Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA Los pactos poselectorales VIERNES 22 s 6 s 2007 ABC César Alonso de los Ríos Matas anuncia que deja la política tras confirmarse que pierde el gobierno balear La alianza de Munar con el PSOE y el Bloc termina con la carrera política del dirigente popular JOSEP MARIA AGUILÓ PALMA DE MALLORCA. El presidente del PP de Baleares y presidente en funciones del Ejecutivo autonómico, Jaume Matas, anunció ayer que renuncia a todos sus cargos en la formación popular y dio a conocer también su voluntad de abandonar la política activa. Matas señaló que hasta la celebración del próximo congreso regional del partido, que tendrá lugar a mediados de 2008, seguirá al frente del PP balear, si bien la actual vicepresidenta en funciones del Gobierno autonómico, Rosa Estarás, será la persona encargada de coordinar estos meses de cambio y la responsable de su grupo en la Cámara autonómica. Igualmente, señaló que su futuro profesional estará en la iniciativa privada, en concreto en Estados Unidos. Antes de comparecer ante los medios de comunicación, Matas comunicó su decisión a la Junta Directiva Regional de su partido, que también analizó la decisión de Unión Mallorquina (UM) partido que preside María Antonia Munar, de no aceptar la propuesta de pacto de gobernabilidad ofrecida por el PP para la legislatura que ahora empieza. La formación nacionalista de centro, cuarta en número de votos en la Comunidad, ha cerrado ya, prácticamente, un acuerdo para gobernar con el PSOE y el Bloc (coalición que está formada por el Partido Socialista de Mallorca, Izquierda Unida, Los Verdes y Esquerra Republicana) en lo que supondrá una reedición del llamado Pacto de Progreso que ya gobernó en Baleares entre 1999 y 2003 bajo la presidencia del socialista Francesc Antich, que ahora repetirá al frente del Ejecutivo autonómico. En el Consejo de Mallorca gobernará la socialista Francina Armengol y en el Ayuntamiento de Palma de Mallorca es alcaldesa ya la socialista Aína Calvo. Matas recordó que el PP obtuvo el pasado 27 de mayo el 47 por ciento de los votos y casi 193.000 sufragios, el mejor resultado electoral de nuestra historia y en este sentido indicó que hubiera sido deseable y posible, si UM hubiera querido, reeditar el acuerdo de la pasada legislatura entre populares y UM, por el que el Consejo de Mallorca estuvo presidido por Munar con el apoyo del PP. EL MONOTEMA A los socialistas, incluso a sus periodistas, les gustaría que no habláramos tanto de Otegi, de De Juana, del asalto a los Ayuntamientos vascos, de las negociaciones con ETA, de las revelaciones de Gara de la vuelta de los escoltas, de la excepcionalidad antidemocrática del País Vasco... Pero, ¿acaso no son los propios socialistas los responsables de esa actualidad que detestan? Este nuevo guía de lecturas buenas y malas que es López Garrido nos reprende porque damos credibilidad al órgano de expresión del movimiento con el que negocia el Gobierno el derecho de autodeterminación. Yo comprendo que el equipo político de Zapatero, los viejos cargos de los tiempos de González y, en general, los militantes socialistas tengan que comer todos los días cristalillos. ETA en la sopa. Entonces, ¿por qué no se levantan frente al proceso de paz y el optimismo antropológico de ZP, basado en la rendición ante el enemigo y la esperanza de la paz más amarga que hubiéramos podido imaginar? Pero supongamos que todos, ciudadanos y periodistas, nos rebeláramos contra la actualidad y dejáramos de hablar de ETA. ¿Saldría ganando la imagen del Gobierno? Supongamos que en vez de centrarnos en el descubrimiento de los cien kilos de explosivos eligiéramos como tema más relevante los debates sobre la Unión de los 27. ¿Acaso quedaría airoso aquel Zapatero que pretendió ser el adalid de la Constitución Europea? Hoy nuestro presidente, nuestra diplomacia, sigue abrumada por aquel fracaso, producto de la ignorancia. Supongamos, asimismo, que asignáramos el protagonismo de la actualidad al debate sobre la asignatura de formación ciudadana que pretende imponer Mercedes Cabrera. Mi postura, como la de tantos millones de ciudadanos, sería la misma que la del Episcopado. ¿Acaso luchamos por las libertades para terminar aceptando la formación del espíritu anacional, según Marina? La verdad es que no sé con qué temas de actualidad el Gobierno de Zapatero podría quedar bien. Una cosa parece clara, y es que nadie desearía que a la ruptura de la tregua de ETA viniera a sumarse la de la burbuja de la vivienda. A seis bandas Matas, momentos antes del comienzo de la rueda de prensa en la que anunció su retirada Para Matas, UM ha querido excluir al PP de todas las instituciones en un acuerdo con la izquierda que no defiende los intereses de los ciudadanos, sino que antepone intereses de partido Asimismo, indicó que, si bien es legítimo llegar a pactos, en este caso creo que no es lo mejor para los ciudadanos Matas dijo estar tranqui- EFE El dirigente popular deja la política y se va de España: afirmó que su futuro profesional estará en Estados Unidos, en una empresa privada lo, pero preocupado por el futuro de Baleares Matas, visiblemente emocionado, tuvo palabras de agradecimiento para todas las personas que le han apoyado en sus 17 años de actividad política, en especial para su familia, y también para los casi 193.000 electores que dieron su apoyo al PP el 27- M. EL TSUNAMI DEL 27- M Matas, Sebastián, Simancas, Floriano, Villalba o Pacheco son víctimas de una cita electoral que ha ido sembrando el camino de cadáveres políticos POR CRISTINA DE LA HOZ MADRID. Jaume Matas se ha convertido en la enésima víctima de esa especie de tsunami arrasador en que se han convertido las elecciones locales y autonómicas del 27 de mayo, una consulta que va dejando cadáveres políticos de entidad tanto en las filas del PP como del PSOE. Algunos se han ido voluntariamente, otros han sido empujados por sus compañeros de candidatura, que no de partido, como fue el caso de Miguel Sebastián, aspirante de Rodríguez Zapatero a la alcaldía de la capital de España. Él fue la primera víctima de una cita electoral que sirvió para medir las fuerzas del presidente del Gobierno y del líder de la oposición. Amortizado Sebastián, le vino luego el turno a Rafael Simancas, que no pudo parar la locomotora Aguirre, investida presidenta de la Comunidad de Madrid. De este modo, el Partido Socialista de Madrid vuelve a convertirse en un gran agujero negro del PSOE para el que la ministra Cristina Narbona, responsable de la gestora creada, necesitará un milagro. En las filas del PP, fue el extremeño Carlos Floriano quien, en la misma noche electoral, anunció que no volvería a ser candidato y que pilotaría el partido hasta congreso regional destinado a sustituirle. Ya entonces, Mariano Rajoy dijo aquello de aquí no dimite nadie -al menos hasta las elecciones generales- pero algo parecido dijeron desde la sede socialista de la calle Ferraz y no parece haber tenido mucho efecto porque el líder de los socialistas castellanoleoneses, Ángel Villalba, tampoco volverá a presentarse a la reelección. El histórico andalucista Pedro Pacheco también buscó caminos alejados de la política tras su descalabro en Jerez y no se descartan nuevos abandonos, o empujones, en el PP de Aragón o en el PSOE de Zamora y Marbella.