Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 OPINIÓN MARTES 26 s 6 s 2007 ABC REVISTA DE PRENSA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Juan Pedro Quiñonero La Iglesia anima a los padres Zapatero nos metió en la guerra del Líbano Zapatero debería explicar por qué, después de sacar las tropas de Irak, mandó a soldados españoles al Líbano, a una operación militar de alto riesgo, como lamentablemente estamos comprobando. En efecto, una explosión registrada en la zona de responsabilidad de las tropas españolas en el Líbano ha causado la muerte de seis soldados españoles. Recordemos que, según los especialistas, la zona del conflicto es más peligrosa que Irak. ¿Por qué el Gobierno de Zapatero ha querido integrarse en una operación sin mucho sentido occidental? Ni la misión ni las reglas del Ejército de la ONU son claras. Más bien todo es confuso, contradictorio y ambiguo. La resolución 1.701 del Consejo de Seguridad parece ir por un lado, y la realidad, por otro muy distinto. No se trata de una misión humanitaria; ni de pacífica interposición; ni está aceptada de verdad por las partes. Aunque Zapatero sea tiene algo que decir ante esta barbarie? Cristina Cabredo Magriñá Barcelona admirado por los líderes demagógicos de Hizbolá, no le han respetado nada- -como observamos- -cuando han decidido actuar. A Francia le volaron una cincuentena de soldados en el 83 y a los americanos, casi trescientos marines. Casi tantos como cascos azules de la ONU sirviendo en la Finul. Al beatífico y pacífico Zapatero le han enviado los primeros cadáveres de jóvenes soldados españoles. Zapatero es el responsable de esta misión inútil en la que la participación española está diseñada para su gloria y fotogenia personal. Es el gobierno socialista y Zapatero quienes juegan caprichosamente con las vidas de nuestros soldados. ¿Va a dar la cara el señor Zapatero para explicarnos que ha sido en misión de paz? ¿Van a hacer manifestaciones los artistas, los titiriteros del régimen? ¿Habrá manifestaciones, gritos de asesinos? Luis López González. Sevilla LOS ASESINOS ONFIRMADO que Polonia ha defendido el puesto de España en la UE, ¿quién defenderá a los soldados españoles asesinados por unos criminales armados por un Estado amigo En Beirut, L Orient Le Jour subraya dos cosas: se teme un proceso de desestabilización, y los asesinos han sido armados por Siria, estado a quien la diplomacia gubernamental ha dado una cobertura y respetabilidad que le niegan la UE y Washington. Por su parte, el Daily Star libanés insiste en la filial Al Qaida, poco sensible al proyecto de Alianza de Civilizaciones. En París, Latin Reporters recuerda que los soldados españoles y toda la Finul se encuentran cogidos en la trampa de un proceso de desestabilización de toda la región manipulado desde Teherán y Damasco. A la espera de acontecimientos, nadie parece dudar de la sólida defensa de los intereses nacionales españoles realizada, ante la UE, por el Gobierno de Polonia. La Deutsche Welle alemana resume de este modo el sonambulismo de Zapatero y la energía polaca: España, que, en principio, no quería reabrir la sensible cuestión del reparto de poder, salió beneficiada- -por pura carambola, inesperada- -de la tenacidad negociadora del presidente polaco En Varsovia, precisamente, la Gazeta Wyborcza destaca un análisis de Ramón Pérez- Maura que reinstala tales procesos en este marco nacional: El gobierno promueve cada día, por acción u omisión, el finiquito de la vigente Constitución. Las concesiones a los grupos nacionalistas que le son indispensables para gobernar implican el desmantelamiento de la columna vertebral de la Carta Magna El gobierno socialista demuestra que la Transición sólo fue, para él, una escala temporal camino de la imposición de un modelo de sociedad que la otra mitad de España no quiere En París, Le Point publica un análisis de cinco páginas, temiendo que España haya dejado de ser, para los inmigrantes, la antigua tierra prometida. AMIGOS DE C Si un teniente se niega, por motivos de conciencia, a cumplir l orden de un coronel consistente en rendir honores a la Virgen María, dicho teniente está amparado por la objeción de conciencia y no podrá ser sancionado, con independencia de lo que diga la ley. Lo anterior no lo digo yo, lo dice el Tribunal Supremo, en ponencia de uno de sus magistrados más progresistas (sentencia del Tribunal Supremo de 3 de marzo de 1998) A la luz de la referida jurisprudencia, creo que también es defendible