Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 24- -6- -2007 TOROS www. abc. es toros 101 José Tomás y El Cid protagonizan un espléndido duelo en la tierra de la luz ZABALA DE LA SERNA ALGECIRAS (CÁDIZ) Sexto día después de Barcelona. Tercera corrida tomista. Aviones, trenes y coches. Dos mil y pico kilómetros. O más. José Tomás arrastra los focos de la información, el eco del suceso de la temporada, ¿reaparecería Alí en Estados Unidos sin un seguimiento mediático de los primeros combates? Quiere saber el mundo su estado de forma, el fondo, el ánimo, la pegada... La plaza de Algeciras no registraba una entrada semejante desde 1990, cuando se colgó el último No hay billetes J. T. se ha convertido en novedad. Después de un lustro de ausencia ha reverdecido las ilusiones, las suyas y las de la afición. Las ovaciones que cosecha en cada paseíllo, con los tendidos erizados en pie, recuerdan, más que al José Tomás que marchó, al José Tomás que fue. Coincidía además, como aliciente extra, que se encontraba por primera vez en la historia con El Cid, el heredero de su testigo en Madrid y Sevilla, en Las Ventas y en la Maestranza. Y Cid, Manuel Jesús por nombre de pila, le enseñó los dientes al torero reaparecido. Gran toro del llorado Luis Algarra, el señorío andante, y toreo en serio y encajado sobre la derecha. Últimamente El Cid está toreando mucho mejor con la mano contraria a su condición natural de zocato. Una serie, tras la suave apertura, rayó la perfección. Las dos siguientes, de notable tono. Y el toro que repetía con el hocico por el suelo con franca bravura. Los naturales se alinearon menos compactos. Buena la faena y toreros los remates. Y contundente ALGECIRAS Plaza de toros de las Palomas. Sábado, 23 de junio de 2007. Lleno de no hay billetes Toros de Luis Algarra, de pareja y correcta presentación y bajos de casta; destacaron el extraordinario el 3 y el noble 5 César Rincón, de negro y oro. Pinchazo y media estocada caída (saludos) En el cuarto, media estocada tendida (saludos con división) José Tomás, de verde esperanza y oro. Dos pinchazos y estocada corta y tendida (saludos) En el quinto, pinchazo y estocada (dos orejas) El Cid, de gris perla y oro. Estocada (dos orejas) En el sexto, estocada desprendida (oreja) José Tomás y El Cid salieron a hombros. Sanatorio de toreros Finito evoluciona bien Finito de Córdoba evoluciona favorablemente de la cornada grave en el triángulo de Scarpa que sufrió anteayer en la Feria de Hogueras. Juan Serrano se recupera en el Hospital Perpetuo Socorro de Alicante. José Tomás respondió con rotundidad al órdago de un espoleado Cid para irse los dos a hombros el colofón de un espadazo que le valió las dos orejas. José Tomás respondió con rotundidad al órdago. Meció en el capote a pies juntos al cuajado y colorado quinto, en unos lances que prácticamente se tornaban en maravillosos delantales, hasta los medios. La clase y la justa fuerza del toro apenas necesitaban castigo. El quite por chicuelinas fue pura seda, como toda la faena, ofreciéndole el pecho y la muleta plana desde la serenidad y el sitio. Más temple no cabía, ni tampoco una brizna de aire entre el toro y la taleguilla. Bramó el gentío con una trinchera, con el toreo de vuelos del monstruo de Galapagar. Jugó la izquierda con la misma exquisitez, con idéntica ligazón, con soberbia naturalidad. Cosió un cambio de mano por la espalda con un natural de oro. Avivaba el fuego que le faltaba al toro. Un pinchazo apuntaba con reducir la pasión, que se volvió a prender con las manoletinas. Ahora el estoconazo consolidó la puerta grande de un José Tomás absolutamente feliz, sin tener la completa suerte de cara para que explote toda su dimensión. Ni una sola opción le había dado el anterior, un toro que ni humilló ni se desplazó, con defensiva actitud. Rincón había lanceado a la EFE verónica con el empaque de la veteranía. El toro de Algarra derribó en un puyazo y se aculó luego mucho en tablas. Pero el toro mantuvo la nobleza y la apertura fácil en el tercio, durante las dos únicas tandas de redondos en las que El César se confió. Ni antes ni después lo vio claro. Mucho peor, por rajado y desentendido, resultó el cuarto, que no quiso saber nada de un César Rincón que vive horas cuesta arriba. Cerró la apasionante tarde un Cid espoleado que se embolsó a base de fe un tercer trofeo, para irse a hombros con José Tomás como broche de un espléndido duelo en la tierra de la luz. Valencia Javier Rodríguez, herido de gravedad Toros de Los Espartales y Carmen Borrero. El rejoneador Javier San José, vuelta. Javier Rodríguez, que sufrió una cornada grave en el muslo derecho que diseca la femoral, pitos tras tres avisos y ovación. Canales Rivera, silencio en ambos. Antón Cortés, oreja tras aviso y palmas. Informa F. Picó. En León, toros de Puerto de San Lorenzo, flojos. César Jiménez, oreja y oreja. Tejela, saludos en ambos. Talavante, silencio en los dos. Triunfal debut de Alejandro Esplá y exitosa tarde de Manzanares en Alicante BLAS DE PEÑAS ALICANTE. Alejandro Esplá abrió la puerta grande en su debut en la novillada matinal celebrada ayer en la Feria de San Juan. El hijo de Luis Francisco Esplá causó una grata impresión con una extraordinaria novillada de Fuente Ymbro, encastada y de buen juego. Abel Valls, vuelta al ruedo y silencio tras aviso. Diego Lleonart, saludos tras aviso y vuelta tras petición. Alejandro Esplá, oreja y oreja tras aviso. Por la tarde fue José María Manzanares el triunfador. Con lleno de no hay billetes se lidiaron toros de Zalduendo, rajados en la muleta; manejable el tercero y el mejor elquinto. Francisco Rivera, ovación tras aviso y palmas tras aviso. Manzanares, oreja en ambos. Cayetano, que mató el quinto por tener que coger un avión, ovación y oreja. Esplá convenció con una gran novillada de Fuente Ymbro A. VIGUERAS