Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
70 MADRID DOMINGO 24 s 6 s 2007 ABC PECADOS CAPITALES Mayte Alcaraz ESPERANZA, BIEN GRACIAS Si ha ganado una batalla mollar Esperanza Aguirre no es la del favor de los madrileños- -que desde luego- -sino la de los tópicos, que tratan de estimular los prejuicios de los ciudadanos contra algo o contra alguien. Ella fue fileteada durante su época de ministra de Educación y de presidenta del Senado en costurones de chanzas a los que se subió con micrófonos y bagajes el programa Caiga quien Caiga que llegó a reservarle un espacio fijo conocido como El rincón de Espe Pero lejos la hoy presidenta de arredrarse ante los chicos de Wyoming, jibarizó la inteligencia de sus enemigos y se los metió en su bolsillo de política de modales y educada. La biografía autorizada de Esperanza Aguirre revela cómo los Tonino, Carbonell y compañía reconocieron el fair play de la responsable popular que nunca tuvo un mal gesto para quienes la torpedeaban, muchas veces tan sólo porque era mujer. Después llegó la campaña de la marquesa que intentó dejar en bolas su oficio político en favor de su aristocrático abolengo. Sin embargo, la campaña, a la que se subieron Simancas, Blanco y Zapatero, a quienes dejó en cueros fue a sus promotores; en cueros electorales, a juzgar por el 27 de mayo. Esa cantera de horteras que toman al votante por tonto terminan siempre deshuesados. Valga este recordatorio para viajar de ese pasado reciente a un presente en el que Aguirre es arropada, como el pasado miércoles, por lo más granado del Gobierno socialista, presidenta del Tribunal Constitucional, presidente del Tribunal de Cuentas y por un socialista con el que se enfrentó- -sólo faltaron los padrinos- -en los no tan remotos primeros noventa. Ese socialista es Joaquín Leguina, al que adornan no pocas bondades políticas aunque se dejara seducir en su momento por el fondo de la noche de los estrategas socialistas y escalara hasta el pescuezo de Aguirre a base de tópicos ramplones. Hoy, su presencia en Sol es todo un símbolo de lo mucho que ha cambiado el cuento. Por eso, las únicas lágrimas fueron de emoción familiar. La institucional, bien gracias. LEGUINA Y José Cepeda presentó ayer su candidatura como secretario general del PSM apadrinado por el histórico guerrista José Acosta VÍCTOR INCHAUSTI Los guerristas presentan a Cepeda como alternativa a los candidatos de despacho El diputado regional se desmarca de la línea oficialista del alcalde de Parla y aboga por la rebeldía de las bases JOSÉ M. CAMARERO MADRID. La carrera por hacerse con la secretaría general del Partido Socialista de Madrid (PSM) ha incorporado a un nuevo contrincante. Se trata del diputado regional José Cepeda, quien ayer presentó oficialmente su candidatura para relevar a Rafael Simancas como secretario general del socialismo madrileño. Cepeda insistió en que su candidatura no emana de un despacho con moqueta, sino de las bases socialistas en referencia a la del alcalde de Parla, Tomás Gómez. Consciente de que el regidor parleño cuenta con el beneplácito de destacados dirigentes del partido (el propio Simancas le ha dado su apoyo públicamente) Cepeda abogó por darles la voz a los militantes y destacó lo que va a ser uno de los pilares de su candidatura: la rebeldía un concepto al que va a apelar durante las próximas semanas, hasta que se celebre el congreso extraordinario del PSM, a finales de julio. Acompañado por el diputado regional José Acosta, el nuevo candidato para hacerse con las riendas del PSM recibió el apoyo de unas 150 personas de la Agrupación Socialista Madrileña, quienes se dieron cita en la sede de la agrupación local de Vallecas. José Cepeda afirmó que todavía no ha recibido ninguna llamada del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aunque espera que Ferraz no tenga ningún candidato concreto entre los que se presentan a este cargo. Ante esta posibilidad, el nuevo candidato a la secretaría general del PSM advirtió de que deben ser los militantes los que tomen la palabra y explicó que esta vez, la voz no la deben tener los grandes dirigentes del partido. Y es que la experiencia de las elecciones del 27 de mayo ha hecho mella entre los afiliados socialistas. Por ello, el propio Cepeda no tuvo inconveniente en reconocer la contundente derrota que sufrió el PSOE en los comicios autonómicos y municipales madrileños. Para no volver a cometer los mismos errores en el pasado, el candidato guerrista cree que no sólo basta con cambiar las caras: con esta forma de actuar, no está todo zanjado, pues es más un problema estructural que de personas. Durante las próximas semanas y hasta la celebración del congreso, Cepeda recorrerá las agrupaciones locales para buscar el voto de los delegados designados por estas corporaciones. Hay que profundizar en la democracia del partido dijo, al mismo tiempo que reconocía sus dudas acerca de que el propio congreso extraordinario sea la solución a los males que aquejan al PSM. Lo que sí quiso dejar claro el nuevo candidato a la secretaría regional del PSM es que, por ahora, no toca hablar sobre quién será el candidato a las próximas elecciones autonómicas. Contundente derrota Tres candidatos pugnan, por ahora, para liderar el PSM Las condiciones impuestas por los estatutos del PSM para elegir a su secretario regional sólo permiten, en la práctica, que pueda haber cuatro candidatos como máximo, pues necesitan el apoyo del 25 de los más de 800 delegados que se darán cita en el evento. Además de la candidatura de Cepeda, también optará al cargo Tomás Gómez, el alcalde de Parla. Pocas horas después de conocerse los resultados de las elecciones, algunos alcaldes del sur de la región ya indicaron que éste debía ser el hombre que se hiciera cargo del partido, pues cuenta con un gran aval: haberse convertido en el regidor más votado de España, con un 70 de apoyo popular. El otro candidato es Manuel García Hierro. Se trata del concejal del Ayuntamiento de Madrid por el distrito de Villaverde, y que esta misma semana ha oficializado su candidatura. García Hierro ha sido apoyado por la Plataforma Socialista Madrileña de Socialistas Madrileños, aunque todavía ningún líder socialista de la región ha optado públicamente por esta candidatura.