Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 25 s 6 s 2007 CULTURAyESPECTÁCULOS 77 La gran voz rediviva La Fundación Victoria de los Ángeles y el sello Columna Música recuperan y difunden el legado musical de la gran soprano catalana SUSANA GAVIÑA MADRID. Su voz se apagó el 15 de enero de 2005. Lo hizo de la misma manera como vivió, con sencillez y discreción. Victoria de los Ángeles López García- -era su nombre completo- -cerraba la página de su vida como mujer y abría la de la leyenda, la de una gran artista, una voz que brilló por su calidad y su versatilidad, arropada por su calidad humana. Victoria de los Ángeles debutó en el Palau de la Música Catalana en 1944, y en 1980, sin anuncios previos- -tan en boga en estos día- se retiró de la ópera con Pelléas y Melisande en el Teatro de la Zarzuela. En 1997, tras una brillante carrera internacional en la que destacó tanto en la escena como en el lied, se retiró definitivamente con un recital en el Teatro Nacional de Cataluña. La soprano, después de cinco décadas de dedicación casi en exclusiva a la lírica, confesaba al periodista Jaume Comellas, en su libro Memorias de viva voz la claridad de su decisión: Éste es el momento. No puedo cantar más; es imposible Y también lo que supuso: No te diré que toda mi vida se fuera en aquel momento, pero casi la mitad sí Dos años después de su fallecimiento, la Fundación que lleva su nombre- -y que se presentó en Barcelona oficialmente el pasado mes de enero y hace unos días en Madrid- expone el objetivo que persigue desde su creación: Promover, difundir, conservar y compartir el legado de Victoria de los Ángeles, según palabras de Álex Robles, uno de los patronos de la institución. Con este fin, se ha establecido un plan de actividades para las que ha contado con la colaboraciones de diversas instituciones, como la Escuela Superior de Música de Cataluña y la Escuela de Música Victoria de los Ángeles de San Cugat (localidad donde vivió gran parte de su vida) Algunas de ellas ya han tenido lugar, como la convocatoria de becas de excelencia, un recital de María Bayo o la cesión del legado de la soprano, distribuido en diversos centros, entre ellos, el Instituto del Teatro, donde se encuentran sus trajes operísticos. Pero la apuesta más importante es, sin duda, la recuperación de sus grabaciones y puesta al día de la discografía, que la Fundación llevará a cabo con la colaboración del sello Columna Música. Entre sus retos se encuentran los de editar las grabaciones de óperas y recitales que han quedado inéditos; así como las grabaciones realizadas en directo y la discografía descatalogada explica Nuria Viladot, directora del sello. De momento, este esfuerzo ya ha dado como fruto tres discos, reunidos dentro de la Colección Victoria de los Ángeles: una grabación de la ópera Martha de Von Flow, que la soprano interpretó en el Metropolitan de Nueva York en 1961, y no editada hasta hoy; Tokyo recitals, 1988- 90 con el pianista Manuel García Morante, y, por último, el recital que ofreció la cantante en el Palau de la Música Catalana en 1987. Con la intención de publicar tres o cuatro discos al año, entre los próximos proyectos que contempla Columna Música se encuentran una grabación con música de Joaquín Nin Culmell, las óperas Fausto (1953) y Manon (1951) ambas con Nicolai Gedda; la Atlántida registrada en el Liceo en la temporada 1992- 93, y La bohème grabada en directo en la Ópera de San Francisco en 1962, entre otras. La Fundación también ha organizado este mes de junio unas clases magistrales en San Cugat, con el barítono polaco Jersy Artysz; mientras que el año próximo tiene previsto montar una exposición sobre la cantante que girará por las principales ciudades donde actuó. También creará una plataforma web (www. victoriadelosangeles. org) donde se podrá obtener información y comprar discos de la artista. El próximo mes de enero, el Concurso Viñas incluirá una nueva categoría, el premio Victoria de los Ángeles, al mejor intérprete de ópera francesa. Los poetas logran que el olvido no venza jamás Marifé