Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 ESPAÑA VIERNES 22 s 6 s 2007 ABC La Iglesia evita el apoyo expreso a objetar la nueva asignatura Invita a actuar de modo responsable ante Educación para la Ciudadanía s Denuncia que el Estado no puede intervenir como educador de la conciencia moral JESÚS BASTANTE MADRID. La Conferencia Episcopal considera que con la introducción de Educación para la Ciudadanía como enseñanza obligatoria el Estado se arroga un papel de educador moral que no es propio de un Estado democrático de derecho por lo que anima a padres y centros educativos para actuar de un modo responsable y comprometido ante una asignatura inaceptable tanto en la forma como en el fondo Sin embargo, el documento aprobado ayer por la Comisión Permanente del Episcopado, tal y como anunció ABC, evitó apoyar expresamente la objeción de conciencia para esta materia, limitándose a apuntar que los medios concretos de actuación de los que disponen los padres y los centros educativos son diversos. No hemos querido ni queremos mencionar ninguno en particular En la nota- -que fue leída por el secretario general de la Conferencia Episcopal, Juan Antonio Martínez Camino- la Iglesia española recuerda que el Estado no puede suplantar a la sociedad como educador de la conciencia moral Cuestionado sobre este particular, Martínez Camino llegó a decir que es inaceptable que el Estado imponga una formación moral, la que sea. Si tratase de imponer a todos los alumnos la Doctrina Social de la Iglesia, que es la mejor, también lo denunciaríamos La objeción episcopal también se refiere a cómo está planteada la asignatura. En este sentido, la nota añade que una materia que no hubiera invadido el campo de la formación de la conciencia y se hubiera atenido, por ejemplo a la explicación del ordenamiento constitucional y de las declaraciones universales de los derechos humanos, hubiera sido aceptable e incluso, tal vez, deseable En cambio, adujo el portavoz, el contenido final está basado en el relativismo ideológico y en la ideología de género diario fuentes eclesiales, quienes añadieron que la práctica totalidad de los obispos está en contra del adoctrinamiento ideológico obligatorio por parte del Estado aunque discrepan y mucho en cuanto a las medidas a adoptar. De hecho, el propio Martínez Camino reconocía en la rueda de prensa que los obispos no han querido descender a cuestiones técnicas en conjunto Posteriormente, confirmaba que cada obispo en su diócesis es soberano para apoyar o no la objeción. Como ya publicó este diario, la división entre quienes apostaban por el apoyo explícito a la objeción y quienes preferían esperar a posibles entendimientos con el Gobierno estaban casi al cincuenta por ciento Del mismo modo, el portavoz episcopal añadía que la Iglesia española no tiene ningún orden de preferencia respecto a posibles acciones de padres y centros contra Educación para la Ciudadanía. No se excluye ni se prefiere ninguna opción, siempre que sean legítimas Sin embargo, el portavoz episcopal no Martínez Camino, ayer, tras la reunión de los obispos fue capaz de indicar otra posibilidad, pese a apuntar en repetidas ocasiones que hay muchas, tantas como para hacer un vademécum En otro orden de cosas, la Santa Sede anunció ayer el EFE Unanimidad engañosa La declaración consiguió una unanimidad engañosa entre el Episcopado, puesto que se trató de un consenso de mínimos según apuntaron a este nombramiento de Francisco Cerro como nuevo obispo de la Diócesis de Coria- Cáceres, dentro de la política de nuevos nombramientos que prevé llevar a cabo Roma de modo inminente. El Episcopado irá a los tribunales si se le exige justificar el despido de un profesor J. B. MADRID. El rechazo a Educación para la Ciudadanía eclipsó en parte el otro gran desafío planteado ayer por la Conferencia Episcopal, en esta ocasión acerca de los profesores de Religión. Tras manifestar nuestra disconformidad con el Real Decreto que regula el contrato laboral indefinido de estos docentes y obliga a los obispos a una revocación de sus contratos ajustada a derecho el Episcopado denuncia que dicha medida puede restringir indebidamente la competencia del Obispo En lo que parece ser un nuevo frente de batalla entre el Gobierno y la Iglesia, la nota episcopal anunció su intención de hacer caso omiso a la nueva legislación, y seguir actuando según los Acuerdos entre la Santa Sede y el Estado, que no ceden ante un Real Decreto ni ante una ley ordinaria, como la correspondiente Disposición Adicional de la LOE Los obispos seguirán haciendo la preceptiva propuesta de los profesores que consideran idóneos para cada año escolar prosigue la nota, que añade que el citado Real Decreto no cumple el Acuerdo sobre Enseñanza entre el Estado español y la Santa Sede Por ello, no podemos excluir que sea necesario ejercer las acciones legales oportunas para que sea respetado el ordenamiento jurídico vigente, que tutela los derechos de todos Cuestionado sobre esto último, Martínez Camino desveló que el Episcopado podría acudir a los Tribunales en el caso de que se obligue a cualquier obispo a justificar el despido de cualquier profesor de Religión.