Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 27- -6- -2007 ESPAÑA 25 Mariano Fernández Bermejo, en un momento de la entrevista ha sido un juicio ejemplar, por mucho que se molesten quienes están empeñados en sostener denigrantes tesis y que, además, han hecho un daño muy grave a las instituciones. Habrá que repasar, y lo haremos, todo lo dicho desde que esto empezó. Y será muy interesante compararlo con lo que dice la sentencia. -Como fiscal, ¿qué le parece la reacción de la Fiscalía en su informe final en el juicio? ¿Era el momento adecuado para la revancha -No voy a hacer comentarios. Pero sí puedo decirle que humanamente no hay más remedio que comprenderlo porque el ataque a las instituciones que han llevado a cabo algunos medios no ha sido nada comparado con el ataque personal que se ha producido sistemáticamente. Todos lo hemos visto. -Su mandato ha venido marcado por el trabajo de su antecesor y por el poco tiempo de legislatura que le quedaba. Hay importantes reformas paralizadas en el Congreso. ¿Pueden reactivarse o da esos proyectos por perdidos? -No creo que sean proyectos perdidos. Estamos impulsándolos, de manera prioritaria la LOPJ, y de hecho hemos hablado con todos los grupos parlamentarios para poder concluirla durante la legislatura. Es un trabajo que tiene que producirse en sede parlamentaria pero que se impulsa desde el Ministerio. También hay muchas cosas que hemos añadido. Está el Estatuto fiscal, que se redactó en tiempos de mi antecesor, pero del que puedo considerarme uno de los padres de la criatura; también la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial en materia de extraterritorialidad para poder perseguir a los traficantes de personas detenidos en aguas abiertas; tenemos ahí la Jurisdicción voluntaria, que va a salir ya... -La reforma de la LOPJ, en lo que se refiere a la creación de los Consejos autonómicos de Justicia, ¿depende de lo que ocurra con el Estatuto catalán en el Constitucional? -No, es una ley demasiado importante como para hacerla depender de ninguna otra cosa. ¿Para cuándo la renovación del CGPJ? -Ojalá ahora mismo. Yo estoy insistiendo para que eso sea así. Al menos hemos desbloqueado la situación y hemos avanzado en algo importante. Se ha aceptado el modelo que he ofrecido y que pretende romper la polarización entre los dos grandes partidos, que ha sido negativa y que se ha reflejado en una drástica división del Consejo. Romperla con pluralismo, tanto entre los doce voca- les elegidos por los jueces, para que tengan representación todas las asociaciones, o al menos las más representativas; pero pluralismo también entre los ocho vocales que no son de extracción judicial para que no representen sólo a las dos fuerzas mayoritarias. No se entiende cómo en el actual Consejo no está Francisco de Vitoria, que es la segunda asociación de jueces por número de afiliados, o cómo tampoco está el PNV De todos modos, creo que no hemos acertado con el diseño del CGPJ, que necesita una profunda reflexión. ¿Y la renovación? -Hemos hecho avances importantes y espero que tengamos buenas noticias antes del verano. -La ley del Menor sigue sin contentar a la sociedad. ¿No cree que hay casos que merecen mayor reproche penal? -La reacción social frente al crimen nunca debe ser sólo fruto de la valoración y del dolor de la víctima. Si así fuera, volveríamos a la venganza privada, que es lo que teníamos cuando el hombre se puso de pie. La respuesta penal con los menores tras la última reforma es adecuada y se produce en términos de sanción, pero también desde la constancia de que si hay una reinserción posible es la de los menores.