Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA ESPAÑA, OBJETIVO DE AL QAIDA EN EL LÍBANO EL ÚLTIMO ADIÓS A LOS SOLDADOS ASESINADOS MIÉRCOLES 27 s 6 s 2007 ABC Los padres de Yeison Castaño, con la bandera colombiana DE SAN BERNARDO Como soldados de España El pésame de los Príncipes de Asturias a los familiares de los soldados muertos y el solemne y marcial traslado de los féretros marcaron la elevada temperatura emocional del funeral de Estado BLANCA TORQUEMADA El puesto de mayor riesgo y fatiga es el puesto de mayor honor para un Caballero Legionario Paracaidista. O para seis de ellos, caídos en el Líbano y honrados ayer en el solemne funeral de Estado que detuvo el pulso de un verano recién estrenado. La brisa fue un bálsamo insuficiente para aplacar el sol de mediodía, en la inmensa explanada de nueva sede de la Bripac de Paracuellos del Jarama, cuando, pasadas las doce y media del mediodía, los Príncipes de Asturias lograron conjugar la solemnidad del homenaje institucional a los soldados muertos con la cercanía y la calidez, en sus palabras de consuelo y sus abrazos a los familiares de los boinas negras militares con profunda vocación de servicio. Fueron quince minutos de altísima temperatura emocional, en los que Don Felipe y Doña Letizia compartieron el llanto de las madres destrozadas, de los amigos compungidos, de esos hermanos desconcertados y atenazados por el dolor. Lágrimas de Doña Letizia, en su primera aparición pública después de la presentación de la Infanta Sofía. No estaba escrito así el guión de su regreso a escena, finalmente determinado por su sentido del deber como Princesa y por su sensibilidad como esposa y madre. Los preámbulos estuvieron también marcados por una inusual sintonía entre los representantes políticos, aferrados esta vez a un mínimo común denominador de patriotismo. En primer término se situaron, además de los Príncipes, un circunspecto José Luis Rodríguez Zapatero y la vicepresidenta Fernández de la Vega. Especialmente abatido se vio al ministro de Defensa, José Antonio Alonso, cerca de la presidenta de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, favorecida frente a otros correligionarios (Mariano Rajoy, Alberto Ruiz- Gallardón o Eduardo Zaplana, en segunda fila) por el lugar destacado que el protocolo otorga a los dirigentes autonómicos. La llegada de los féretros a hombros de los compañeros, acompasó los latidos de todos los asistentes antes de que el arzobispo castrense oficiara una misa austera y cálida a la vez, en la que una muchacha aferrada a un retrato no pudo soportar la presión ambiental y necesitó asistencia. Los padres de Yeison Alejandro Castaño (jo- Esta joven, aferrada a un retrato, no soportó la presión y necesitó asistencia médica ERNESTO AGUDO Políticos en sintonía Los familiares fueron a velar a los soldados muertos tras el oficio religioso venes progenitores de un jovencísimo hijo) envolvieron su sufrimiento en una bandera de Colombia, en esta hora del último adiós. dispersando, al tiempo que se marchaban los miembros del Gobierno. La tía de Yeison Castaño comentaba, entrecortadamente, cómo el chaval había llegado hace seis años a España y hace sólo uno había decidido alistarse en el Ejército. Una tía abuela de Jonathan, el joven de Algete, se lamentaba ante Esperanza Aguirre: Figúrense, hijo único, además A esas alturas. la presidenta de la Comuni- JAIME GARCÍA Futuros truncados Al concluir el oficio religioso, el dolor se desbordó en sollozos. A los familiares más próximos se les llevó al pabellón donde fueron trasladados los féretros, mientras el resto se fue dad de Madrid llevaba los ojos emborronados por los efectos devastadores de las lágrimas sobre el maquillaje. La nota ejemplar la puso la entereza de las Damas y Caballeros Legionarios Paracaidistas, en tributo a sus compañeros muertos. De ellos dijo el arzobispo castrense vosotros que bajáis del cielo, tenéis que volver a él Como soldados de España.