Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 25 s 6 s 2007 Vela s XXXII Copa América DEPORTES 95 El Juan Sebastián Elcano preside el Puerto El buque Escuela de la Armada Española está amarrado en el pantalán Real presidiendo el Puerto Copa América. La Armada Española, vivero de regatistas de España, ha aportado de su cantera a 8 de los 17 regatistas que han participado a bordo del Iberdrola en la pasada Copa Louis Vuitton. El barco, de cuatro mástiles, lleva el nombre del explorador español que participó en la primera expedición que dio la vuelta al mundo. La Armada Española, durante su estacia en Valencia, invita a todo el público que se acerque al Puerto a una visita guiada por el buque. El Alinghi no pudo hacer valer, esta vez, su mayor velocidad AFP El New Zealand hizo morder el polvo de Valencia al Alinghi Russell Coutts, ganador de la Copa América con ambos equipos, asistió a la humillación que recibió Butterworth de la mano de Barker PEDRO SARDINA VALENCIA. Donde las dan, las toman. Brad Butterworth, doble traidor del Black Magic y patrón del Alinghi recibió ayer su primer varapalo de la mano del niño Dean Barker, al perder con el New Zealand por 28 segundos en la segunda jornada de la Copa América. Russell Coutts, que estaba como espectador de incógnito en un yate de Nueva Zelanda como apoyo del comentarista Peter Mongomery, asistió con una gran sonrisa a la humillación que le propinó su alumno aventajado, Dean Barker, al amigo que le dejó tirado en 2004, cuando Coutts sufrió la indiferencia de Ernesto Bertarelli. Brad Butterworth, que fue fichado por el Alinghi en 2000 por recomendación de Coutts, después de que Nueva Zelanda defendiera la Jarra de las Cien Guineas, hizo la cama a su valedor para ocupar su puesto en el equipo suizo. Coutts se marchó y Brad Butterworth fue nombrado por Bertarelli vicepresidente del Sindicato Alinghi La regata de ayer pudo ser un calco de la del sábado. La superior velocidad del Alinghi es clara. El barco suizo ciñe hasta tres grados más que el de su rival. Rolf Vrolijk diseña los barcos de esa manera, pero algo más tiene que tener escondido porque esa velocidad y ese ángulo de ceñida no es normal en la Copa América. La presalida, que es la madre de las regatas de esta competición, volvió a ser ganada por el barco kiwi. Barker, agresivo y sin contemplaciones, volvió a elegir el lugar por donde quería navegar. El americano Ed Baird, caña de los suizos, rindió pleitesía al niño La primera ceñida la ganó el Alinghi pero no por táctica sino por velocidad. Diecinueve segundos de ventaja en barlovento y el equipo suizo sobrado de fuerzas. Los neozelandeses se la jugaron en la popa y consi- Resultados 23- 06 Alinghi gana a New Zealand por 35 segundos 24- 06 New Zealand a Alinghi por 28 segundos 25- 06 Descanso 26- 06 Tercera regata 27- 06 Cuarta regata 28- 06 Descanso 29- 06 Quinta regata 30- 06 Sexta regata 01- 07 Séptima regata 02- 07 Descanso 03- 07 Octava regata 04- 07 Novena regata Si son necesarias LA PRESALIDA La ganó otra vez Dean Barker, que ayer estuvo más agresivo y eligió el camino por donde navegar VELOCIDAD Los suizos son más rápidos gracias a que su barco ciñe hasta tres grados más de ángulo que el de su rival guieron arañar tres segundos. En la puerta de sotavento, la prepotencia suiza le hizo tomar de su propia medicina. Barker decidió navegar por el lado derecho al estar ocupado el izquierdo por su rival, que le llevaba casi cien metros de ventaja. El Alinghi no quiso marcar la maniobra del New Zealand esperando que le beneficiara aún más un posible role. Cuando se quiso dar cuenta, los neozelandeses estaban delante y dominaban. Ed Baird quiso hacer lo del sábado, eso de adelantar por la derecha pero Dean Barker no le lejó. Llevó al barco suizo fuera del campo de regatas y viró en el layline Los suizos, con dos grados más de ceñida, quisieron demostrar su superioridad, pero los neozelandeses, perfectos en las maniobras, cubrieron bien su ventaja y llegaron a tomar por segunda vez barlovento con quince segundos de ventaja. La popa fue de puro match race El Alinghi trataba de escapar, pero ahí estaba Barker, con su martillo pilón para marcarle la maniobra. Los nervios de los suizos provocaban fallos en las trasluchadas, denotando que al equipo le faltan horas de navegación contra un rival de categoría. La llegada, con 28 segundos de ventaja, arrancó la sonrisa a Coutts.