Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL www. abc. es internacional LUNES 25- -6- -2007 ABC Brown toma el relevo de Blair y promete un retorno a las raíces laboristas El nuevo líder del partido se instalará el miércoles en Downing Street EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL MANCHESTER. Con la promesa de velar por el alma del partido y actuar como un político de convicciones para un nuevo comienzo Gordon Brown se convirtió ayer en nuevo líder laborista, en sustitución de Tony Blair, a quien reemplazará como primer ministro pasado mañana. Brown se presentó ante los 2.000 delegados de la conferencia especial en Manchester sin un programa rupturista respecto a Blair, pero sí con un perfil personal marcadamente distinto. Si el hasta ayer líder recibía a veces críticas por tener poca solidez ideológica, actuar de modo oportunista y aislarse en un cierto engreimiento, Brown se definió como adalid de los valores laboristas y terminó su discurso diciendo que está listo para servir inclinando pronunciadamente la cabeza ante el auditorio. Fue una escenificación de gestos. Blair salió e introdujo a su amigo Brown con muy pocas palabras, pues él era el protagonista, al haber cambiado ya la vara de mando tras trece años en su posesión. Ambos se dieron efusivamente la mano, pero no hubo abrazo, que habría sonado a falso después de tantos años de complicada relación. El acto fue elegante y sobrio, según el deseo de Brown de romper con la política de la apariencia atribuida a su antecesor. Y los delegados acogieron la nueva singladura sin divisiones, demostrando ser un partido serio, maduro y disciplinado como dijo Blair. Brown fue coronado sin necesidad de votación ya que fue el único candidato al puesto. El cargo de vicelíder del partido fue cubierto por la diputada Harriet Harman, tras una reñida votación con otros cinco aspirantes. Fue tan repartido el voto que Harman, sin peso político, no se ganó el mérito de entrar en el Gobierno como viceprimer ministro. Esto deja a Brown un mayor margen de maniobra para decidir la composición de su Gabinete, que anunciará el mismo miércoles cuando entre en el 10 de Downing Street o al día siguiente. El recambio en el poder ha sido saludado con un aumento de las intenciones de voto laborista. Por primera vez en casi un año, una encuesta situaba ayer a los conservadores de David Cameron por detrás. Según el sondeo de The Observer los laboristas tienen en estos momentos el apoyo del 39 por ciento de la población, frente al 36 por ciento de los tories y el 15 por ciento de los liberal- demócratas. En cualquier caso, es ahora cuando empieza la lucha de cara a las próximas elecciones generales, que podrían celebrarse en 2009. Blair llegó al poder con un discurso de Educación, Educación, Educación Brown ha preferido centrar sus prioridades en Educación y Sanidad, en una orientación social del Gobierno muy similar. Como siempre hace a la hora de referirse a sus fundamentos ideológicos, Brown se remitió a su época infantil y juvenil en Escocia. Aseguró que la buena educación recibida y la atención de la medicina pública, que le permitió recuperar la vista de un ojo (quedó ciego del otro) tras una lesión jugando a rugby, serán prioridades para su Gobierno. Todo lo que creo y todo lo que intento hacer viene de los valores con los que crecí: deber, honestidad, duro trabajo, familia y respeto a los demás proclamó el hijo del pastor presbiteriano. Honestamente digo: soy un político de convicciones. Me afilié a este partido- -añadió Brown- -porque creía en estos valores. Éstos guían mi trabajo, son mi compás moral. Esto es lo que yo soy. Y porque son también los valores de nuestro partido, el partido que yo dirijo debe tener más que una serie de políticas, un alma Nada más comenzar su discurso, agradeció a Blair su dedicación y destacó alguno de Sin votaciones Fundamentos ideológicos Blair saluda efusivamente a Brown en el día de su relevo sus logros, como la paz en Irlanda del Norte. Pero enseguida pasó página sin agrandar en exceso la figura de su antecesor y situándolo entre los líderes del pasado, junto a John Smith y Neil Kinnock, presente en la sala y para quien también pidió un aplauso. Parte del programa de Gobierno incluía mayor inversión pública por alumno, el acceso de más jóvenes a la Universidad, mayores poderes para la Policía en su lucha contra la criminalidad y la conducta antisocial, y exigencia a los inmigrantes de que aprendan inglés y respeten la cultura. Respecto a Irak, Brown no avanzó nada nuevo. Admitió que se han cometido errores, pero no precisó ningún calendario de futura retirada, se limitó a indicar que el Gobierno aprenderá las lecciones que deben ser aprendidas pero también que el Reino Unido seguirá asumiendo sus obligaciones internacionales Sólo un cambio adelantó en este terreno: que será el Parlamento el que constitucionalmente tenga la última palabra a la hora de decidir si va a la guerra. Tony Blair, en una de sus últimas fotos en Downing Street AP Medidas sociales La educación y la medicina pública serán las prioridades del Gobierno del nuevo primer ministro El acto fue elegante y sobrio, para romper con la política de la apariencia atribuida a Tony Blair ABC. es Perfil de Gordon Brown en abc. es internacional