Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 OPINIÓN SÁBADO 23 s 6 s 2007 ABC DIRECTOR: JOSÉ ANTONIO ZARZALEJOS PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA DIRECTOR GENERAL: JOSÉ LUIS ROMERO Área Financiera: Jorge Ortega Área de Márketing: Javier Caballero Área Técnica: José Cañizares Área de Recursos Humanos: Raquel Herrera DIRECTOR GENERAL DE DESARROLLO: EMILIO YBARRA PRESIDENTE DE HONOR: GUILLERMO LUCA DE TENA Director Adjunto: Eduardo San Martín Subdirectores: Santiago Castelo, Fernando R. Lafuente, Alberto Pérez, Alberto Aguirre de Cárcer Jefes de Área: Jaime González (Opinión) J. L. Jaraba (España) Miguel Salvatierra (Internacional) Ángel Laso (Economía) Juan Cierco (Cultura, Ciencia y Deportes) Mayte Alcaraz (Fin de Semana) Jesús Aycart (Arte) Adjuntos al director: Ramón Pérez- Maura, Enrique Ortego y Ángel Collado Redactores jefes: V. A. Pérez (Continuidad) A. Martínez (Política) M. Erice (Internacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura y Espectáculos) J. M. Mata (Deportes) F. Álvarez (Comunicación- TV) A. Sotillo (S 6 y D 7) L. del Álamo (Diseño) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) y S. Guijarro DOBLE ERROR EN CUBA odos los esfuerzos del Gobierno socialista por complacer al régimen cubano van estrellándose contra la realidad: no solamente se enfrentan con la oposición del Parlamento Europeo, que con buen criterio ha recordado que cualquier aproximación a la dictadura de La Habana debe ser precedida de medidas concretas a favor del respeto de los derechos humanos en la Isla, sino que los propios gobernantes cubanos se han apresurado a decir que lo que les ha ofrecido la UE a instancias del Gobierno español no es suficiente para complacerlos y que exigen que se modifique la posición común y se anulen las sanciones diplomáticas, en lugar de mantenerlas suspendidas. La Unión Europea ha hecho de la promoción de la democracia y el estado de Derecho en el mundo su principal estandarte, y ha sido un error olvidarlo en el caso de Cuba, con el absurdo pretexto de que la transferencia de poderes de Fidel Castro a su hermano constituye un paso esperanzador en la evolución política. La única señal que podría justificar una respuesta positiva por parte de Europa sólo puede ser la puesta en libertad de todos los presos políticos y la reforma efectiva del régimen. Después de que el ministro Moratinos desdeñase a los disidentes, a los que no quiso recibir en La Habana, el Gobierno sigue equivocándose y, además, trata de arrastrar en su error a la UE, cuyo prestigio puede quedar comprometido ante los cubanos. T MATAS, UNA RETIRADA INOPORTUNA la vista de los resultados electorales del 27- M, la decisión de Jaume Matas de abandonar la vida política y, por tanto, la presidencia del Partido Popular en Baleares no sólo resulta injustificada, sino inoportuna, ya que deja a su partido sin liderazgo claro para afrontar la transición desde el poder a la oposición, por mucho que los populares cuenten en las islas con nombres capaces de tomar el relevo. Matas ganó las elecciones autonómicas de forma rotunda, con más del 46 por ciento de los votos, a gran distancia del Partido Socialista y de toda una constelación de grupúsculos que ha vuelto a pactar una coalición negativa de intereses, forjada sólo por su deseo de echar al PP del poder. Matas se quedó a un escaño para repetir mayoría absoluta- -no tanto por falta de votos, sino por la desequilibrada asignación de diputados a cada isla- pero la posibilidad de perderla estaba asumida por la dirección popular desde mucho antes de que se celebraran las elecciones. Sabían que la reedición del gobierno presidido por Matas dependía de un solo diputado y que éste, a su vez, dependería de un resto de muy pocos votos. Por tanto, Matas no puede basar su abandono en un fracaso inesperado o, menos aún, en una debacle electoral que no se ha producido, como la que ha llevado al retiro político- -total o parcial- -a otros verdaderos perdedores, como es el caso de Miguel Sebastián, ex candidato a la alcaldía de Madrid y concejal no nato de su Ayuntamiento. Es más, con su abandono ha dado motivos para que la opinión pública transforme su victoria electoral en una derrota aparente, de manera que lo que no consiguió el socialista Antich en las urnas se lo ha dado Matas al decidir su retirada política de esta manera y en este momento. Más aún si la razón oficial es el pacto de los socialistas con Unión Mallorquina- -partido al que el PP balear lanzó durísimos ataques, con apoyo mediático incluido, en vísperas de las elecciones- -y que ahora parece haberse tomado la revancha con una subasta dudosamente ética de cargos y cuotas de poder. Será difícil para el PP seguir diciendo que en Baleares merecía conti- A nuar gobernando- -y ciertamente así era- si su candidato ha interiorizado el resultado electoral en términos tan derrotistas. También se trata de una decisión inconveniente para los intereses de su partido, tanto a nivel autonómico como nacional. Jaume Matas tiene derecho, por supuesto, a dar a su vida personal el rumbo que crea adecuado y por los motivos que considere pertinentes, pero también tenía el deber de ajustar sus decisiones personales a las necesidades del partido que preside y a la confianza que le dio la mayoría de los electores baleares. El mandato democrático también cuenta cuando no se logra gobernar, y Matas tenía tarea por delante. El PP tiene en esta comunidad autónoma