Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
106 DEPORTES www. abc. es deportes DOMINGO 24- -6- -2007 ABC Los sevillistas celebraron sobre el césped del Bernabéu el título copero. Valió el tanto de Kanouté para decidir la final y redondear la temporada MILLÁN HERCE El Sevilla se instala en el paraíso Derrotó a un Getafe luchador pero espeso en una áspera final y sumó su tercer título de la temporada Sevilla Getafe 1 0 gió lo mejor que tiene dentro este equipo de Juande que no parece tener límites. Cuanto más se le exige, más da. Mejor responde. Para llegar al último partido de la temporada, después de haber disputado 63, en esa plenitud física. táctica y mental hay que ser un equipo de verdad. Y el Sevilla lo es. Nada, absolutamente nada se le puede reprochar al Getafe. Eliminar al Barcelona de la forma que lo hizo, clasificarse para la Copa de la UEFA y disputarle la final con esa entereza al Sevilla ya es para que Schuster y los suyos se sientan orgullosos de lo conseguido en esta temporada. Ayer tuteó al Sevilla aunque no luciera su mejor versión futbolística. No se sintió inferior y posiblemente lamentará mucho tiempo la ocasión que Güiza tuvo en el minuto siete con el partido todavía cerrado. Palop le adivinó la intención, pero el delantero no eligió la mejor acción en el mano a mano con el portero. Cuatro minuto después, Kanouté no falló ante Luis García. Aprovechó el error de Pulido para correrse medio campo con el balón atado a sus botas y definir con precisión ante la salida del portero. En acciones como esas se nota la experiencia de un equipo y, sobre todo, la calidad individual de un jugador. Con el marcador a favor el Sevilla jugó su partido. Una de sus grandes virtudes demostrada a lo largo de la temporada en las tres competiciones que ha disputado ha sido esa, su facilidad para acoplarse a las situaciones. No le importó ceder el balón y unos metros de campo más de lo normal al Getafe, pero no podía permitirse el lujo de que los desmarques de Güiza sorprendieran a los centrales como en la jugada antes mencionada. Mientras el Getafe lo intentaba por activa y por pasiva, más por la derecha que por la izquierda, pero con un juego demasiado en corto y escaso de velocidad y profundidad, los de Juande se pusieron a picar. Imponente su presión, su trabajo, su disciplina táctica, su orden y su organización. Poulsen y Renato no dejaban ni un metro ni un segundo a Casquero. Los laterales apretaban cada uno a su estilo, los centrales achicaban espacios. Kanouté echó una mano en posiciones retrasadas y, en definitiva, optó por un juego ofensivo más directo de lo acostumbrado, pero es que el partido estaba para ello. Aún así llegó más fácil al área rival que el Getafe. En la segunda parte, el Sevilla mostró otra de sus facetas. Salió decidido a que se jugara lo menos posible a base de cortar el ritmo del partido continuamente. Con faltas, con caída al suelo, con artimañas que terminaron por descentrar a los hombres de Schuster que no encontraron nunca la continuidad necesaria en sus acciones. El desgaste físico también tuvo su influencia en los últimos minutos. El acoso azul fue absoluto, pero ineficaz. Abusó del juego interior y la acumulación de hombres del Sevilla cerró todos los espacios. Incluso en un par de contras los de Juande pudieron cerrar la final, pero no acertaron y al final valió el tanto de Kanouté para decidir una final que no alcanzó a brillantez que se podía esperar por las características de los dos equipos. Al Getafe le pudo la presión y nunca consiguió elaborar el fútbol fluido que tiene dentro porque el Sevilla no le dejó maniobrar. Así, además se ganan las finales. Desactivando al rival y utilizando tus armas como mejor te conviene. El Sevilla, a la contra Sevilla (4- 4- 2) Palop; Alves, Javi Navarro, Escudé, Dragutinovic; Navas, Poulsen, Renato (Martí, m. 80) Puerta (Duda, m. 75) Kanouté y Luis Fabiano (Kerzhakov, m. 50) Getafe (4- 4- 2) Luis García; Contra (Pachón, m. 86) Pulido, Belenguer, Paredes; Cotelo, Celestini, Casquero, Nacho (Vivar Dorado, m. 70) Manu del Moral (Verpakovski, m. 79) y Güiza. Árbitro: Rodríguez Santiago. Mostró tarjeta amarilla a Renato, Paredes, Belenguer, Nacho, Pulido, Duda y Celestini. Expulsó a Kanouté en el 90 por agresión a Casquero. Goles: 1- 0. m. 11: Kanouté. Peor segunda parte ENRIQUE ORTEGO MADRID. El Sevilla concluyó la mejor temporada de su historia como la empezó, con un título, el tercero. En agosto fue la Supercopa de Europa después de dar un repaso futbolístico al Barcelona. Ayer fue la Copa del Rey ante un Getafe que le exi-