Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ESPAÑA www. abc. es DOMINGO 24- -6- -2007 ABC El Gobierno prometió a ETA distensión bilateral tres meses después de la T- 4 La delegación del Ejecutivo se redujo a una persona alegando que tras el atentado había que ganar en discreción, según Gara A. M. J. P. MADRID. Tres meses después de que ETA colocara sobre la mesa de negociación dos muertos- -los ecuatorianos asesinados en Barajas- el Gobierno reanudó a finales de marzo sus encuentros con la banda para pedirle que renunciara a los atentados, y a cambio Zapatero se comprometía a hacer una declaración en términos de distensión bilateral Antes, en febrero, ETA envió- -según Gara una carta al presidente del Gobierno en la que le reprocha el bloqueo del proceso y le propone una estrategia común para asentar un acuerdo político, eso sí marginando al PP Como en su día adelantó ABC, con la reanudación de los contactos, que habían quedado suspendidos tras la salvajada de la T- 4, el Ejecutivo quería sondear las intenciones de ETA, con las municipales como horizonte más próximo, y pedirle que no cometiera atentados. En su enésima entrega, Gara confirma la recuperación del diálogo, que lo sitúa en los últimos días de marzo. Todas las reuniones entre ETA y el Ejecutivo de Zapatero han tenido una constante: cada vez que el Gobierno ha pedido a la banda un gesto que demostrara su intención de abandonar las armas, los etarras han esgrimido que para ello hay que cumplir los acuerdos políticos. Esto es, siempre ha puesto como condición el compromiso de que el País Vasco y Navarra se convertirán en un estado independiente En esta nueva cita, la representación del Gobierno quedó reducida a una persona, de las tres que habían intervenido en las reuniones anteriores. El emisario de Zapatero argumentó razones de seguridad en el afán de mantener estos nuevos encuentros rodeados de un mayor secreto, si cabe, ya que tras el atentado de la T- 4 el Gobierno había dicho públicamente que el proceso estaba roto. Gara especifica que en la representación etarra también había una baja la de Jon Iurrebaso, que había sido detenido en Francia. Este etarra esgrimió en el momento de su detención que formaba parte del aparato negociador de ETA y facilitó el número de teléfono de un alto cargo de la seguridad francesa que, según declaró el propio Iurrebaso, estaría al tanto de su misión En la cita de marzo, el objetivo del representante de Moncloa era que ETA difundiera un comunicado que reflejara un compromiso firme y claro de renuncia a los atentados Argumentó que el coche bomba de Barajas había cercenado el margen de acción del Ejecutivo. Los representantes de la banda, por su parte, desefundaron su guión, del que no se salen, e insistieron en que ya existen unos acuerdos de base esto es, los supuestos compromisos adquiridos en 2005. Por tanto, para los etarras, la cuestión no era buscar otros acuerdos, sino cumplir los ya suscritos. En este punto, según la versión Gara el emisario de Zapatero planteó un trueque Si ETA difundía un comunicado con nuevos compromisos, que dejaran claro su renuncia a cometer crímenes, el presidente haría una declaración en términos de distensión bilateral Pero, a esas alturas, la banda planteó que el termómetro para confirmar si el Gobierno tenía voluntad de avanzar en el proceso era su respeto al acuerdo político El representante del Ejecutivo, acuciado por la proximidad de las elecciones, insistió, como gesto inaplazable, en la necesidad de que la banda hiciera público un nuevo comunicado. Tan agobiado debía estar por la proximidad de la cita que llegó a conformarse ante los terroristas con un paréntesis en la lucha armada lejos del mandato del Congresso en el que se ponía como condición para dialogar con ETA que la banda die- Acuciado por las elecciones No se pide un desarme, pero sí seguir sin atentados pidió el emisario de Moncloa El Gobierno aceptó modificar la hoja de ruta y que las mesas trabajaran juntas La presidenta del PP de Castilla La Mancha, María Dolores de Cospedal, con Mariano Rajoy, ayer en Guadalajara ra muestras inequívocas de abandonar para siempre el coche bomba y el tiro en la nuca. No se pide un desarme, no- -venía a pedir el representante de Moncloa- Pero sí seguir sin atentados que pudieran repercutir negativamente en los resultados electorales del PSOE. Además, el Gobierno se comprometía a legalizar a la izquierda abertzale si el nuevo partido ASB adecuaba sus estatutos a la Ley de Partidos. Así pues, sin atentados y con la nueva marca legalizada, según el emisario de Moncloa, se encauzaría la negociación en los dos carriles que plantea la hoja de ruta de Anoeta, esto es, la mesa de partidos -para abordar la autodeterminación- -y la técnica para negociar paz por presos Sorprende que, según la versión de ETA- Batasuna recogida por Gara a estas alturas del proceso el representante de Zapatero reprochara a los etarras que hubieran modificado la hoja de ruta condicionando los avances en la negociación paz por presos al acuerdo sobre autodeterminación, cuando, según el diseño inicial, había que diferenciar la vía política de la vía técnica Los expertos antiterroristas advirtieron desde el primer momento, también al Gobierno, que la trampa de Anoeta estaba en que ETA siempre iba FAES desmiente que Aznar pactara una declaración oficial con la banda ABC MADRID. La Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES) recalcó ayer que su presidente, José María Aznar, nunca pactó una declaración oficial con la organización terrorista ETA y defendió la actitud firme, transparente y leal que mantuvo el ex jefe del Ejecutivo en todo momento con la sociedad española. En un comunicado, la FAES tacha de falso que en los momentos previos al único contacto mantenido por representantes del Gobierno del Partido Popular y de ETA durante la tregua de 1998, Aznar acordara por escrito con la banda terrorista compromiso alguno para pactar ninguna declaración oficial, tal y como publicó ayer El Mundo Dicho esto, la FAES destaca que entre septiembre de 1998 y diciembre de 1999, el ex jefe del Ejecutivo, José María Aznar, actuó con total transparencia informando puntualmente a la opinión pública, como lo demuestran las 150 veces que se pronunció sobre ETA, el terrorismo y la llamada tregua Además, el comunicado añade que antes, durante y después de la tregua, el Gobierno del PP llevó a ETA a la situación de mayor debilidad de toda su historia sin que, por ello, disminuyera la actividad y la eficacia de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado quienes detuvieron y pusieron a disposición de la justicia a numerosos activistas etarras.