Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA ESPAÑA, OBJETIVO DE AL QAIDA EN EL LÍBANO LOS ENTIERROS MIÉRCOLES 27 s 6 s 2007 ABC Juan Carlos Víllora fue enterrado ayer en la localidad abulense de Lanzahíta M. MARTÍN Los hijos robados Tres de los militares asesinados en el Líbano recibieron sepultura horas después del funeral de Estado s El cuerpo del soldado Jeferson Vargas fue repatriado a Colombia en un avión de las Fuerzas Armadas J. ALBIOL C. T. IZQUIERDO MADRID ÁVILA. Al término del funeral de Estado por los seis soldados asesinados en el Líbano celebrado ayer por la mañana en la base Príncipe del municipio madrileño de Paracuellos de Jarama, los féretros fueron trasladados a los lugares que las familias eligieron para enterrarlos. Tres de ellos recibieron sepultura horas más tarde y los otros tres la recibirán en el día de hoy. Jonathan Galea, el más joven, de 18 años, recibió el último adiós de sus más allegados y amigos a las ocho de la tarde en la localidad pacense de Fuente del Arco, pueblo natal del padre de la víctima adonde el soldado solía acudir a pasar sus vacaciones. El colombiano Yeison Alejandro Castaño, de 20 años, recibió sepultura en el cementerio de Alcalá de Henares, en un entierro que se produjo en la intimidad por expreso deseo de la familia del fallecido. Los restos de Juan Carlos Víllora, de 20 años, descansan ya en el cementerio municipal de su pueblo natal, Lanzahíta (Ávila) Multitud de personas, amigos, políticos, militares, familiares... se congregaron en la carretera que atraviesa este municipio del Valle del Tiétar para recibir el féretro del joven militar, que llegaron precedidos de su hermana, de 17 años, así como de su novia, con la que tenía la intención de casarse en cuanto arreglara los papeles para entrar en la escolta real Era un crío, era un crío insistían sus familiares y amigos con los ojos anegados por las lágrimas y resonando en su boca las mismas palabras: Nos lo han quitado demasiado pronto Fueron también las palabras de Sonsoles Díaz, la madre del joven, que llegó acompañada de un hermano mientras unos brazos la sostenían para que no se cayera. Hijo, tenía que ir a darte la bienvenida y he ido a recoger tu cuerpo gritaba desgarrada. Por su parte, Genaro Víllora, el padre de Juan Carlos, no acertaba a pronunciar una sola palabra. Las horas interminables pasadas desde la noche del domingo, momento en el que su hermano se acercó a comunicarle las noticias que estaba oyendo en los medios de comunicación sobre lo que había ocurrido en Líbano, ya que ninguna autoridad llegó a ponerse en contacto con él para notificarle la fatal información, habían hecho mella en su ánimo. El furgón que transportaba el cuerpo del soldado sevillano Manuel David Portas, de 19 años, llegó ayer al tanatorio de la SE- 30, en Sevilla, seguido de otros dos vehículos en los que viajaban algunos de sus familiares y representantes del Ejército. Está previsto que hoy los restos mortales del militar se trasladen a la parroquia de San José en la localidad de Utrera- -lugar de origen de la madre del joven- donde el cardenal arzobispo de Sevilla, Carlos Amigo Vellejo, oficiará la misa fúnebre. Los cuerpos de los otros dos colombianos asesinados en el ataque terrorista fueron trasladados en un avión de las Fuerzas Armadas que partió de la base de Torrejón de Ardoz (Madrid) y en el que viajaban familiares de los fallecidos y compañeros de la Brigada Paracaidista. El primer destino del aparato fue la base militar de Gando, en Las Palmas de Gran Canaria, donde será enterrado Yhon Edisson Posada, de 20 años, que residía allí junto a su familia. Después, el avión se dirigió a Bogotá con los restos de Jeferson Vargas Moya, de 21 años. Al parecer, ambos serán enterrados hoy. Gritos de dolor El arzobispo de Sevilla, Carlos Amigo, oficiará hoy en Utrera una misa fúnebre por Manuel David Portas