Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL MARTES 26 s 6 s 2007 ABC El Papa apuesta por el diálogo interreligioso y se lo encomienda al cardenal Tauran JUAN VICENTE BOO CORRESPONSAL ROMA. En un cambio de rumbo dictado por el sentido común y la experiencia del último año, Benedicto XVI ha vuelto a apostar decididamente por el diálogo con otras religiones encomendando esa tarea al cardenal francés Jean- Louis Tauran, verdadero peso pesado de la Curia romana por su experiencia personal en países árabes y por haber sido durante 13 años el responsable de Asuntos Exteriores del Vaticano. En su programa de adelgazamiento de la Curia Benedicto XVI entregó en marzo del 2006 la presidencia del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso al cardenal francés Paul Poupard, que presidía ya el de Cultura, con la idea de enmarcar el diálogo con las demás religiones en el plano cultural más que el teológico. A raíz de la polémica suscitada por su discurso en la Universidad de Ratisbona en septiembre del pasado año, el Papa emprendió un inmenso esfuerzo clarificador con el islam, que le llevó a incluir, durante el viaje a Turquía del pasado noviembre, una visita a la Mezquita Azul de Estambul e incluso un momento de plegaria con el imán, gesto que dejó definitivamente atrás la amargura de los malentendidos. El Washington Post acusa a Cheney de permitir interrogatorios inhumanos La mano derecha de Bush se convierte otra vez en objetivo de toda clase de críticas por ponerse por encima de la ley JOSÉ LUIS DE HARO SERVICIO ESPECIAL NUEVA YORK. El vicepresidente de Estados Unidos, Dick Cheney, ha sido el blanco de un completo artículo, dividido en dos entregas y publicado por el Washington Post en el que se le acusa de haber dado luz verde a prácticas degradantes e inhumanas a la hora de interrogar a los detenidos bajo custodia norteamericana por su presunta vinculación con actividades terrorista. Además, dos senadores demócratas han criticado duramente al vicepresidente por declararse exento de una norma que le obliga a informar de los documentos que clasifica a una agencia gubernamental. Durante una intervención en el programa televisivo Fox News Sunday el pasado domingo, la senadora Dianne Feinstein opinó que la iniciativa de Cheney es asombrosa y el colmo de la arrogancia Por su parte, el senador Ron Wyden afirmó, en declaraciones al programa Late Edition de la cadena CNN, que Cheney está diciendo que está por encima de la ley, y el hecho es que los expertos legales van a decir que esto es intolerable Por encima del bien y del mal, Cheney ha sabido sortear la legislación vigente para utilizarla en su propio beneficio. Desde que el primer detenido por su relación con los atentados del 11 de septiembre puso el pie en la base de Guantánamo, allá por el 11 de enero de 2002, este halcón de la Administración Bush ha sido acusado de hacer oídos sordos a la normativas impuesta por la Convención de Ginebra en lo que a técnicas de interrogación se refiere. Claramente, la CIA transmitió al político sus dudas sobre la efectividad de sus métodos de interrogatorio si éstos se limitaban a la legislación humanitaria. En una de las reuniones mantenidas por aquel entonces se llegó a advertir que la CIA tendría serias dificultades para obtener información práctica si los entrevistadores se limitaban al uso de los métodos aprobados en Ginebra. Con este panorama, Cheney y sus aliados no dudaron en reinterpretar las distintas prácticas llevadas a cabo en las cárceles estadounidenses y se convirtieron en pioneros en discernir entre la tortura y los métodos de degradación humana permitidos. Una delgada línea que puede incitar a infringir la legislación internacional vigente. La salida a la luz pública de los abusos sufridos por los iraquíes en la cárcel de Abu Ghraib acabaron en cierta forma con el secretismo de unas prácticas que no parecían improvisadas por los militares más bajos en la cadena de mando. El rotativo estadounidense afirmaba, citando a una decena de oficiales del Gobierno, que mientras muchas de las tácticas de duros interrogatorios apoyados por Cheney fueron desterradas gracias a los tribunales y parte del Congreso, otras simplemente siguen vigentes ya que no han sido dadas a conocer. Durante seis años, Cheney ha sido capaz de acumular control y poder gracias a una peculiar forma de actuar, algo que no sólo se limita a los más que controvertidos interrogatorios. El pasado viernes, el presidente del Comité de Reforma Gubernamental de la Cámara Baja, el demócrata Henry Waxman, envió una carta en la que criticó duramente los presuntos esfuerzos del vicepresidente por evitar proporcionar datos a la Oficina de Supervisión de la Seguridad de la Información. También acusó a Cheney de haber querido abolir ese organismo, que supervisa que los documentos clasificados queden protegidos para la posteridad y no se destruyen. La falta de cooperación de la oficina de Cheney data de 2003. El vicepresidente evita dar datos a la Oficina de Supervisión de la Seguridad de la Información Uso fraudulento de la religión Pero el uso fraudulento de la religión para incitar a la violencia sigue siendo un problema grave, que Benedicto XVI ha abordado en los últimos meses multiplicando los encuentros con líderes de religiones no cristianas al tiempo que recibe numerosas visitas de responsables de Iglesias ortodoxas y evangélicas. El pasado 17 de junio, el Papa viajó Asís, donde recordó los dos encuentros interreligiosos mundiales convocados por Juan Pablo II para rezar por la paz. La decapitación del Consejo Pontificio para el Dialogo Interreligioso en marzo del 2006 incluyó el envío de su presidente, el arzobispo Michael Fitzgerald, a El Cairo como nuncio en Egipto y representante ante la Liga Árabe, cuando lo normal es que los jefes de dicasterios de la Curia vaticana sean promovidos a puestos superiores. Desde entonces, el Consejo mantuvo un perfil discreto bajo la guía del cardenal Poupard, quien celebró un simbólico encuentro en el Capitolio de Roma con el imán y el rabino jefe para señalar la importancia del diálogo a nivel local. Prácticas vigentes AFP Asesinados cuatro líderes tribales aliados de EE. UU. Al menos doce personas murieron (entre ellas cuatro dirigentes tribales suníes, encabezados por Safal Al Goud, un importante aliado de Estados Unidos) y veintiuna resultaron heridas ayer a consecuencia de un atentado suicida en el vestíbulo de un céntrico hotel de Bagdad, el Al Mansur. En la imagen, un iraquí llora ante una de las víctimas, evacuada por la policía.