la objeción de conciencia de los padres respecto de la asignatura Educación para la Ciudadanía la cual se pretende impartir a niños en las escuelas con carácter obligatorio. Por lo tanto, tiene toda la razón la Conferencia Episcopal cuando anima a los padres y centros educativos a actuar de un modo comprometido ante una asignatura inaceptable, que sólo busca imponer una formación moral José Luis Gardón Madrid Sistema educativo envidiable El conseller Ernest Maragall ha visitado Finlandia- -cuyo sistema educativo es el que arroja mejores resultados a escala internacional- -y se ha entrevistado con el ministro y otros responsables del sistema educativo para tomar nota de las claves del éxito y aplicarlas aquí. Ahora, para empezar, propone que los canales públicos catalanes emitan películas en versión original, subtituladas en catalán, para que todos los alumnos hablen y escriban bien en catalán, castellano e inglés al terminar la etapa escolar obligatoria. Una se pregunta cómo, si ven escrito sólo el catalán, van a aprender a escribir castellano e inglés, y cómo, Pasados ya algunos días desde la corrida de la Monumental de Barcelona, se sigue hablando de toros. Uno de los principales argumentos en contra es el sufrimiento del animal. Mi querida ciudad no deja de sorprenderme al observar tanta sensibilidad por un astado y tan poca por un niño no nacido. Por si alguien lo desconoce, existen varias modalidades de aborto inducido: succión y curetaje, dilatación y evacuación, inyección salina y el aborto por parto parcial, en el que se saca al bebé del vientre materno como si se tratara de un parto natural, pero asegurándose que salga por los pies. Cuando el bebé tiene todo el cuerpo fuera excepto la cabeza se le atraviesa la nuca con unas tijeras. Finalmente se succiona con una sonda la masa encefálica del bebé, que, durante todo el proceso, ha estado agitando su pequeño cuerpo para tratar inútilmente de defenderse. Barcelona lucha contra el espectáculo taurino, pero paradójicamente en nuestra ciudad el negocio del aborto crece día a día y mueve cifras multimillonarias. Por su avanzado estado de gestación, hasta aquí vienen mujeres incluso desde Dinamarca para abortar. ¿Nadie ¿Barcelona es sensible? sin emitir películas en castellano, van a aprender a hablar este idioma. Podría una pensar que en la escuela harán la labor principal y compensatoria en ese sentido para alcanzar el loable objetivo del trilingüismo. Pues resulta que su sistema de compensación consiste en más de lo mismo: catalán, única lengua vehicular. El castellano debe de ser tan fácil de dominar por todos los escolares que pisan Cataluña que con dos horas semanales tienen más que suficiente. Dice que el éxito de Finlandia se basa en la implicación de la familia y la sociedad junto con la escuela en el logro de sus grandes objetivos educativos pero omite la existencia de una legislación respetuosa con las familias, que es clave del buen aprendizaje y de una buenísima cohesión social. Finlandia, que sólo tiene como única lengua oficial el finlandés, ofrece escuelas monolingües en finlandés, monolin- gües en sueco y las escrupulosamente bilingües, dependiendo de la composición ligüística de los municipios. Ya ven: el país con mejores resultados académicos antepone los derechos de sus ciudadanos y la calidad de su educación a cuestiones identitarias. La verdad es que, en mi modesta opinión, el conseller debe volver y tomar mejor nota. Marita Rodríguez Sant Cugat (Barcelona) La humillación del presidente Que la política de apaciguamiento que ha practicado el Gobierno en estos últimos años ha terminado de hundirse en el descrédito es algo que se desprende no por las informaciones que publica Gara a propósito de las declaraciones que hizo Zapatero sobre el alto el fuego de ETA el pasado año, sino por los últimos acontecimientos vividos en el País Vasco, donde varios cientos de electos han renunciado a tomar posesión de sus cargos para favorecer a los radicales, y donde los de ANV que trató de espan, tar a los candidatos el día de la jornada electoral, se enseñorea por los ayuntamientos de la Comunidad. El que la ETA del tiro en la nuca corrija un discurso del presidente del Gobierno de España lleva a recordar aquello de elegir entre la humillación y la guerra: Eligió la humillación y nos llevó a la guerra Si el presidente del Gobierno no tiene estima y respeto por la dignidad que debe a su cargo, entonces no merece ser presidente. Pablo de Saavedra Madrid