Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 25 s 6 s 2007 Festival Internacional de Granada CULTURAyESPECTÁCULOS 79 DANZA Ballet Ópera de Burdeos 56 Festival Internacional de Música y Danza de Granada. Ballet de la Ópera de Burdeos. DirectorsCharles Jude. Programas Les Sylphides Le Spectre de la rose L aprés- midi d un faune y Les fils prodigue Días 23 de julio de 2007 Historicista comienzo MARTA CARRASCO La cincuenta y seis edición del Festival Internacional de Música y Danza de Granada comenzó este pasado fin de semana con talante historicista y reivindicativo de grandes obras de los siglos XIX y XX. Il Califfo di Bagdad ópera de Manuel García (Sevilla 1775- -París 1832) una de las más fascinantes personalidades de la lírica del siglo XIX y padre de las divas María Malibrán y Pauline Viardot, inició la programación en una representación en la que actuaron en los principales papeles los cantantes José Manuel Zapata, Milena Storti y Emiliano González Toro. La escenografía estaba adaptada al recinto rena- centista del palacio de Carlos V de la Alhambra, y el vestuario era un diseño de José Enrique Oña Selfa, de Loewe. El estreno de esta ópera- -que el día 26 se podrá ver en el Teatro de la Zarzuela y el 28 en el Palau de la Música de Barcelona- escrita en 1813 y basada en el libreto de Andrea Leone Tottola, fue el arranque del festival que este año gira en torno a la idea de Españoles en París El Ballet de la Ópera de Burdeos que dirige Charles Jude puso en escena en el auditorio del Generalife de la Alhambra, una noche dedicada a la recuperación histórica, sobre todo para recordarnos la genialidad de personalidades como Mijail Fokine o Vaslav Nijinski, cuyas creaciones están aún vivas para la danza a pesar de los cien años de existencia. El repertorio resumía en gran medida el papel de Les Ballets Russes en el desarrollo estético de la danza del siglo XX. Inició la noche Les Sylphides de Mijail Fokine con músi- El Ballet de Burdeos realizó un programa para recordar el genio de Nijinski y Fokine ca de Chopin y la participación del bailarín español Ygor Yebra. Técnica en tutús clásicos sin demasiada brillantez. Le Spectre de la rose de Fokine con vestuario de Léon Baskt, no fue aprovechado por Roman Mikhalev para lucirse en uno de los mejores papeles masculinos de ballet, algo que sí hizo Xin Zhang en su versión de L Apres- midi d un faune de Nijinski, con música de Debussy, una obra que destapó el escándalo en la época y que hoy por hoy sigue tan fresca como el primer día. Sin escenografía, porque los cipreses de la escena del Generalife no lo permitían, sí lucieron los bailarines el espectacular vestuario creado por León Bakst e inspirado en la cultura griega. Pero la obra cumbre de la noche fue Le fils prodigue que Charles Jude, quien ha cumplido ya las bodas de oro con la vida, se reservó para sí. Con coreografía de Balanchine y música de Prokoviev, los bailarines lucieron el inquietante vestuario de Georges Rouault en una pieza con una sola mujer, la sirena, de espectacular danza. Fue lo mejor de la noche, una velada, sin duda, in memoriam de Diaguilev. Y más historia: en el programa de mano los dibujos realizados por Fresno sobre Nijinski publicados en ABC en 1917. Roman Mikhalev y Vanessa Feuillate en Le spectre de la rose EFE