Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Miércoles 27 de Junio de 2007 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.432. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF. Marruecos. 16 Dh. El Mutilador ascendió a asesino Chris Benoit, estrella del wrestling (lucha libre americana) se hacía llamar El Mutilador Canadiense s El sábado se creyó su papel, asesinó a su mujer y a su hijo, y se suicidó el domingo MIGUEL ÁNGEL BARBERO DESDE MI BUHARDILLA Laura Campmany EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA e llamo Laura, hoy cumplo cuarenta y cinco años y no puedo ocultarlo por más tiempo: no he sido educada para la ciudadanía. Los profesores que en el año treinta antes de Zapatero trataron de inculcarme algún conocimiento provechoso tuvieron que apañarse con sentencias latinas. E igualmente indefensos se encontraron mis padres. Puestas así las cosas, no sé cómo he salido tan buena ciudadana. Ni atropello a los niños, ni escribo en las paredes, ni me cuelo en el metro, ni quemo papeleras. Quizás porque el civismo tiene sus propios cauces. Considero a los hombres mis hermanos: trigueños o castaños, amarillos o negros, católicos, mormones u ortodoxos, budistas, animistas, musulmanes... Sin distinción de origen o cultura, y al margen de sus gustos sexuales. Me han ayudado en esto algunas experiencias y una curiosidad por el mundo en que vivo. Admito que no pocos carcamales, Platón, Virgilio, Homero, fray Luis, san Juan, Erasmo, Cervantes o Quevedo, también me han socorrido. Por no hablar de Voltaire o Dostoievski. Y por no ir a buscar a la trastienda a Shakespeare, a Beethoven o a Leonardo. Pese a mi imperdonable laguna cognitiva, también me considero tolerante. No sé con qué modernos mandamientos enseñará el Gobierno a nuestros hijos a convertirse en buenos y benéficos, pero intuyo que el alma se construye con algo más que siete u ocho frases. A mí no me disgusta que a mi hija, que es china, le expliquen que el respeto no conoce de razas. Y más bien lo agradezco. Lo que ya me molesta es el truco de siempre. Tan poca letra y tantos colorines. Piedras sin argamasa. Más alfombras sin nudos. De nuevo educación a la española, o cómo hacer virtud de la ignorancia. M L a violencia, aunque sea de mentira, genera violencia. Se sabe que las competiciones de lucha libre americana (el popular wrestling están más que amañadas, pero aún así los luchadores necesitan disponer de una fuerza descomunal y, sobre todo, de exhibirla a lo bestia. Las peleas se llevan al límite absoluto de la espectacularidad y se hace difícil encontrar nuevos guiones. Buenos contra malos, encapuchados contra melenudos, mujeres contra espectadores... todo un repertorio de colosos y forzudos elevados al estrellato gracias a la televisión y al gusto estadounidense por las trifulcas. Pero cuando se pasa de la ficción a la realidad llegan los problemas. Algunos sin solución. Nadie podía suponer que Chris Benoit, una de las estrellas de la especialidad, con varios títulos mundiales en su palmarés, saltara a las noticias en su vertiente más negra. No por romperle el cuello a un rival como antaño (algo prohibido y que curiosamente elevó aún más su popularidad) sino por asesinar a su familia... y acabar luego con su propia vida. Nacido en Montreal, su apodo era el de El Mutilador Canadiense lo que da una idea de lo que se esperaba de él en el ring Y ya se sabe lo malo que es llevarse el trabajo a casa. Su mujer Nancy también era luchadora, aunque se retiró para criar al hijo de ambos, Daniel, que ya tenía siete años. Curiosamente, su relación también partió de una ficción que luego se hizo realidad. Ella era la mujer de otro gladiador, Kevin Sullivan, y se inventaron una relación entre Benoit y Nancy para echarle más morbo a sus peleas en público. Y se metieron tanto en el papel que al Chris Benoit era una de las estrellas del wrestling la lucha libre americana final se casaron y dejaron al primero con un palmo de narices. Y de cuernos. El pasado fin de semana, todo el show derivó en la peor de las pesadillas. El luchador no se presentó en su cita del sábado por la noche de Houston alegando una emergencia familiar Y a la mañana siguiente algunos de sus amigos empezaron a recibir extraños mensajes del luchador que les llevaron a pensar que algo no iba bien. Lo que vino después ya entra en el terreno de lo macabro. La Policía no pudo entrar en AP su mansión de Atlanta hasta las dos de la madrugada del lunes, pues las extremas medidas de seguridad y los dos perros que estaban sueltos se lo impedían. El espectáculo que se encontraron fue terrorífico: la madre estrangulada en su cama, el hijo envenenado en la suya y el parricida ahorcado en el gimnasio. Al parecer les había matado el sábado y había aguantado los remordimientos hasta el domingo por la tarde. Las razones, si es que pueden existir en una barbaridad así, no se conocen todavía.