Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ESPAÑA ESPAÑA, OBJETIVO DE AL QAIDA EN EL LÍBANO POLÉMICA POR LAS MEDIDAS DE SEGURIDAD DE LOS SOLDADOS MIÉRCOLES 27 s 6 s 2007 ABC COMPARACIÓN DE LOS BLINDADOS BMR Y PIZARRO Características del Pizarro Considerado como el mejor del mundo en su clase. Está concebido como vehículo de combate de infantería Tripulación: 3 hombres Capacidad de transporte: 7 hombres Largo: 6,2 metros Ancho: 3 metros Peso; 28 toneladas Características del BMR Nació a principios de los 70 como un requerimiento del ET para un nuevo transporte acorazado de personal Tripulación: 3 hombres Capacidad de transporte: 10 hombres Largo: 6,15 metros Ancho: 2,49 metros Peso; 14 toneladas Cuatro miembros del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) se trasladan al Líbano para reforzar la célula existente, conocer el explosivo utilizado y analizar la efectividad de los 30 inhibidores que se van a instalar Blindaje Acero y placas reactivas Casco con protección balística de acero y blindaje adicional reactivo antiexplosiones en barcaza y torre Exterior Interior Planchas de acero de entre 8 y 12 mm. Acero y aluminio Incorporan planchas soldadas de aluminio y acero por todo el vehículo capaces de detener disparos de 14.5 mm Exterior de aluminio soldado namiento. Sobre esta situación, la Asociación Gallega de Defensa del Soldado acusa al Gobierno de incumplimiento y apunta a una posible dejadez en la dotación de los equipamientos. En el ámbito de la falta de dotación adecuada para unas operaciones que se desarrollan en unos escenarios bélicos, algunos sectores militares cuestionan si sería más efectivo enviar vehículos blindados Pizarro de mayor tamaño y blindaje, en lugar de los BMR, con un blindaje de tipo medio y de menor tamaño. Sobre esta cuestión, fuentes militares consultadas indican que el Pizarro es un vehículo de acompañamiento de carros de combate con el objetivo de dar protección y con una movilidad más difícil, mientras que el BMR se ajusta más a este tipo de operaciones de paz es más ligero y, al ir sobre ruedas en vez de cadenas, tiene más movilidad. Otro de los aspectos más cuestionados de la misión es la excesiva juventud de los soldados que se envían a este tipo de misiones. Fuentes militares se preguntan por qué mandan chavales de dieciocho años con poca experiencia militar, ya que para este tipo de operaciones se requiere una mayor formación Por otra parte, cuatro miembros de la inteligencia militar española se han desplazado al Líbano para reforzar las células existentes en Siria y el Líbano. El objetivo de estos agentes es conocer la frecuencia utilizada por el aparato emisor que activó el coche bomba para poder saber si los treinta inhibidores que se quieren enviar cubren estas frecuencias. En principio, parece que sí, porque los enviados a Afganistán son polivalentes y cubren tres frecuencias. Igualmente, quieren conocer el explosivo utilizado, aunque piensan que puede ser de tipo militar trilita o pentrita Los servicios de inteligencia apuntan a grupos de la órbita de Al Qaeda como autores del atentado, conclusiones coincidentes con las del Ejército libanés. Interior Casco integral de acero Planchas adicionales de blindaje reactivo 1 Comportamiento del blindaje ante una gran explosión 2 1 2 La bomba explota al paso del vehículo produciendo una fuerte presión sobre las placas reactivas La presión sobre las placas las hace detonar, destruyendo la mayor parte de las ondas de choque producidas por la bomba, protegiendo así el interior La bomba explota al paso del vehículo destrozando el blindaje de aluminio y llegando a la plancha de acero La plancha de acero se dobla, lo que provoca que fragmentos de ella se disparen hacia el interior actuando como metralla Malestar en las Fuerzas Armadas por posibles negligencias en la misión Preocupación en mandos militares por la falta de inhibidores en Líbano, la juventud de los soldados y la carencia de medios para estas operaciones en países en guerra P. CERVILLA D. MARTÍNEZ MADRID. La muerte de los seis militares españoles en el Líbano, como consecuencia de un atentado con coche bomba en las proximidades de la base española en Marjayún, ha abierto el debate soterrado que existe en el seno de las Fuerzas Armadas sobre las condiciones de seguridad en que desarrollan su trabajo los 1.100 soldados destinados al Líbano y los 690 de Afganistán. El hecho de que los vehículos blindados BMR no llevaran inhibidores, la poca experiencia y excesiva juventud de los soldados que se envían a estas misiones en escenarios de guerra, las características de los medios que utilizan y la posibilidad de que los cuarteles no estén dotados con equipamientos ante un posible ataque con armas químicas ha llevado a destacadas fuentes militares a afirmar que se pueden estar produciendo negligencias en este tipo de operaciones internacionales. Estos hechos están provocando una gran preocupación en el seno de las Fuerzas Armadas, que alertan de estas carencias importantísimas y de la falta de responsabilidad de quienes están permitiendo estas circunstancias. Estas fuentes muestran su sorpresa de que aquí no dimite nadie a pesar de la penuria y el abandono en que se encuentran. En España hay una imagen equivocada de la misión y de sus condiciones En la cuestión más polémica de esta situación, la falta de inhibidores desvelada ayer por el ministro José Antonio Alonso en el transcurso de su viaje al Líbano para repatriar los cadáveres, el Ministerio de Defensa se vio obligado ayer a clarificar la situación, para evitar más polémica, a través de un comunicado. Sin embargo, las aclaraciones gubernamentales dejan muchas incógnitas sobre por qué razón no se dotó de inhibidores a los BMR desde el primer momento. La principal razón que aducen es que tanto la inteligencia militar española como la de la Unifil (fuerza de la ONU bajo la que se desarrolla la operación en el Líbano) no habían advertido un riesgo significativo de ataque terrorista con artefactos explosivos improvisados. La decisión de adquirir 70 inhibidores para evitar ataques con bombas se adoptó el 15 de noviembre de 2006, quince días después del inicio de sus operaciones, el día 1. Para agilizar los trámites según la versión del Ministerio de Defensa, y recibir el material a la mayor brevedad se optó por contratar el material a través de un procedimiento negociado sin publicidad, con una inversión de un millón de euros. Los equipos no han comenzado a llegar hasta el pasado 29 de mayo y la recepción finalizará esta misma semana. Los primeros inhibidores se han destinado a los BMR desplazados a Afganistán, donde, en teoría, hay más riesgo de sufrir este tipo de ataques. Posteriormente, comenzarán a instalarse en los vehículos del Líbano. A pesar de que, según Defensa, tan sólo dos semanas después de iniciar la misión se decidió la instalación de los inhibidores, siete meses después éstos siguen sin estar en funcio- ABC Carlos Aguilera Javier Aguilera Exterior Poca experiencia