Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 24 s 6 s 2007 Entrevista ECONOMÍAyNEGOCIOS 49 Carrefour está muy interesada por el negocio energético José María Folache s Director General de Carrefour Europa La legislación comercial española hace que para las grandes empresas de distribución sea complicadísimo establecer una estrategia coherente a medio plazo FERNANDO CORTÉS MAITE VÁZQUEZ DEL RÍO MADRID. A sus 47 años, José María Folache es uno de los cinco miembros (tres de ellos españoles) del directorio que se encarga de la gestión de Carrefour, el segundo mayor grupo de distribución del mundo, sólo superado por el norteamericano Wal- Mart. Él es el máximo responsable de la multinacional para Europa. Los años que lleva en Francia le han hecho vivir con pasión los últimos acontecimientos políticos del país vecino. Hay una ilusión espectacular- -asegura- tanto que hasta se habla de la sexta República. Sarkozy ha sabido hacer renacer a un país, dar esperanza. Está trabajando muy rápido y los efectos ya se están viendo -Tres de los cinco primeros ejecutivos de Carrefour son españoles. ¿A qué se debe? -Hay muchos españoles en el mundo con cargos ejecutivos, sobre todo en Europa, porque España va muy bien y nuestras empresas salen al exterior. Los españoles tenemos una mezcla de rigor anglosajón y creatividad latina que es interesante para los negocios y creo que somos muy buenos en las relaciones humanas, tanto para motivar a equipos como para relacionarnos con el entorno. Además, vender se nos da muy bien. ¿Está cerrada la reestructuración accionarial del grupo? -Hace dos meses entró en el capital de Carrefour una joint venture llamada Blue Capital, en la que participan la familia Arnaud (Louis Vuitton) el grupo americano Colony (inversión inmobiliaria) y el fondo Texas Pacific Group. Ya son los segundos mayores accionistas del grupo, por detrás de la familia Halley (13 y nos da mucha confianza que hagan una inversión así de fuerte porque creen en el potencial de Carrefour. -En los últimos años, sin embargo, los resultados del grupo se han estancado... -Hace tres años pusimos en marcha un plan estratégico que incluía la reestructuración de toda nuestra política de precios, así como una inversión de 4.000 millones para relanzar la compañía. Eso provocó un pequeño frenazo que, sin embargo, empezó ya a corregirse en 2006. Nuestra previsión es crecer más en 2007 y en 2008 lograr un aumento del beneficio cercano a los dos dígitos. Eso lo haremos con crecimiento orgánico, abriendo unos 1,5 millones de metros cuadrados y vía adquisiciones. ¿Seguirá incorporando nuevos negocios? -Es importantísimo. Forma parte de la estrategia. Nuestra misión es ofrecer todos los productos y servicios de importancia cotidiana en el presupuesto familiar. Tenemos la legitimidad para hacer eso a buen precio y con un buen servicio y por eso nos vamos extendiendo fuera del segmento tradicional de la alimentación, que cada vez tiene menos importancia en el gasto del hogar. Ya sólo es el 40 de nuestro negocio. -Pero la legislación no ayuda mucho a la hora de hacer cosas nuevas... -Hay legislaciones muy restrictivas. Por ejemplo, la que se aplica a los productos farmacéuticos. Y, sin embargo, en Brasil e Italia ya hemos entrado en este negocio. Lo que nosotros hacemos es democratizar los mercados, dando acceso a más gente a determinados productos con precios más bara- Democratizamos los mercados, dando acceso a más gente a productos con precios más baratos El pequeño comerciante no va a asegurarse su futuro sólo con poner pegas a los grandes tos. En gasolineras vamos todo lo rápido que podemos tras la eliminación de las restricciones en el mercado español. En telefonía hemos aprovechado el hueco que se ha creado con la aparición de los operadores virtuales y hemos entrado en siete mercados europeos. En España lo hemos hecho con Orange, porque consideramos que estas cosas tenemos que abordarlas con gente que sepa hacerlo muy bien. España es nuestro segundo mercado más importante ¿Cuánto vale Carrefour? -Vale unos 37.000 millones, según los últimos datos. El balance es fantástico, generamos un cash flow suficiente para hacer las operaciones en el exterior. En nuestra estrategia de crecimiento anual del 10 dedicamos un 2 a operaciones externas, unos 2.000 millones y tenemos capacidad más que de sobra como para, además, remunerar al accionista. ¿Tienen prevista alguna compra? -Nuestra política de crecimiento es valida para todos los mercados en los que estamos. Miramos las posibilidad que hay y si se presentan a precios razonables, compramos. ¿Quedan oportunidades en España? -Estamos creciendo al 7 y las cuotas de mercado aumentan. Nuestro crecimiento es muy sano en España y todas las opciones que se presenten, ahí estaremos. España es el segundo mercado en importancia de Carrefour en resultados, después de Francia. España tiene los mejores ratios financieros del grupo y ha aportado de siempre grandes cosas al grupo, como Carrefour Express o el textil o I+ D. ¿En qué otros negocios están estudiando entrar? -Estamos estudiando el mercado de la energía, a nivel europeo. Nos interesa muchísimo. Tanto gas como electricidad. En Francia ya vendemos gas desde hace tiempo. En España, de momento, todavía no hemos empezado a hablar con ningún operador, pero estamos siguiendo la evolución de la legislación y estudiando los distintos servicios que van a ser interesantes y en los que el consumidor puede considerar que Carrefour va a ser un buen operador. -La legislación sobre centros comerciales, ¿no es demasiado restrictiva? -Desgraciadamente, casi todos los países de Europa siguen el modelo francés, que es muy restrictivo. Los anglosajones son más liberales. En Estados Unidos puedes abrir todas las tiendas que quieras; por eso las compañías norteamericanas invierten sólo allí, porque tienen mucha capacidad de crecer. En Europa es más complicado crecer y por eso hay más concentración. -El caso de España es de los peores ¿no? -En España, la legislación hace que sea complicadísimo establecer una estrategia coherente a medio plazo. Es más: pienso que se está perdiendo una gran oportunidad de generación de valor. El comercio va muy unido al crecimiento económico y España va a seguir siendo el país europeo con más crecimiento de la UE; pero la apertura de centros comerciales está cada vez más restringida. La capacidad de compra de los españoles, ahora, no tiene nada que ver con la que había cuando se formuló la ley de comercio, que está pensada para defender un perfil de comercio que sólo representa el 20 del sector. Y el pequeño comerciante no va a asegurarse su futuro sólo con poner pegas a los grandes. Su futuro pasa por la profesionalización y por aplicar modelos flexibles como el de Madrid, donde se busca el mejor servicio para el cliente. -China, como mercado, ¿tiene tanto futuro como aseguran los analistas? -En estos momentos es ya el sexto país en ventas para Carrefour. Tenemos un crecimiento anual del 25 con 30 tiendas abiertas por año. ¿Están cambiando los inmigrantes la oferta de Carrefour? -Por supuesto. Estamos muy atentos a la evolución del consumidor, pues aporta nuevas oportunidades de crecimiento. Sólo los hipermercados tienen capacidad para incorporar los nuevos nichos de consumo. Nuestras tiendas están adaptadas según las necesidades de los clientes de cada barrio.