Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 TOROS www. abc. es toros LUNES 25- -6- -2007 ABC Manzanares se rebela contra el dominio total de El Juli y cae herido de gravedad FERIA DE SAN JUAN Plaza de toros de Alicante. Domingo, 24 de junio de 2007. Casi tres cuartos de entrada. Tres toros de García Jiménez, uno con el hierro de Peña de Francia (el flojo y con clase 1 el deslucido 2 y el buen 6 y tres de El Ventorrillo, nobles 3 y 5 y manso el 4 muy desigual el remendado conjunto. El Juli, de rioja y oro. Pinchazo hondo y descabello. Aviso (saludos) En el tercero, estocada desprendida (oreja y petición) En el quinto, estocada (dos orejas) José María Manzanares, de azul marino y oro. Estocada (saludos) En el cuarto, estocada atravesada y dos descabellos. Dos avisos (saludos) En el sexto, estocada (dos orejas) ZABALA DE LA SERNA ALICANTE. No se estila por los pagos empresariales taurinos sustituir a un torero por otro de igual o mayor categoría. Ya pueden exigirlo pliegos de condiciones o contratos de papel mojado, que la norma es que si se cae un torero del grupo A se le reemplace por uno del grupo C. Y la diferencia económica que engrose las arcas del patrón. Pues Simón Casas ayer, para marcar distancias y sentar precedentes en ésta su primera gestión alicantina, se ha liado la manta a la cabeza y para cubrir la baja de Morante contrató a El Juli. Desconozco si se lo agradecerá la afición, pero debería. El detalle de redondear la Feria de San Juan con un mano a mano Juli- Manzanares no le ha salido precisamente barato. Y es que de gestos vive la Fiesta, y gesto fue el de Manzanares al rebelarse en el sexto contra el dominio apabullante de El Juli, que ganaba por goleada (3- 0) Josemari había contado con la suerte en contra, con un incierto toro de García Jiménez, versión Peña de Francia, y otro manso y feo de El Ventorrillo. Así que cuando vio las posibilidades de su último cartucho (García Jiménez) se encastó a por la remontada, toreando enfibrado, todavía más a gusto y con gusto con la izquierda. Empaque y raza. Y cuando ya acariciaba la gloria con las manos, en un remate surgió la seca cornada. Ni siquiera lo volteó, porque el hijo del maestro es de fuerte complexión. Pero enseguida brotó la sangre. Se resistió a ir a la enfermería. Al gesto de la rebelión se sumó el de la hombría El Juli cortó tres orejas y no quiso salir a hombros en solidaridad con su compañero herido de quedarse a rematar lo logrado, con el torniquete abrazando el muslo. El espadazo (qué bien mató a todos sus toros) amarró el triunfo de dos incontestables orejas. Mas la puerta que le esperaba era otra. En solidaridad con su compañero, El Juli tampoco quiso salir a hombros. Eso es de torero. Juli, que había saldado por fin su cuenta pendiente, con tres orejas en dos toros de El Ventorrillo, de más nobleza que calidad, ahora se iba por su propio pie, para que se entere el presidente del otro día que lo que jode no es una puerta grande más o menos, sino la injusticia. Julián López cuajó una actuación de mandón del toreo, aunque a mí la que más me llegó fue la faena de temple proverbial al frágil toro de García Jiménez que abrió plaza. Delicada obra para paladares finos sin refrendo a espadas. ANTONIO VIGUERAS Parte facultativo: Manzanares sufrió una cornada en la pierna derecha que afecta al límite interno del triángulo de Scarpa, con afectación de músculo abductor mayor y con dos trayectorias, una ascendente de 14 centímetros y otra descendente de 8. Pronóstico grave Es mi primera cornada tras 1.200 corridas Finito de Córdoba s Matador de toros POR ROSARIO PÉREZ ¿Cómo se encuentra? -Bastante bien y muy animado. Hoy me retiran los drenajes y, en principio, mañana o pasado abandonaré el hospital de Alicante. Mi idea es reaparecer el 7 de julio en Lucena. -La cornada ha sido fuerte. -Toca el triángulo de Scarpa y el abductor. Ha sido extensa, pero por suerte limpia. ¿Cómo recuerda el momento del percance? -Estaba muy metido con el toro y, después de un pase de pecho a favor de querencia, me pe- Animado y con deseos de volver a los ruedos, se recupera de su grave percance en la Feria de Alicante gó un tornillazo muy seco. Sentí que el pitón me quemaba la piel. -Las crónicas cuentan que estaba toreando con la calidad que le caracteriza. -Me permitió sentirme a gusto en quince pases, y eso compensa el dolor de la cornada. Son muchos años disfrutando delante del toro y gracias a él me siento torero y persona. Siempre estaré en deuda con él. ¿Cómo vive un torero de su veteranía la tragedia? -Curiosamente, ésta es mi primera cornada por asta de toro. Me hirió un novillo en la Feria de Málaga de 1989 y he toreado 1.200 corridas sin herirme un toro; sólo en Burgos uno me partió el tabique nasal. No tengo experiencia en la materia. -Debe de ser un récord. -Creo que hubo algún torero que se retiró sin ser cogido. La verdad es que he recibido muchas llamadas interesándose por mí, como si fuese intocable. -Eso se ha dicho a veces de Enrique Ponce. -Eso mismo me comentaba él, aunque en su caso fueron 700 corridas antes de herirlo. -El Gallo sentenció que el buen torero era el que llegaba limpio al hotel. -Tampoco es eso, pero lo que yo digo es que en la cama no se arregla nada; donde se soluciona es toreando. ¿Qué balance hace de su temporada? -Estoy en buen momento y muy ilusionado. Pero he tenido una mala racha con los toros, como me ocurrió en la Feria de Córdoba o en la reaparición de José Tomás en Barcelona. ¿Qué significó para usted hacer el paseíllo en una corrida que se convirtió en un auténtico acontecimiento? -Fue precioso, aunque me dio rabia no tener suerte con mi lote. Como aficionado, disfruté de un día grande para la Fiesta.