Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
23 6 07 TENDENCIAS Puma no sólo es deporte, también moda. Paltrow, Madonna o Pitt calzan sus zapatillas AFP La guerra cainita de los Dassler Tras un lustro de investigación, Barbara Smit resucita la lucha fraticida de los Dassler (Adi y Rudi) creadores de Adidas y Puma, respectivamente, que llevaron sus diferencias más allá de la muerte: están enterrados en los dos puntos más distantes del mismo cementerio POR VIRGINIA RÓDENAS Adidas- Puma E La memoria de los hitos del deporte La edición española del libro de Barbara Smit Hermanos de Sangre (Lid Editorial Empresarial. 350 págs. 19,90 euros) no sólo despierta la memoria colectiva (histórica, política y deportiva) en un paseo cuajado de anécdotas, sino que desmenuza la guerra empresarial que también libró sus combates en la piel de toro, y en donde actualmente la rivalidad se ejemplifica entre Adidas Real Madrid y Nike Barça. n 1970, antes del mundial de fútbol que se celebraría en México, Horst y Armin, hijos y herederos de los imperios y rivalidades furibundas de Adi y Rudolf Dassler, llegaron a un inesperado acuerdo conocido como el pacto Pelé el mejor jugador de todos los tiempos quedaría fuera del objetivo de Adidas y Puma, para evitar que su fichaje provocara una guerra de ofertas que no convenía a ninguna de las dos empresas. Pero, ¿quién dijo que los pactos están para cumplirlos? Armin viajó raudo a la localidad carioca de Santos donde vivía el astro brasileño y le entregó 25.000 dólares por México, otros 100.000 por los siguientes cuatro años, y unos royalties del 10 sobre las ventas de botas Puma con su nombre. Y por si esto no hubiera bastado para recochinearse de su primo, acordó con el jugador que en uno de los últimos partidos, antes del saque inicial, el delantero le pediría al árbitro- -tal y como relata Barbara Smit- -que se detuviera unos instantes. Entonces Pelé se arrodillaría y se ataría las botas muy lentamente. Así, durante unos segundos, su bota, la de Puma, ocupó las pantallas de millones de hogares de todo el mundo. El modelo Puma King (en honor de O Rei) mantuvo un remanente de ventas hasta en los peores momentos de la marca e incluso en 2006 se volvió a fabricar con gran éxito. Para Adidas fue una traición imperdonable y nunca más se firmaron pactos. A partir de ese momento, las grandes estrellas entraron en guerras de pujas y así se llegó a los contratos colosales de hoy día Aquella felonía consumada en 1970 no fue nada excepcional, tan Las tres bandas de Adidas, una imagen mítica de la historia deportiva solo un capítulo más de la guerra de estos hermanos de sangre y sus descendientes a quien el afán de poder y prestigio deshicieron en hiel el menor atisbo de fraternidad. Pero qué ocurrió para que los Dassler se odiaran de esa manera. Smit, especialista en información económica para las principales cabeceras europeas, explica a S 6 cómo se fraguó la batalla más cruenta jamás vivida en la industria deportiva. Adi y Rudi trabajaron juntos durante muchos años. Sus personalidades eran opuestas y eso hacía que se complementasen. Adi era un artesano obsesionado en fabricar el mejor calzado para cada deportista y Rudi, más extrovertido y sociable, era un excelente comercial. Su marca conjunta Gebrüder Dassler (Hermanos Dassler) alcanzó sus mejores momentos bajo el régimen nazi, en un momento en el que el deporte era una herramienta de propaganda. Las tensiones se magnificaron cuando Adi se casó con Käthe, fuerte e inteligente, que se implicó en el negocio, y en la que Rudolf vio una