Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA ETA rompe la tregua s El acoso a Navarra VIERNES 22 s 6 s 2007 ABC UPN abre conversaciones con el PSOE para evitar que los nacionalistas gobiernen Navarra Sanz y Del Burgo se entrevistan con Blanco mientras Nafarroa Bai da un ultimátum a Puras para que se comprometa por el cambio antes del lunes ÁNGEL COLLADO BEGOÑA LÓPEZ MADRID PAMPLONA. La dirección del PSOE parece tener cada día más dudas sobre la conveniencia de pactar con los nacionalistas vascos en Navarra, Nafarroa Bai, para hacerse ahora con el Gobierno de la Comunidad Foral. La confirmación de la ruptura de la tregua anunciada por ETA, el empeño de la banda en difundir a través de Gara el contenido de las negociaciones mantenidas con el Gobierno y la proximidad del debate sobre el estado de la Nación obligan a los socialistas a replantearse su decisión de desalojar a Unión del Pueblo Navarro a toda costa y cuanto antes. UPN y PSOE han mantenido conversaciones en los últimos días que han servido para mejorar relaciones. El presidente del Gobierno foral, Miguel Sanz, y el portavoz parlamentario de UPN y diputado del Grupo Popular Jaime Ignacio del Burgo se reunieron el pasado martes con el secretario de organización del PSOE, José Blanco, en la sede que el partido tiene en la calle Gobelas de Madrid. En la medida que aumentan en el PSOE las voces de los dirigentes que se pronuncian contra el acuerdo con la coalición de nacionalistas vascos en Navarra, crece en UPN la esperanza en que no se vaya a consumar su desalojo del poder. La elección de la socialista Elena Torres como presidenta de la Cámara autonómica con los votos de UPN, CDN y PSOE ha disparado los recelos en NB, que daba por hecho el reparto de cargos con los socialistas. En contra de las tradiciones parlamentarias, UPN renunció al puesto pese a ser la fuerza política más votada y con más diputados: el 42,2 por ciento de los votos y 22 representantes en una Cámara de 50 escaños. En fuentes de UPN matizaron después de las citadas conversaciones que nada está decidido ni encauzado, pero tampoco dan por hecho, como hasta el martes, que el compromiso de socialistas y nacionalistas, impulsado por Zapatero, se iba a hacer realidad en cuestión de días cuando el Gobierno diera por concluida su campaña para convencer al propio partido y al electorado más próximo de la conveniencia del cambio en Navarra. Todo es posible reiteran en medios de UPN, donde se considera un alivio para el futuro de Navarra el hecho de haber evitado que su Cámara foral fuera presidida por un nacionalista vasco aunque el cargo sólo tenga funciones de representación y arbitraje. Frente al escepticismo de la dirección del Partido Popular, donde se temen que el PSOE sólo pretenda ganar tiempo y salvar el debate sobre el estado de la Nación- -del 3 al 5 de julio- -sin cerrar el compromiso con NB, en UPN no se acaban de creer que el PSOE esté en condiciones de asumir el desgaste de entregar Navarra a los nacionalistas vascos. Sobre todo después de haberse quedado como tercera fuerza política en la Comunidad y con la ruptura de la tregua de ETA sobre la mesa. En las elecciones del pasado 27 de mayo, el PSOE se quedó en un 22,5 por ciento de los votos, un punto por detrás de la coalición nacionalista y con los mismos 12 escaños que NB. El objetivo de los socialistas era sumar sus fuerzas con los partidos más minoritarios, pero contaba con encabezar el cambio Después del fiasco de los resultados, el candidato del PSNPSOE, Fernando Puras, prefirió olvidarse de su compromiso de no optar a la Presidencia del gobierno foral si quedaba tercero y desde Ferraz le apoyaron hasta el extremo de exigir en público a UPN que cediera el cargo y apoyara al dirigente socialista aunque tuviera la mitad de votos que Sanz. El discurso del PSOE ha ido cambiando en las últimas dos semanas y se ha olvidado de las prisas por cerrar el acuerdo con NB. Mientras, el propio Miguel Sanz sostiene que él no sería un obstáculo para el entendimiento con los socialistas y estaría dispuesto a renunciar a la Presidencia para que UPN presentara a otro candidato. Ante los cambios registrado en los últimos días, la coali- Compromiso olvidado El candidato socialista de Navarra, Fernando Puras, explicó la marcha de las negociaciones ción nacionalista ha pasado del recelo a la presión directa con el planteamiento de un ultimátum a Fernando Puras. NB, según anunció Pachi Zabaleta, exige que antes del próximo lunes los socialistas presenten un compromiso firme y por escrito, negro sobre blanco para negociar un Gobierno de cambio para Navarra. Zabaleta pidió a los socialistas la ruptura de conversaciones con UPN y recalcó que su condición de segunda fuerza política se debe tener en cuenta, tanto en un futuro programa de gobierno como en la propia composición del mismo. Otros dirigentes de la coalición como Maiorga Ramírez (EA) lanzaron a UPN el título de ser la derecha más conservadora, más incívica y más autoritaria de todo el Estado Puras tuvo que hacer equilibrios, se mostró dispuesto a continuar negociando con Na- EFE El PP sigue con escepticismo las dudas y la oposición interna en el PSOE al acuerdo con NB farroa Bai, pero apuntó que si esa vía queda obstaculizada definitivamente los socialistas analizarán en qué medidas es posible realizar el cambio en la forma de gobernar con UPN El dirigente del PSN agregó que no se puede descartar la posibilidad de una nueva convocatoria de elecciones por falta de acuerdo, pero insistió en que no es deseable y en que espera que todos los partidos sean capaces de hacer una propuesta a la ciudadanía con solidez y estabilidad suficiente para que pueda salir adelante