Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN DOMINGO 24 s 6 s 2007 ABC AD LIBITUM RAJOY ESTÁ QUIETO OSIBLEMENTE lo mejor de Madrid sean sus jardines. Cuando, bárbaro del Norte, me vine a vivir y estudiar en lo que todavía era un pueblón manchego con tranvías, racionamiento y estraperlo, las flores estaban en los balcones y ventanas de las calles, incluso de las más humildes. Así debía de venir siendo desde mucho tiempo atrás porque el único lujo que Benito Pérez Galdós le concede a su Fortunata, en sus miserias de la Cava Baja, es llenar de tiestos el ambiente. Se han descuidado los vecinos y han tomado el relevo floral unos jardineros que tienen a la Villa hecha una fiesta de color. M. MARTÍN Han superado a Cecilio FERRAND Rodríguez y a cuantos les precedieron en el intento de embellecer a la que, contra natura, es la ciudad más verde de la Europa mediterránea. Uno de esos jardineros, al frente de un grupito de subordinados inmigrantes, trabajaba ayer en el paseo del Prado y, para avivar el entusiasmo de su equipo, dijo con aires chulapones de los que ya sólo existen en el recuerdo: A Cristo le prendieron en el huerto porque se estuvo quie- to Volvieron a la tarea los agricultores del asfalto; pero se me quedó en la cabeza que Alberto Ruiz- Gallardón, que se dice empecinado en la próxima victoria electoral de Mariano Rajoy, debiera localizar al jefe de esa cuadrilla municipal y llevarle urgentemente a la calle Génova para que concentre su talento y sus dichos como asesor en la oficina del presidente del PP. A Rajoy también le va a perder, como al Cristo del jardinero, el estarse quieto. Vemos, por ejemplo, que Jaume Matas se da precipitadamente a la fuga e incumple su compromiso representativo con la mayoría balear que le ha votado porque, quizá, después de entrar en la vida política por la vía del cargo que le dio Gabriel Cañellas, no ha abandonado nunca una posición de mando y no se siente capaz de soportar los rigores de la oposición. Mucho de eso tiene el PP en sus cuadros y ahora, cuando verdes las han segado, Matas no será el último en salir corriendo porque uno de sus adversarios, Francesc Antich, hace con María Antonia Munar- ¡lindo tipo de mujer! -lo que él, antes, había hecho. Tan quieto está Rajoy que su única decisión rotunda, desde que sucedió a José María Aznar, es la de aplazar el próximo Congreso del PP. Algo que debiera haber adelantado para, entre otras cosas, dictar líneas de actuación contrarias a las que, de verdad y en el fondo, le han costado el poder y la fuga a Matas: incluir en su lista electoral, para ampliar el espectro electoral de sus votantes, a una nacionalista catalana, María de la Pau Janer. Los devotos de la gaviota, que no son pocos, resultan alérgicos a cualquier forma nacionalista- ¿lo sabrá Josep Piqué? -y los baleares más todavía cuando ese nacionalismo tiene espíritu y acento catalanes. Eso de estarse quieto sólo es brillante, y no siempre, en la fiesta de los toros. PROVERBIOS MORALES REPUBLICANISMO P E continuidad en lo que se les había vendido por sus progeTA se está cargando lo poquísimo que quedaba de nitores como republicanismo innato del pueblo español, libertad en el País Vasco mediante una aplicación iban a buscarla en los enemigos declarados de todo lo coherente de la memoria republicana. Quienes que oliese a España. Sobra decir que tal actitud desemboocupan las casas consistoriales y boicotean la constitucaba en la confusión y el desconcierto, salvo en un pequeción de ayuntamientos se presentan como seguidores de ño sector muy crítico con las ideas recibidas. un partido democrático fundado en los democráticos En la España del franquismo, venir de familia de venaños treinta. ¿Captan ustedes la ironía? Yo, sí: para la cedores o de familia de vencidos suponía también prejuibanda, se trata de administrar a Rodríguez una dosis cios heredados respecto a cualquier proyecto de inopinada de su propia medicina. reconciliación democrática, pero a la altura de Hace algo más de veinte años, en México, pasé 1985, cuando viajé a México por vez primera, los por mi primera inmersión en el mundo del exilio tópicos del resentimiento habían descendido al español de segunda generación. Niños de la guenivel suficiente para que la mayoría advirtiera rra, del Morelia, del colegio Madrid y del Vives. que la democracia instituida siete años atrás no Vástagos de dirigentes socialistas, comunistas emanaba de la legalidad republicana ni de la o, como mis parientes, de nacionalistas de ANV franquista- -aunque la hubieran hecho posible Tenían entonces, más o menos, mi edad presente antiguos republicanos y antiguos franquistas- -e hijos de mi hornada, la del 68, la de Tlaltelolco JON y que ETA no tenía otro objetivo que acabar a tiallí y la del Proceso de Burgos acá. Yo iba a su enJUARISTI ros con cualquier legalidad. Veinte años descuentro con verdadera emoción, porque eran lepués, la izquierda española en su conjunto padece una yenda viva intrafamiliar y un ingrediente esencial de suerte de distorsión perceptiva semejante a la del exilio mi cultura antifranquista. Volví convencido de que nada republicano de los ochenta pero mucho menos justificatenía que ver con ellos, ni con su idealización de la Repúble, porque en éste derivaba de la única memoria que hablica ni con su interpretación mítica del franquismo. Pebía recibido de la generación anterior y, en aquélla, de la ro lo que más radicalmente nos separaba era su incomdestrucción deliberada de la memoria de la transición y prensión del terrorismo etarra. No es que lo valoraran cosu sustitución, igualmente voluntaria, por el mito de mo algo positivo, nada de eso. No se les ocultaba su carácuna legalidad republicana indeleble. ter criminal y lo consideraban peligrosamente desestaLa consecuencia de todo ello- -la más palpable- -no bilizador para un gobierno de izquierdas y, en general, es otra que la confusión y el desconcierto de la izquierda para la democracia, porque- -decían- -terminaría proante ETA, que se permite el lujo de destruir los restos de vocando una nueva sublevación militar (prisioneros de legalidad democrática en el País Vasco bajo las siglas de la memoria del destierro, equiparaban el 23- F a la sanjurun viejo partido republicano (y nacionalista) lo que al jada y temían un segundo levantamiento más organizamenos debería entrañar una enseñanza clara para el godo) Pero, por otra parte, veían en ETA a la única fuerza bierno de Rodríguez: que toda tentativa de vincular nuesde oposición al régimen de Franco que no había traiciotro actual sistema democrático con la extinta legalidad nado a la legalidad republicana; la única, en fin, que se republicana abre vías imprevistas a los enemigos del había negado a transigir con la Constitución monárquimismo y resulta a la postre deletérea para la única legalica de 1978. Resultaba difícil convencerles de que la II Redad realmente existente. ETA ha demostrado esta semapública nunca había sido una referencia para ETA, que na que también puede convertir en un arma a su favor la la despreciaba tanto como al franquismo o a la monarinsensata apelación socialista a la memoria histórica. quía constitucional. Empeñados en encontrar alguna -Este repentino mutismo suyo, ¿es por lealtad al Gobierno o porque no quiere usted hablar de lo de Jaume Matas?