Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ESPAÑA Ataque mortal a las tropas españolas en la guerra del Líbano LUNES 25 s 6 s 2007 ABC MISIONES ESPAÑOLAS DE PAZ ACTIVAS Kosovo (KFOR) Istok Contingente de 550 soldados españoles integrados en la Agrupación oeste, bajo mando Pristina italiano. La Base española se encuentra en la localidad de Istok OCÉANO ATLÁNTICO Ex- Yugoslavia (EUMM) Cuatro oficiales españoles que están integrados en distintos equipos de población, en Montenegro, Serbia, Macedonia y Kosovo Afganistán (ISAF) Con un contingente de 670 soldados, España lidera la Base de Apoyo Avanzada de Herat. TAYIQUISTÁN Tiene también efectivos en la base de Qala i Naw y en el cuartel general Qala i Naw Kabul de ISAF en Kabul. Asimismo, España Herat mantine un destacamento aéreo en Manás (Kirguizistán) para apoyo al AFGANISTÁN despliegue español en Afganistán KIRGUIZISTÁN OCÉANO PACÍFICO Manás El único incidente hasta ahora en la zona había sido el vuelco de un vehículo tras salirse de la carretera, que se saldó con dos militares heridos Alonso decidirá si concede a los 6 cascos azules la Cruz al Mérito Militar con distintivo rojo, reservado a acciones de guerra Kosovo (UNMIK) Dos oficiales españoles Unión Africana en Darfur (EU AMIS II) Dos oficiales españoles como expertos en logística y personal integrado en los cuarteles de Jartum y Addis Abeba OCÉANO PACÍFICO Darfur Jartum SUDAN REP. D. CONGO Kinshasa ERITREA Addis Abeba ETIOPÍA OCÉANO ÍNDICO Líbano (Operación Libre Hidalgo Beirut Rep. Dem. del Congo (MONUC) Dos oficiales españoles se encuentran como observadores militares asignados a diversos equipos Operaciones con unidades Operaciones con observadores 1.100 soldados, son los efectivos españoles que lideran la Brigada Multinacional Oriental. El personal del contigente español se encuentra repartido en las bases Marjayoun de Marjayoun y Naqoura al sur del Líbano Naqoura ABC P. SÁNCHEZ Fuente: Ministerio de Defensa de España Etiopía y Eritrea (UNMEE) Tres oficiales continúan en la misión como observadores A los soldados caídos les quedaba menos de un mes para regresar Ya son 135 los militares muertos en veinte años de misiones en el exterior s Más de una veintena de ellos han fallecido en la actual legislatura J. ALBIOL MADRID. Una misión de paz que merece la pena Así calificaba el sentido del envío de tropas españolas al Líbano el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el pasado 7 de agosto de 2006, momentos antes que el ministro de Defensa, José Antonio Alonso, reconociera en el Congreso de los Diputados la existencia de riesgos evidentes en una misión díficil y complicada Según declaró el líder del Ejecutivo, el despliegue sólo tenía el riesgo habitual de una misisón de paz El contingente español de la FINUL (Fuerza Interina de Naciones Unidas para el Líbano) está integrado por 1.100 militares cuya misión concluía el mes próximo. Se encuentra asentado en la base española Cervantes sede de la Brigada Multinacional del Sector Este de FINUL, que lidera España. Las fuerzas españolas, que se encontraban en alerta tras el aumento de la tensión en la zona, están en el país bajo la resolución 1701 del Consejo de Seguridad de la ONU que aprobó reforzar la Fuerza de Interposición de Naciones Unidas en Líbano- -dotada de casi 12.000 solados de veintisiete nacionalidades- -para garantizar el alto el fuego entre Israel y la milicia chií de Hizbolá, dando apoyo a las Fuerzas Armadas libanesas en el establecimiento de la paz y la seguridad. El único incidente registrado hasta ahora en esta zona tuvo lugar el pasado 19 de mayo, cuando dos soldados españoles resultaron heridos leves al volcar el vehículo blindado BMR en el que viajaban. La Brigada Ligera Aerotransportable (Brilat) de Figueirido tiene previsto desplazar progresivamente antes del 17 de julio a unos 250 soldados al