Santiago s Poeta cordemos que la Ética es la elección voluntaria de un punto de vista ante la vida mediante el cual podemos ponernos en el lugardelotroy, porlomismo, respetarlo en la necesidad de convivir juntos. Cuando nace esa acción, de inmediato la Justicia se transforma en Belleza, en la invención de una geografía que antes ha sido imaginada. La Estética es, por lo tanto, la reflexión sobre el Arte, sobre la capacidad humana de concebir espacios habitables que añaden dignidad a la vida. Filósofa y experta en Estética, Santiago ha publicado recientemente el poemario El día, los días (Calambur) MANUEL DE LA FUENTE MADRID. En un rincón del alma, o quizá en el ala oeste del palacio de las emociones, reside un don, a veces de la ebriedad, pero siempre de la palabra, el don de la poesía, el fuego eterno del que algunos seres humanos robaron unas brasas. De ellas nacen versos como los que encendidamente pueblan las páginas de El día, los días (Calambur) el último poemario de Marifé Santiago. Filósofa y experta en Estética, Santiago desenreda los hilos de su memoria para relatar quiénes le ayudaron a echar sus primeros pasos en este caminar de la poesía: Aprendo cada día y siempre me acompañan Homero, Shakespeare, Valente, Gamoneda, Jabés, Tsvietaieva, Gelman... Y esos autores que son Poetas aunque escriban lo que los estudiosos que todo clasifican llaman prosa Hablo de Virginia Woolf, de Yourcenar, de Zambrano. Hablo de la dificultad de seleccionar y del gozo de un verso de Celan, por ejemplo -En una de las partes del libro (Cuarto Día) escribe de mujeres que se antojan casi seres mitológicos, diosas de lo cotidiano, y sacerdotisas de la memoria. ¿Aún existen seres humanos de esta hermosa catadura moral y vital? -El mundo está lleno de mujeres anónimas que son, efectivamente, diosas de lo cotidiano. En su sobrevivir, un día más, al dolor y a la desesperanza está su fuerza y su magisterio. Las tenemos muy cerca, a veces tan cerca que llega a darnos pudor mirarlas, reconocerlas. Su grandeza moral está en guardar, con tanta humildad como tesón y fortaleza, el futuro propio y el de quienes las rodean. El Concurso Viñas incluirá una nueva categoría, el premio Victoria de los Ángeles, al mejor intérprete de ópera francesa Hay un regreso al vientre de la ciudad más mía: donde fuimos niños y soñamos escribe. ¿La verdadera patria es la infancia? -Al menos es el lugar, la geografía donde los sueños empiezan a aparecer; con ellos, los caminos que acabarán dibujando nuestras biografías. Más información sobre la soprano: http: www. victoriadelosangeles. org -Para unos poetas, escribir es gozo, para otros sufrimiento, casi un alumbramiento. ¿Cómo vive usted este acto creativo? -Escribo incluso cuando no lo estoy haciendo. Ser poeta es una actitud ante la vida. -Los poetas detienen sus ojos en el mundo y, a veces, el mundo está fuera de la mirada y otras está dentro. La experiencia poética es un encuentro, nunca una búsqueda, y eso significa que para cada poeta hay una experiencia personal y, por lo mismo, no se pueden establecer definiciones o reglas: la Poesía, la creación, es el reino de la libertad absoluta, de las posibilidades infinitas. ¿Los poetas deben hartarse de saber o con darse grandes tragos de la vida puede ser suficiente? La soprano Victoria de los Ángeles, en una imagen de archivo ABC ¿Es viable la estética sin un componente ético? -No hay Estética sin Ética. Re- -Ellugar delos poetas, decía Valente, es el desierto; quiero decir que no perteneciendo a la ciudad- -norma por excelencia, pacto, consenso, o como queramos señalar las relaciones que, como ciudadanos políticos, nos definen- tienen la perspectiva de la misma, permitiendo que el olvido no venza jamás y que los sueños que se quedaron en la parte de atrás de la vida, aguarden el momento de regresar. En tal sentido, los poetas fueron los primeros legisladores Y no hay contradicción en estas palabras. Un día, cuando el hombre sea libre, la política será una canción cantó León Felipe. En este planeta que tanto desafina, ¿cuál es el sitio de los poetas?