Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 25 s 6 s 2007 MADRID 51 Una tienda de frutos secos vendía droga a menores en latas de refrescos La Policía Municipal detiene al dueño del negocio, localizado en Carabanchel, y a otras dos personas s Los agentes hallaron 1.700 gramos de hachís en su piso C. HIDALGO MADRID. Los padres de los centros de Primaria y Secundaria del Parque Eugenia de Montijo, en el distrito de Carabanchel, tenían razón en sus sospechas: alguien estaba vendiendo droga a sus hijos. La voz de alarma, el miedo de los progenitores, llegó a oídos de agentes tutores municipales que controlan las anomalías en los entornos escolares. El trabajo de estos funcionarios no hizo más que constatar las dudas iniciales: los jóvenes consumían drogas que les estaban vendiendo por la zona. Así fue como se pusieron a trabajar con los agentes de la Policía Municipal de la Unidad Integral de Carabanchel. Así arrancó la operación Sasa Un día laborable de este mes, un policía de paisano entró en una tienda sospechosa. El establecimiento, que supuestamente se dedicaba a la venta de frutos secos, era utilizado para otros menesteres, nada legales. Eran las 16.25. El agente observó cómo la dependienta entregaba a un chaval de 13 años un trozo de hachís, a cambio de un billete de 10 euros, in- cia policial, uno de los ocupantes del piso salió corriendo por la calle, tirando una bolsa de basura, en la que llevaba hachís y cuatro latas de cervezas con doble fondo, como las de refresco, donde se escondía la droga. También portaba un cuchillo de cocina. El sospechoso consiguió huir, indicaron las fuentes consultadas. Más tarde, a las 19.45, salió una chica del domicilio. Allí mismo fue detenida. Los arrestados fueron trasladados a la comisaría de Policía Nacional de Carabanchel, donde fueron sometidos a interrogatorio. Horas después, a las doce y media de la madrugada, volvío al piso el hombre que salió corriendo la tarde anterior dejando tirada la droga. Fue en ese momento cuando este sospechoso pudo ser detenido por los agentes. Con orden judicial, los agentes realizaron un registro en el domicilio. Allí encuentraron 863 euros en efectivo, una báscula de precisión, restos de hachís por el suelo y 1.700 gramos de droga. Fuentes policiales indicaron que el valor de la sustancia incautada podría haber alcanzado en el mercado del narcotráfico 8.500 euros. Los tres detenidos pasaron a disposición judicial. 8.500 euros en el mercado Cuatro latas de refresco contenían 41 porciones de hachís formaron fuentes policiales. A partir de ahí, los agentes tutores del Ayuntamiento de la capital se hicieron cargo del menor. Mientras, la Policía Municipal identificó a la dependienta, y se dio aviso a la Unidad Canina para que acudiera a rastrear el establecimiento. Los perros, una vez allí, comenzaron la inspección, y señalaron cuatro latas de Cocacola como sospechosas. Cuando los agentes las abrieron, en- ABC contraron 41 porciones de hachís en su interior. La dependienta fue detenida. Sin embargo, ella no era la dueña del establecimiento ni, por lo tanto, parecía la cabecilla de la banda. El siguiente paso fue establecer un dispositivo de vigilancia ante la vivienda del dueño del comercio, situada en la calle de Belvis de la Jara. Al percatarse de la presen- Dispositivo de vigilancia La operación comenzó cuando agente de paisano observó cómo un niño de 13 años compraba hachís