una sólida posición institucional y social, tanta que el nuevo gobierno multipartidario no se corresponde con ninguna voluntad ciudadana de cambio político y nace sin el respaldo general de la opinión pública. Por estas razones, tomada la decisión de abandonar la política, Matas debió tener en cuenta que su partido se enfrenta ahora a una reubicación muy compleja, forzada por la pérdida del gobierno autonómico y de importantes ayuntamientos, como el de Palma de Mallorca. Este era el momento de la cohesión y del liderazgo, porque, además, es previsible que esta legislatura en Baleares tenga sobresaltos, debido a la disparidad de opciones ideológicas reagrupadas al reclamo del poder. Las tensiones por el ejercicio del gobierno no tardarán en aflorar y será entonces cuando el PP balear habrá de estar atento a los nuevos escenarios. Jaume Matas se ha precipitado. Además, ha instalado en su partido una crisis que era perfectamente evitable, anotando un pasivo gravoso al saldo electoral obtenido por Rajoy el 27- M. La cúpula del PP estaba muy tranquila viendo cómo las grietas provocadas por el resultado electoral sólo aparecían en las sedes socialistas. A pocos meses de unas elecciones generales, al Partido Popular no le rendirán ningún beneficio desmarques intempestivos como el protagonizado por Jaume Matas. LA RADIO, P PROTAGONISTA MANIOBRAS DEL PSOE EN ESTRASBURGO ÍCTIMA de su indefinición institucional, el Parlamento europeo sorprende de vez en cuando con debates y resoluciones ajenos a su ámbito de competencias. En lugar de buscar algún protagonismo- -aunque sea mínimo- -en las grandes decisiones que tiene pendientes la UE, algunos europarlamentarios se empeñan en convertir la Cámara de Estrasburgo en un duplicado de los parlamentos nacionales, e incluso de los regionales. El carácter supranacional de la eurocámara sale mal parado cuando se presta a maniobras de tono localista. Este es el caso del informe que denuncia abusos urbanísticos en algunas regiones españolas, cuidadosamente seleccionadas por el Grupo Socialista para aparentar que la culpa de todo la tiene el PP. Por 327 votos a favor, 222 en contra y 35 abstenciones, el Europarlamento condena determinadas actuaciones en la Comunidad Valenciana, en Murcia y en Madrid, así como en Almería, pero se olvida de casos emblemáticos como Marbella o Seseña, tal vez porque se sitúan en autonomías donde gobierna desde hace años el PSOE. El texto es consecuencia de una visita fugaz de los ponentes a las zonas afectadas, en las que, debidamente aleccionados, les dio tiempo a comprobar al parecer que existen planes urbanísticos ilegales, violaciones del derecho de propiedad y poderes excesivos de los agentes urbanísticos. Los europarlamentarios llegan a con- V clusiones rotundas que distan mucho de estar avaladas por los jueces o los parlamentos de las regiones afectadas. Son imputaciones, muy graves, que una institución seria no puede realizar a la ligera y en el marco de un conjunto de iniciativas de carácter variopinto. Como es notorio, todo obedece a una maniobra del PSOE, avalada por sus homólogos europeos, cuyo objetivo es hacer política, no ya nacional, sino estrictamente local, con el altavoz que otorga Estrasburgo. El destino de los viajeros no era casual, y es evidente que actuaron bajo la influencia de intereses partidistas. No es la primera vez, porque ya ocurrió algo similar con la visita de otros colegas suyos a las obras de la M- 30. Si el Parlamento europeo se convierte en una cámara de eco de cuestiones de índole interna, incluso de escala municipal, pierde toda su autoridad moral. De hecho, los viajes y las denuncias no han hecho mella en la decisión de los ciudadanos, como bien demuestra el resultado electoral en las comunidades afectadas por el informe. El PSOE debería buscar fórmulas más eficaces de cara a los electores sin involucrar a instituciones que no tienen nada que ver. El europeísmo que tanto proclama Rodríguez Zapatero se demuestra haciendo lo posible por reforzar el prestigio de los europarlamentarios, y no tapando las propias miserias para desviar la atención hacia los demás. ocos signos pueden ser tan definitorios de la eficacia y modernidad de una fórmula como mantenerla viva durante 34 años, especialmente en un frente tan ajetreado y mudable como el de la comunicación. Protagonistas alcanzó ayer su emisión número 10.000, una marca indeleble en la hoja de ruta personal y profesional de su artífice, Luis del Olmo, y un hito en la historia de la radio por el que hay que felicitarse. Las razones del éxito del espacio son diversas y dignas de profundos análisis para los estudiosos del medio, pero es sin duda una- -la adhesión continua de los oyentes- -la que ha propiciado una efemérides capaz de congregar en torno al mismo fin, narrar la actualidad, voces frecuentemente disonantes en la pugna diaria por la audiencia. Así lo quisieron mostrar ayer las grandes estrellas del sector, arropando con su presencia una idea superior llamada Protagonistas sin rivalidades ni cicaterías, ahora en la programación de Punto Radio, no por casualidad. Adelantado a su tiempo, Del Olmo puso de moda las tertulias y fue pionero en hacer radio por y para los oyentes, con formatos innovadores que supieron combinar el rigor con la distensión y salvar con solvencia las cerradas curvas que traza el paso del tiempo. El programa es un clásico porque ha sabido dar el protagonismo al mejor depositario: el público.