Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 VIERNES deESTRENO VIERNES 22 s 6 s 2007 ABC El pequeño saltamontes Pablo es la estrella del grupo de especialistas Toma 1 Acción encargado de rodar las secuencias más arriesgadas de filmes como Troya o Alatriste I. S. R. MADRID. Cuarenta colegiales escuchan impacientes al presentador del primer pase en España del próximo taquillazo infantil, Stormbreaker (Tripictures) cuando... ¡paf! ¡paf! Un hombre rueda con estrépito por las escaleras tras recibir varios puñetazos, mientras otro cae al vacío empujado por un misterioso karateka. Los niños miran con asombro al extremo de la cuerda que pende de la segunda planta del cine, esperando ver la figura de tan aguerrido luchador. Con la velocidad de un rayo, un crío de 13 años se descuelga desde un altura de cinco metros y se enzarza en una espectacular pelea con cuatro hombretones, que caen una y otra vez ante las patadas voladoras, los cabezazos y los puñetazos con salto mortal incluido que su particular David les endosa. Ellos eran Goliats, pero él no era David, sino Pablo Baturone, uno de los pocos niños especialistas del cine español, que el pasado martes realizó una exhibición en la presentación del citado filme. A pesar de su mirada traviesa, en el ensayo escucha con disciplinada atención las indicaciones de su director, Jordi Casares, e incluso sugiere correcciones nada más caer de un mortal. Recobrando el aliento, asegura: éste debería estar dos pasos más atrás, así no puedo darle bien el puñetazo La disciplina es la máxima de Toma 1 Acción un grupo de especialistas curtido en mil batallas (nunca mejor dicho) trabajando al lado del mítico Vic Armstrong, y que ha participado en películas como Misión Imposible III Pero, además de disciplinado, en este cuasicircense oficio hay que ser humilde, porque como Casares asegura, los aplausos se los lleva la estrella de turno, a nosotros nos vale con que se nos conozca en nuestro mundillo Pablo, sin embargo, apunta alto. Me gustaría doblar a Jackie Chan o a Tom Cruise dice a su boquiabierto público, ante el que se muestra como un chico más, asegurando que todo está muy calculado, no hay riesgo y confesando con media sonrisa que en la escuela tiene pequeños tratos de favor. Me salto algunos exámenes. Además, en mi colegio casi no mandan deberes dice desatando las carcajadas de sus compañeros. No hay problema para que estudie dice Casares. Con hacer deporte una hora al día se mantiene en forma. Además, en cuanto haya malas notas, se acabó Eso sí, cuando hay un proyecto entre manos, el grupo trabaja siete horas diarias durante seis semanas para un minuto de acción Aunquelo pasa en grande, Pablo no tiene claro que este sea su futuro. Me gustaría ser profesional en algún deporte afirma. Quizá no tenga nada que ver con que la fama de Alonso, Nadal o Ronaldinho tire más que la de Vic Armstrong, pero parece que el relevo generacional en esto de saltar de coches en marcha o prenderse fuego se resiste. Una buena dosis de humildad Pablo Baturone, esta semana en Madrid JULIÁN DE DOMINGO