Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Domingo 24 de Junio de 2007 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.429. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 3,20 Bélgica: 3,00 Estados Unidos: 3,50 USD. Francia: 3,05 Irlanda: 3,00 Italia: 2,80 Holanda: 3,00 Portugal: 2,45 Reino Unido: 1,80 LE. Suiza: 5.40 CHF. Marruecos. 30 Dh. El anillo de la castidad a juicio Lydia Playfoot, de 16 años, ha llevado a los tribunales a su colegio por no dejarle llevar el anillo de la castidad mientras a sus compañeros musulmanes y sijs se les permite mostrar sus símbolos religiosos EMILI J. BLASCO esalonicenses 4: 3- 4: Dios os quiere santos y completamente libres de la inmoralidad sexual Esa es la cita a la que hace referencia la inscripción en el discreto anillo plateado que Lydia Playfoot lleva en el dedo, como señal de su compromiso personal a no mantener relaciones sexuales hasta llegar al matrimonio. Un símbolo que podría costarle la expulsión del colegio si la Corte Superior británica, ante la que ha recurrido, no la ampara. Lydia, de 16 años, considera que la disposición de su centro, la Millais School, en la población inglesa de Horsham, supone una violación de sus derechos. En mi escuela, las chicas musulmanas están autorizadas a llevar velos y los sijs pueden llevar brazaletes. Parece como si los cristianos fuéramos los únicos que no podemos manifestar nuestra fe declaró la joven el viernes a la puerta del Juzgado. Leon Nettley, director del centro, ha rechazado las alegaciones indicando que la política de uniforme de la escuela prohíbe llevar piezas de joyería a los alumnos, a excepción de unos pequeños pendientes. Según Nettley, el Silver Ring Thing no es algo requerido por la religión, sino simplemente una de las muchas maneras de hacer público un determinado punto de vista dentro de la fe cristiana En la Millais School están permitidos los velos y los símbolos de otras religiones porque en su caso son un requisito de esos credos Ahora la Corte Superior deberá establecer si el anillo de la castidad es también un símbolo religioso homologable a los otros. Lydia tiene como abogado al mismo que defendió a Nadia Ewedia, la empleada de British Airways que el año pasado Irene Lozano SIN NOTICIAS DE LAS MUERTAS al vez la abundancia de mujeres muertas en los titulares estimule a algún maltratador a precipitar su machetazo. Si fuera así los medios de comunicación deberían plantearse, como siempre, como cada día, si están haciendo lo posible para contribuir a erradicar la violencia machista. A mí me gustaría leer menos carnaza morbosa. Y saber de esas mujeres que se pusieron a salvo en el último minuto y hoy llegan silbando a su trabajo, con un par, porque tienen un hombre que las ama y un futuro. Conocer las historias de las supervivientes sería un bálsamo para una sociedad decidida a perseguir a los torturadores domésticos hasta el infierno, aunque nos cueste vomitar el desayuno cuando viene con noticias escabrosas. Empequeñecer los titulares, como pretende el ministro Caldera, tal vez aplazaría alguna ejecución. Hasta que un arroz se quemara en una lumbre de lágrimas o el talle de un vestido se ciñera sugerente. No creo que debamos conformarnos con que vivan un tiempo de descuento. Desde que Ana Orantes fue quemada viva por su ex marido hace diez años, el papel de los medios ha sido decisivo para la toma de conciencia de la sociedad. Hoy ningún juez obliga a una mujer a convivir con su maltratador, ningún policía dice desde detrás de un mostrador que estas cosas se arreglan en casa, y crimen pasional ha caído en desuso. La prensa se ha deslomado para sembrar estas semillas y es injusto no reconocerlo. En su espejo se reflejará algún asesino, pero también muchas maltratadas que, al oír su propia historia en la de la última muerta, piensen que aún están a tiempo de vivir, que tienen a la policía y a los jueces inequívocamente de su parte. Que estamos, en fin, para lo que necesiten. T T Lydia Playfoot muestra el anillo de la discordia ganó el pleito contra su compañía por no permitirle llevar colgada al cuello una cadena con una pequeña cruz La joven entró en contacto hace dos años con el movimiento del Silver Ring Thing una iniciativa puesta en marcha en EE. UU. en 1996. Inicialmente la escuela no le dijo nada, pero cuando su ejemplo comenzó a ser seguido por otras compañeras, la dirección del centro le pidió que se quitara el anillo. Persistente en su empeño, Lydia fue apartada de los demás estudiantes, recibiendo AFP clases individualmente hasta que la orden del colegio fue taxativa: debería quitarse el anillo o sería expulsada. Philip Playfoot, el padre de Lydia, cree que su caso es en gran medida un microcosmos de algo mayor que está sucediendo en nuestra cultura; en el Reino Unido los valores y puntos de vista cristianos están siendo puestos de lado. Básicamente, te están diciendo: puedes creer en lo que quieras, pero no puedes dejar que eso tenga impacto en la esfera pública