Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 24 s 6 s 2007 Los hijos como arma arrojadiza ESPAÑA 25 Mamá, no quiero volver a verte En muchas separaciones matrimoniales uno de los progenitores manipula a sus hijos para que odien y rechacen a su ex pareja POR DOMINGO PÉREZ MADRID. Mamá, eres un monstruo y una pordiosera y no quiero volver a verte No vuelvas a venir a visitarnos Edu- -le dice a su padre, al que hace mucho que no llama papá- dame el dinero y vete Palabras de mayores pronunciadas por pequeños. Mocosos de cinco, siete u once años que hablan por boca de sus padres o madres contra sus padres o madres. Frases que desgarran el corazón. Niños manipulados. Venganzas personales en las que los pequeños son utilizados contra las ex parejas. Padres que llevan años sin ver a sus pequeños. Pequeños que crecen sin uno de sus progenitores... Y detrás de este maremágnum de sentimientos encontrados, de rencillas y frustraciones y de menores y mayores maltratados saltan a la actualidad tres siglas: S. A. P. o Síndrome de Alienación Parental. A grandes rasgos se podría definir como: Hijos manipulados por un cónyuge para que odien al otro Y las víctimas, además de los hijos, suelen ser hombres, pero por una cuestión meramente estadística, porque en la inmensa mayoría de los casos las custodias son para las madres y, en buena lógica, son las que disponen de más tiempo para influir en los niños y utilizarlos contra sus padres como señala Santiago Álvarez Barón, presidente de la asociación Custodia Compartida y que publicará en breve el libro ¿Cómo afecta la separación a los hijos? Pero también hay mujeres que sufren el desgarrador dolor de ser rechazadas por sus retoños por culpa de los manejos de sus ex. Madres que han tenido que escuchar frases horribles y que llevan tiempo sin ver a sus pequeños del alma. Josefa hace casi tres años que no puede ver a su hija. Inicialmente la ruptura con su marido se llevó bien: Mi niña tenía siete años. Estábamos muy unidas. Incluso tuve que llegar a oírle decir: Papá no me quiere Se olvidaba de recogerla o llegaba tarde. Y siempre le tapé. No te preocupes hija, es que es muy olvidadizo Todo empezó a cambiar un par de años después, cuando él dejó Madrid y se fue a vivir a Almería. Entonces cada vez que volvía de estar con él notaba a mi hija distante y con la cabeza repleta de ideas raras. Fue un proceso lento y paulatino, pero no dejaba de crecer Todo lo que rodeaba a su padre- -prosigue- -era genial y todo lo que teníamos no valía nada. Empezó a utilizar palabras que no eran suyas. Eres una pordiosera llegó a decirme. ¿En qué te gastas mi dine- Algunos hijos se sienten manipulados por sus padres en el proceso de separación BORJA LUQUE Abuelas abandonadas Mis hijas me dijeron- -recuerda Vicente- -que el mejor regalo que podía hacerles era suspender las visitas A mí- -cuenta Francisco- -mi ex mujer me ha llegado a denunciar por acoso e injurias por telepatía ro que te da papá? me preguntaba. Yo recibía sólo 250 euros mensuales para su manutención porque no quise nada más. Todo se precipitó cuando accedí a que se fuera a Almería a vivir con su padre. Ya tenía 11 (Pasa a la página siguiente)