Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 ESPAÑA La crisis del nacionalismo catalán MARTES 26 s 6 s 2007 ABC El PSC advierte a Zapatero de que no canjeará la Generalitat ERC se declara dispuesta a negociar su abstención a los presupuestos IVA ANGUERA DE SOJO BARCELONA. La Ejecutiva del PSC ratificó ayer su rotunda negativa a ceder la presidencia de la Generalitat a cambio de un hipotético apoyo de CiU al Gobierno del PSOE tras las próximas elecciones generales, de manera que Convergencia entrará en un callejón sin salida si sigue ese camino, advirtió el portavoz de los socialistas catalanes, Miquel Iceta. El PSC ha sido rotundo en este sentido desde que el líder de CiU, Artur Mas, ligó su entrada en el Gobierno a un cambio en la Generalitat, presidida por José Montilla pese a que CiU fue la lista más votada. En este sentido, recuerdan que Artur Mas se empeñó en negociar el Gobierno catalán en Madrid tras las dos últimas convocatorias electorales, convencido de que el PSOE impondría su voluntad al PSC, y en las dos ocasiones ha acabado en la oposición. Además, señalan que CiU en ningún caso será la fuerza determinante para formar Gobierno, ya que hay otros socios posibles, lo que resta fuerza a la postura de Mas. La Ejecutiva de ERC, ese posible socio de Zapatero, por su parte, expresó ayer su disposición a negociar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) Pese a que habían anunciado su rechazo al proyecto del Gobierno porque no cumple las inversiones previstas en el Estatuto, ERC anunció que deja margen de negociación para pasar del no a la abstención La dirección republicana exigió una explicación al portavoz parlamentario, Joan Ridao, por su anuncio de un plan B de desconexión de España que también fue rechazado desde el PSC. Puigcercós y Carod presidieron la ejecutiva de ERC YOLANDA CARDO Mas y Duran acordarán en julio una estrategia de pactos abierta al PSOE y el PP M. J. C. BARCELONA. El secretario general de CDC, Artur Mas, y el presidente de UDC, Josep Duran Lleida, acordaron ayer la convocatoria de la ejecutiva de CiU a finales de julio en la que acordarán la estrategia a seguir de cara a las elecciones generales. Ambos líderes se reunieron a solas durante dos horas, después de que la federación rozara la ruptura cuando algunos sectores convergentes cuestionaron que Duran fuera el cabeza de lista en las legislativas. Mas reiteró su lealtad a la candidatura del dirigente socialcristiano. A cambio, Duran se comprometió a compartir su hoja de ruta con la ejecutiva nacionalista. Esta estrategia incluirá una posible entrada en el Gobierno, sin excluir a ningún partido.