Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 ESPAÑA DOMINGO 24 s 6 s 2007 ABC Los lunes a la sombra Los dos sindicalistas que inspiraron a Fernando León de Aranoa en la película Los lunes al sol han entrado en la cárcel s Están acusados de romper una cámara del Ayuntamiento de Gijón y llevan una semana en prisión POR GONZALO DÍAZ- RUBÍN OVIEDO. Cándido González Carnero y José Manuel Martínez Morala, sindicalistas del naval (de Naval Gijón, concretamente) ingresaron en el centro penitenciario de Villabona el sábado 16. No rompieron una farola en el transcurso de la una movilización en defensa de los puestos de trabajo, como el personaje ideado por Fernando León de Aranoa, sino una cámara de vigilancia de tráfico del Ayuntamiento de Gijón. O tampoco, porque ellos lo niegan. Gobernado por PSOE e IU, el Consistorio se sumó a una denuncia, que la Fiscalía impulsó con brío- -pidió seis años de reclusión- La sentencia los dejó en tres y ahí están: los sindicalistas de Los lunes al sol en la sombra Alrededor de su causa se ha creado la Plataforma contra la Represión y por las Libertades. Sindicatos (hasta nueve) partidos políticos (no los grandes, por supuesto) y numerosas asociaciones. Manifestaciones, recogidas de firmas y artículos en prensa no evitaron su ingreso en prisión. PSOE e IU lamentaron entonces que se les aplicase la Ley Antiterrorista y el Delegado del Gobierno, Antonio Trevín, negó que hubiese una persecución sindical Sí, pero están en la cárcel por defender el empleo como declararon cuando se celebró la vista oral en la que fueron condenados. ¿Y dentro? Ellos están bien, más animados que nosotros dice la esposa de Carnero, Piedad Pérez. No es fácil estar en prisión relata Ana Carpintero, la mujer de Morala, pero son muy fuertes, los dos, y se están haciendo un poco a la vida de allí. Van a impartir cursos de soldadura de lo suyo. Son presos políticos, que no lo olvide nadie. Detrás de esto está el poder, la especulación y el dinero dice, y es que los sindicatos huelen, detrás de la largas crisis de Naval Gijón, intereses urbanísticos. Arrepentidos los quiere Dios. En una semana desde su ingreso en prisión, voces que nadaban en la tibieza o sencillamente en contra de sus intereses se han sumado a la causa. La más sonada la del fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Asturias, Gerardo Herrero, que tachó la condena de injustificada Él, jefe del fiscal que recurrió una primera sentencia absolutoria. El consejero de Justicia en funciones, Francisco Javier García Valledor, es también ahora un valedor del indulto, aunque la esposa de Morala no olvida que es del partido que los metió en la cárcel También el Ayuntamiento de Gijón se ha sumado a la petición, aunque no retira la indemnización de más de 5.000 euros por la rotura del cajetín de la cámara. Carnero y Morala no lo pedirán, insisten en su inocencia y en la manipulación del juicio. Ambos han denunciado al primer testigo del fiscal, un policía, por falso testimonio, desórdenes públicos, daños, coacciones, revelación de secretos y violación del domicilio, entre otros delitos. En dos fotos, tomadas durante las protestas de 2001 contra la cumbre del Banco Mundial en Barcelona, aparece el agente junto a los sindicalistas. Es un contestatario más, vestido de verano y sonriente junto a los compañeros Protagonistas antiglobalización con los que viajó a la Ciudad Condal, sólo que en el juicio negó conocer a Carnero y Morala. Desde hace meses no hay una manifestación que se celebre en Asturias- -sea contra los ataques del lobo, contra el cierre de San Claudio o a favor de la carrera profesional en Educación- -en la que no se lea la pancarta Cándido y Morala, llibertá (en su versión en bable) Roberto Sánchez Ramos, entonces candidato y ahora concejal de Oviedo por Ciudadanos por la Izquierda los subió al escenario de su mitin de final de campaña. Las palmas sonaron, los puños apuntaron al cielo: ¡Todos somos Cándido y Morala! Plataforma para defender su inocencia Alrededor de su causa se ha creado la Plataforma contra la Represión y por las Libertades. Sindicatos, partidos políticos y numerosas asociaciones. Manifestaciones, recogidas de firmas y artículos en prensa intentaron evitar su ingreso en prisión. El ahora concejal de Oviedo por Ciudadanos por la Izquierda (una escisión de IU, surgida, sobre todo, por las críticas feroces desde la agrupación de la capital del Principado al papel de sus compañeros en Gijón en la causa contra los sindicalistas) los hizo protagonistas. Martínez Morala, a la izquierda, y González Carnero, en una concentración frente al Ayuntamiento de Gijón ABC Más animados Cruce de reproches entre los partidos catalanes por el colapso y pésimo estado de la red de Cercanías À. GUBERN BARCELONA. A la vez que unos 200 técnicos de Renfe y del Adif se afanaban ayer en retirar el tren Euromed que descarriló en El Prat, y que ha provocado el colapso de todo el sistema de Cercanías de Barcelona, el incidente generaba sus propias derivadas políticas. El líder del PP catalán, Josep Piqué, reclamaba ayer por ejemplo la dimisión de la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, por considerarla una perfecta incompetente y criticaba a la Generalitat por no levantar la voz ante el problema. El de las infraestructuras es un debate que en Cataluña galvaniza al conjunto de la sociedad. También, claro, a sus políticos, que ya desde el primer momento en el que empezaron a conocerse las graves consecuencias que tendría el accidente del Euromed, salieron en tromba a denunciar una situación que en Cercanías, y ya desde hace años, se califica como mínimo de catastrófica Aunque hay coincidencia en el diagnóstico, los matices son importantes cuando se analizan las causas. En mayor o menor medida, todos los partidos menos el PSC han hecho estos días hincapié en que el pésimo servicio y el estado deficitario de la red son responsabilidad de los actuales gestores, tanto de Renfe como de Fomento, desbordados por una sucesión de averías a las que se responde con nulas alternativas y una pésima información al usuario. Por contra, también todos los partidos, pero de ahí se descuelga el PP, han recordado que los déficits actuales son consecuencia de la histórica falta de inversión, sobre todo durante los años de gobierno de los populares, años en los que el número de usuarios se disparó pero el volumen de inversión se estancó: entre 1995 y 2003, los pasajeros en Barcelona crecen un 45 mientras que el número de trenes en circulación sólo lo hace en un 2 Al igual que sucede con la T- 4 de Barajas, el relativo buen funcionamiento de Cercanías en Madrid escuece en Cataluña. De fondo, el traspaso de Cercanías que contempla el Estatuto, algo que la Generalitat no quiere asumir si antes no se actualiza la red con un importante inyección inversora.