Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 22- -6- -2007 Una agencia saudí divulga una foto de la Princesa en la comida con el Rey Abdulá 11 Los terroristas llevaban el explosivo en un coche alquilado hace pocos días en Lisboa El material era para un comando que tenía la orden de atentar en Andalucía La Policía muestra desde hace días fotos de etarras en establecimientos de la comunidad andaluza La Benemérita descarta que se tratara de un coche bomba. La hipótesis más sólida es que los etarras iban a realizar una entrega a un comando que ETA habría asentado en Andalucía, con la orden de atentar a lo largo del verano contra intereses turísticos, sin descartar otros. Con el material explosivo incautado se podrían confeccionar varios coches bomba de mediana potencia o uno de gran potencia. Los etarras también podrían haber montado diversos artefactos con destinos diferentes para crear la máxima alarma social. Hoteles, aeropuertos, vías férreas, clubes deportivos, restaurantes o zonas de playa han sido algunos de los objetivos elegidos por la banda criminal en sus cobardes campañas de verano. Se da la circunstancia de que el comando Donosti desarticulado el pasado mes de marzo tenía información sobre concejales de Andalucía así como sobre el aeropuerto de Almería. Las Fuerzas de Seguridad investigan, entre otras circunstancias, la ruta que siguieron estos etarras hasta llegar a Ayamonte con el material explosivo. Desde luego pasaron por Portugal, ya que en Lisboa Una grúa, escoltada por un vehículo de la Guardia Civil, retira el coche en el que se halló el explosivo alquilaron el coche. Incluso no se descarta que ETA disponga de una infraestructura en el Algarve portugués. En cualquier caso, hay precedentes de que la banda ha utilizado, al menos coyunturalmente, el país luso. Por ejemplo, el comando que en agosto de 2002 asesinó en Santa Pola a la niña Silvia Martínez, de 6 años de edad, y a Cecilio Gallego, de 57, estuvo ese mismo verano en Portugal, aunque se desconocen los motivos concretos. El grupo terrorista también perpetró atentados en Andalucía por aquellas fechas. Posteriormente, sin embargo, sus integrantes fueron detenidos en Francia. La Policía ya sospechaba de la presencia de un comando estable en Andalucía desde hace tiempo. De hecho, ha mostrado en hoteles fotos de algunos de los etarras más buscados. EFE La banda robó los explosivos mientras hablaba con el Gobierno ABC MADRID. Mientras el 22 de diciembre de 2005 un comando de ETA robaba 1.280 kilos de polvo de aluminio en una empresa de la localidad francesa de Rouen, el emisario de Rodríguez Zapatero, Jesús Eguiguren, y el cabecilla de la banda, José Antonio Urrutikoetxea Bengoetxea, Josu Ternera reunidos en Ginebra, llegaban a acuerdos políticos que dieron paso, meses después al alto el fuego permanente Poco antes, la banda había sustraido importantes cantidades de nitrato amónico en sendos depósitos del país vecino. Polvo de aluminio y nitrato amónico son sustancias que la banda utiliza para fabricar su maldito amonal y que ayer fueron interceptadas a la comitiva de la muerte en Ayamonte. La historia se repite. En septiembre de 1999, cuando el PNV y EA se reunían en Francia con ETA, a espaldas del Gobierno de Aznar, para firmar, en ese caso, un compromiso de lucha por la independencia, otro comando robaba, en la región de Bretaña, casi dos mil kilos de dinamita titadyne. Una parte no despreciable fue recuperada poco después por la Policía francesa. Pero el resto le dio mucho de sí a la banda. Con ella rompió la tregua, al utilizar esta dinamita en el coche bomba con el que asesinó al teniente coronel Pedro Antonio Blanco. Y la siguió utilizando hasta hace poco en numerosos atentados terroristas. Ahora, a ETA se le han incautado 15 de los 1.280 kilos que robó mientras distraía al Gobierno con las reuniones entre Eguiguren y Josu Ternera Todavía le queda mucho material, demasiado. Partiendo de que nunca entregará las armas y el explosivo acumulado, la esperanza reside en que las entregas de material a los comandos se conviertan, como ayer, en entregas a las Fuerzas de Seguridad.