Líbano. Fuentes militares indicaron que la movilización de la Brilat se producirá de forma escalonada hasta esa fecha en la que el nuevo dispositivo español debe estar totalmente desplegado en ese país. El contingente militar de la Brilat realizará esta nueva misión, cuya peligrosidad, según indicó el general Pitarch, no es superior al de otras misiones en las que han participado nuestras fuerzas Ayer se pudo medir la peligrosidad real de esa misión en estos momentos, con la muerte de seis soldados a los que les faltaba menos de un mes para volver a España. Su muerte se convierte en la segunda mayor tragedia sufrida por tropas españolas en la legislatura de Zapatero, detrás de la que costó la vida en Afganistán a los 17 militares que viajaban a bordo del helicóptero Cougar el 16 de agosto de 2005. La última baja antes de lo sucedido en Líbano fue la de Idoia Rodríguez Buján, primer soldado española muerta, por un ataque de la insurgencia talibán en una misión que se estaba llevando a cabo en una zona de guerra cercana a Shindand (Áfganistán) el mismo lugar en el que se estrelló el Cougar La muerte de Idoia se produjo como consecuencia del estallido de una mina de alta potencia al paso de un convoy español. En este caso, el Gobierno negó a Idoia la Cruz al Mérito Militar con distintivo rojo, categoría que se concede a los militares que hayan destacado en acciones de guerra El soldado Jorge Arnaldo Hernández, de origen peruano, que perdió la vida al estallar otra mina anticarro activada a distancia por los talibanes, completa la lista negra de muertes en el Ejército español durante el último Gobierno socialista. Tanto en la muerte de Arnaldo como en la de Iodia, el Ejecutivo optó por el distintivo amarillo, referido a misiones calificadas de alto riesgo La muerte ayer de los seis cascos azules eleva a 135 la cifra de militares españoles fallecidos en misiones en el exterior desde 1987. El mayor número de víctimas en la historia moderna de las Fuerzas Armadas españolas se produjo el 26 de mayo de 2003 cuando murieron 62 militares que regresaban de la misión de paz en Afganistán (ISAF) en un Yakovlev- 42, que se estrelló en Trebisonda (Turquía) A ellos sí se les concedió el distintivo rojo. A consecuencia directa de ataques armados, el hecho más grave se registró el 29 de noviembre de 2003 cuando siete militares españoles del CNI murieron en una emboscada en Latifiya (Irak) El Rey se interesó por la seguridad de las tropas españolas en mayo A. M. -F. ENVIADA ESPECIAL SHANGHAI. Su Majestad el Rey acababa de aterrizar en China, donde hoy iniciará una visita de Estado de cinco días, cuando fue informado de la muerte de seis soldados españoles en el Líbano. Don Juan Carlos, que recibió la noticia cuando ya era casi medianoche en Shanghai, por la diferencia horaria, se mostró muy apenado por la noticia y estuvo en contacto permanente con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y con el ministro de Defensa, José Antonio Alonso, para que le informaran de cualquier detalle de los hechos ocurridos en Sahel al Derdara. Según informó un portavoz de la Casa del Rey, Sus Majestades los Reyes y los Príncipes de Asturias enviaron telegramas a las familias de los militares fallecidos y al ministro de Defensa, José Antonio Alonso, para mostrarles sus condolencias por el trágico resultado del atentado sufrido por las tropas españolas desplegadas en el Líbano. El pasado 23 de mayo Don Juan Carlos mostró su preocupación por la situación de este contingente destacado en escenarios de riesgo y se interesó especialmente por la seguridad de los más de mil soldados desplazados al país asiático, durante una visita al Estado Mayor de la Defensa. Aquel día, el Rey contactó por videoconferencia con los mandos militares de las distintas misiones, a quienes transmitió un mensaje de apoyo, solidaridad y gratitud.