Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 24 s 6 s 2007 La resaca del 27- M s Las víctimas de la contienda ESPAÑA 19 Errores estratégicos y el fracaso en Ibiza, claves del fin político de Matas Munar y su pequeño partido fueron más decisivos que el 47 por ciento de los votos JOSEP MARIA AGUILÓ PALMA DE MALLORCA. El pasado jueves, el presidente del PP en Baleares y aún presidente autonómico en funciones, Jaume Matas, anunciaba su abandono de la vida política, decisión que tomó tras no haber sido posible llegar a un acuerdo con Unión Mallorquina (UM) para volver a repetir el acuerdo de gobernabilidad suscrito entre populares y esta pequeña formación política en 2003. Hace cuatro años, Matas obtuvo mayoría absoluta en Parlamento autonómico, pero no en el Consejo de Mallorca, por lo que decidió apoyar a la presidenta de UM, María Antonia Munar, como presidenta de la institución insular. Lo hizo, por un lado, para que no se volviera a reeditar un gobierno de centro- izquierda en el Consejo de Mallorca, como el que hubo en dos legislaturas consecutivas (de 1995 a 2003) presididos asimismo por Munar; y por otro, para intentar garantizar que si en 2007 el PP necesitara el apoyo de UM en el Parlamento autonómico, pudiera contar con los votos de este partido nacionalista de centro, el cuarto en número de votos en la Comunidad. Sin embargo, UM ha decidido pactar ahora con el PSOE, por lo que tendrá lugar una reedición del llamado Pacto de Progreso que ya gobernó en Baleares entre 1999 y 2003 bajo la presidencia del socialista Francesc Antich, que ahora volverá a repetir en el cargo. El PSOE contará también con el apoyo del Bloc (coalición formada por el Partido Socialista de Mallorca, Izquierda Unida, Los Verdes y Esquerra Republicana) lo que le permitirá gobernar también en el Consejo de Mallorca, con Francina Armengol, y en el Ayuntamiento de Palma de Mallorca, con Aina Calvo. Los más críticos con el PP recuerdan que el pasado mes de noviembre tuvo lugar el inicio del llamado caso Andratx de presunta corrupción urbanística, que supuso la dimisión y encarcelamiento del entonces alcalde de dicho municipio mallorquín, Eugenio Hidalgo, y si bien es cierto que los populares perdieron la Alcaldía del citado ayuntamiento el pasado mes de mayo, también es verdad que en Mallorca el PP mantuvo los 16 diputados que ya tenía en 2003 y que además aumentó también porcentualmente y en número de votos. Ha habido asimismo referencias críticas al fichaje de la escritora María de la Pau Janer en la candidatura de Matas, al ser una persona de perfil nacionalista y simpatizan- te de CIU, pero los posibles votos perdidos por este hecho no podrían explicar tampoco la actual situación del PP y del propio Matas. El caso es que las palabras de Janer mostrando su despego, cuando no alergia extrema, a tan sólo hacerse una foto con los dirigentes de Génova sentaron como la ingesta de un cocido a cuarenta grados en la dirección nacional del partido. La clave, en todo caso, se encontraría, seguramente, en el hecho de que los grandes proyectos en infraestructuras previstos, sobre todo en carreteras, contaron con una fuerte contestación social a lo largo de la pasada legislatura, en especial en la isla de Ibiza, en donde el PP perdió un diputado, que ha sido el que, a la postre, le hizo perder ahora la mayoría absoluta. Todo ello pese a la campaña informativa, aventa en las inmediaciones mediáticas del entorno de Matas, que denunció en plena campaña electoral supuestas corruptelas por parte socialistas en Ibiza que señalaban directamente a José Blanco, secretario de Organización del PSOE. Los ataques a Munar Un diputado canario se pasa al Grupo Mixto tras el pacto PP- CC AYOZE GARCÍA LAS PALMAS. Que a nadie le extrañe que Román Rodríguez aparezca en las listas del PSOE en las próximas elecciones El candidato de Coalición Canaria (CC) a la Presidencia autonómica, Paulino Rivero, criticó ayer con dureza la decisión del presidente de Nueva Canarias (NC) de pasarse al Grupo Mixto del Congreso de los Diputados, en protesta por el acuerdo que los regionalistas canarios han alcanzado con el PP para formar el nuevo ejecutivo autonómico. la marcha de Rodríguez provoca una crisis en el Grupo Parlamentario canario en la Cámara Baja. Rivero entiende que dicho comportamiento supone un acto de transfuguismo, achacable a la actitud servil que Rodríguez profesa hacia los socialistas. Para CC, con esta maniobra se le ha quitado la voz a Canarias en Madrid un privilegiado mecanismo de interlocución con el Estado que durante los últimos doce años ha sido muy beneficioso para todos los que viven en las Islas Paulino Rivero pidió por tanto a Román Rodríguez que entregue un escaño que, recordó, obtuvo gracias a los votos de CC, formación que el actual líder de NC abandonó en 2005, un año después de las pasadas generales. En el previsible caso de que Rodríguez desoiga esta petición, CC baraja convocar la comisión del pacto contra el transfuguismo para que se le declare, a todos los efectos, tránsfuga, y pase al grupo de los no adscritos, el de los diputados que no tienen derecho a nada Rivero considera que esa nueva condición de Rodríguez no está sujeta a ningún tipo de interpretación pero el grupo de los no adscritos al que hizo alusión no cuenta con ningún miembro y no aparece recogido en los reglamentos del Congreso, que en principio permiten a los diputados pasarse al Mixto en cualquier momento. Para Rivero, esta crisis quita al Archipiélago capacidad de presión, ahora que se aproxima la negociación de los Presupuestos Generales del Estado Más información en http: coalicioncanaria. org La explicación de por qué el PP queda ahora, por tanto, fuera del gobierno de las tres instituciones principales de Baleares no es, en principio, sencilla ni fácil, sobre todo si uno recuerda que los populares obtuvieron el pasado 27 de mayo los mejores resultados de su historia en el Archipiélago, con un 47 por ciento de los votos y casi 193.000 sufragios, superando en dos puntos y en casi 3.000 votos los resultados obtenidos hace cuatro años. Andraxt, Janer... Además, los ataques continuos hacia UM por parte de determinados medios de comunicación durante los últimos cuatro años, por presuntos casos de corrupción a la hora de conceder subvenciones- -ofensiva que el partido nacionalista consideraba instigados por el sector más conservador del PP- -habrían sido también un elemento más para que Munar volviera a decidir pactar con el PSOE. En la que a juicio de algunos expertos ha sido la mejor legislatura de la Comunidad desde 1983, por el trabajo y las realizaciones que son ya una realidad en el archipiélago, incluida la primera línea de metro de Palma de Mallorca, Matas no ha conseguido la mayoría absoluta, pero el factor decisivo que ahora cambiará el color político de Baleares es que esta vez UM ni siquiera quiso escuchar la oferta presentada por Matas. Ese fue el gran error estratégico del presidente balear en funciones. Y no porque presentase tarde su oferta, sino, simplemente, porque- -insultos y campaña de desprestigio aparte- -la formación nacionalista no ha tenido ahora la más mínima intención de querer pactar con los populares que para UM han sido vistos siempre como los grandes rivales a la hora de captar votos entre el electorado de centro, rivales a los que ahora Munar ha querido castigar Matas ha sido la primera y sin duda injusta víctima de este extraño viraje personal y político de UM hacia no se sabe muy bien qué lugar.