estas mismas fuentes señalaron que el hecho de que se viera al matrimonio pasear siempre junto se debía al empeño de la esposa, María Victoria Silva, de evitar que su marido cayera de nuevo en el alcoholismo. De hecho, en más de una ocasión se la oyó decir: Yo no sé que va a ser de esta casa cualquier martes en referencia a que este día era el único que ella abandonaba su vivienda para ir a trabajar como empleada del hogar. Además, a este hecho se unía otro agravante desde las pasadas Navidades, cuando tras romper con el novio y quedarse sin trabajo, tuvo que regresar a la casa familiar su hija, María Victoria Valdajos- -la otra víctima- quien desde hace años tampoco mantenía una buena relación con el padre. A pesar de ello, ayer los vecinos más próximos del barrio de Girón seguían sin creerse el trágico suceso. Un familiar muestra la foto de la víctima ABC Los resultados de la autopsia reavivan las quejas por la muerte del joven nigeriano Los dos policías que lo custodiaban en el vuelo declaran hoy como testigos DAVID MARTÍNEZ ALICANTE. Los resultados definitivos de la autopsia practicada al ciudadano nigeriano que falleció el pasado 9 de junio en el vuelo que debía deportarlo a Lagos, en los que se confirma la asfixia como causa de la muerte, han reavivado las críticas de sus familiares. Los hermanos de Osamuya Akpitaye han mantenido desde el principio que el deportado sufrió una agresión policial, pese a que el atestado refleja una muerte accidental. Akpitaye falleció en el avión comercial de la línea regular que debía llevarle, junto a otros dos inmigrantes irregulares, de vuelta a su país. Los dos agentes que lo custodiaban habían amordazado al joven para evitar, según su versión, que intentase morderles o autolesionarse, vista su resistencia a ser deportado. Pocos minutos después de despegar, Akpitaye sufrió una serie de convulsiones y falleció, por lo que el avión tomó tierra en el aeropuerto alicantino de El Altet. Según el análisis de sus órganos- -el corazón y los pulmones- -realizado por el Instituto de Toxicología de Barcelona, que completa el informe de la autopsia practicada en el Instituto de Medicina Legal de Alicante, la asfixia se confirma como la causa de la muerte, aunque estos resultados no concluyen el motivo de dicha asfixia. Entierro Hace años el parricida ya agredió a su progenitor para defender a su madre, que sufría malos tratos Tras realizarles la autopsia, los cuerpos fueron traslados ayer al Tanatorio San José de la capital vallisoletana y hoy recibirán sepultura. Mientras, el supuesto parricida continuaba hasta ayer en dependencias policiales. El Juzgado de Instrucción número 1 de Valladolid es el que se ha hecho cargo del suceso mientras continúan las investigaciones para aclarar los hechos. A este respecto, el delegado del Gobierno en Castilla y León, Miguel Alejo, señaló ayer que confía en que las investigaciones policiales avancen pronto para esclarecer las circunstancias del trágico episodio A vueltas con la agresión Según fuentes próximas al caso, lo más probable es que el joven se asfixiase accidentalmente con la mordaza, una cinta no adhesiva que los agentes colocaron sin introducir ningún otro elemento en su boca. No obstante, los hermanos de la víctima, que residen en Alicante, insisten en que se produjo una agresión explícita por parte de los agentes, extremo que les habría confirmado uno de los pasajeros. Los dos policías declararán hoy en Madrid- -pese a que el caso se instruye en Elche, donde se encuentra el citado aeropuerto- -en calidad de testigos. El fiscal solicitó que se les imputase para garantizar su derecho a defensa en caso de que se les acuse de la muerte, pero la juez ha desestimado finalmente esta posibilidad. Un joven mata a golpes a un anciano porque le tocó las nalgas en un lavabo J. G. BARCELONA. Un juez ordenó anteayer el ingreso en prisión de un joven acusado de golpear hasta la muerte a un anciano porque, presuntamente, le tocó las nalgas mientras orinaba en un lavabo público situado en la estación de autobuses de la ciudad de Tarragona. Según confirmaron ayer fuentes policiales, los hechos ocurrieron sobre las 16.30 horas del pasado sábado, cuando el detenido, Pavlo C. de 29 años, vecino de Salou (Tarragona) y natural de Ucrania, entró en los lavabos públicos de la estación de autobuses, situada en la calle Pere Martell, junto a la céntrica plaza Imperial Tarraco de Tarragona. Al parecer, estos urinarios se han convertido en un punto habitual de encuentro de personas que buscan relaciones homosexuales y últimamente también se han producido algunos incidentes provocados por la presencia de voyeurs Mientras el chico se encontraba de espaldas orinando, la víctima, José M. M. de 83 años, se le acercó por detrás y, supuestamente, le tocó las nalgas. El gesto provocó una violenta reacción del ahora detenido, quien propinó una brutal paliza al anciano- -que ya arrastraba un estado de salud frágil- -que le causó la muerte. Los gritos de la víctima alertaron a los empleados de la estación de autobuses, que avisaron a la Policía Nacional y a la Guardia Urbana, quienes rápidamente desplazaron patrullas hasta el lugar de los hechos. El anciano herido fue trasladado de urgencia en ambulancia hasta el hospital Sant Pau i Santa Tecla de Tarragona con respiración asistida, donde poco después falleció, mientras que el presunto agresor fue detenido por agentes de la Policía Nacional. El joven declaró anteayer ante el titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Tarragona, que decretó su ingreso inmediato en prisión.