Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN VIERNES 22 s 6 s 2007 ABC AD LIBITUM POLÍTICOS INDEPENDIENTES LA PRIMERA PIEDRA episodio de Cristo y la mujer adúltera (Juan, 8, 7) nunUANDO escribo estas líneas aún no está claro ca habrá alguien tan libre de pecado como para arrosi ha conseguido sus objetivos la campaña de jar la primera piedra contra otro. Algo, si lo pensamos, Amnistía Internacional y del Observatorio de aplicable a toda pena capital. Derechos Humanos para impedir la muerte por lapidaPero sí lo hay, al parecer. Y si ya es una vergüenza la ción de una pareja de adúlteros en Irán. La sentencia pervivencia de la pena de muerte en países que se lladel tribunal islámico habría debido ejecutarse el jueman civilizados, todavía es peor la impune barbarie ves en Takestán, provincia de Qazvin. Allí están precon que se sigue aplicando en diversos rincones del parados en este momento los agujeros en que los dos mundo. La hipocresía con que muchos occiden pecadores podrían ser parcialmente enterratales recurren al relativismo cultural (citando dos (él hasta la cintura, ella hasta el pecho) con incluso el célebre ensayo de Montaigne sobre el fin de convertirse en blancos inmóviles para los caníbales) para justificar prácticas que una tropa de fieles islámicos convencidos de la añaden la extrema crueldad de una muerte sájusticia de su Sharia, y que, si nada se lo impidica a la inutilidad del supremo castigo es, simde, les arrojarán piedras- -ni muy grandes, ni plemente, repugnante. Un castigo que, no lo olmuy pequeñas, precisa la norma- -hasta provovidemos, penaliza en este caso las relaciones carles la muerte. Luego es probable que los versexuales mantenidas por adultos de mutuo dugos regresen a sus casas salmodiando la MANUEL acuerdo. grandeza del Dios, a quien atribuyen tan ejemRODRÍGUEZ La religión y las leyes en ella inspiradas fueplar castigo. RIVERO ron durante milenios el cemento que cohesioLa teocracia iraní es uno de los Estados en naba sociedades en las que nuestra tardía noción de inque se sigue lapidando bajo cobertura legal. Es verdad dividuo era impensable. Los disidentes- -desde los que en los últimos años, y a consecuencia del escándaapóstatas a quienes se negaban a seguir las normas de lo internacional (Irán es signatario del Acuerdo Interla colectividad- -eran considerados auténticos eneminacional de Derechos Civiles y Políticos) se ha produgos de un orden que estaba por encima de todos y protecido una especie de moratoria que ha dejado en suspengía a la tribu. Los castigos eran avisos, y su rebuscada so la ejecución de las sentencias, pero lo cierto es que crueldad, en la que todo el grupo se implicaba, reflejatodavía sigue en vigor el artículo 83 del Código Penal ba el pavoroso miedo a la disolución del mundo. La lapien el que se prescribe la lapidación para castigar el dación es una huella particularmente primitiva de ese adulterio. pasado que creíamos haber dejado muy atrás. En el Corán no se cita este suplicio. La popularidad Que en Irán (y en otros lugares) sigan dictándose en algunos países islámicos de este método increíblesentencias de muerte por lapidación para reos de adulmente cruel de infligir la muerte a los condenados tieterio es una vergüenza. Las campañas de organizacione que ver, sobre todo, con su presencia en el hadiz, la nes cívicas y humanitarias no son suficientes. Por entradición profética ejemplar elaborada a partir de las cima de toda razón de Estado, son los gobiernos y los narraciones sobre Mahoma y sus seguidores. El castipueblos los que deben mostrar su rechazo con energía go por lapidación era frecuente entre los griegos (para y gestos inequívocos. Derogar- -más allá de las moradelitos de traición) y también entre los judíos: el Deutetorias- -las leyes que las amparan no es sólo una tarea ronomio lo prescribe para los adúlteros y para los que urgente para los iraníes que se atreven a oponerse, sise entregan a otros dioses. El Nuevo Testamento, sin no para todos. Y mejor para hoy que para mañana. embargo, lo rechaza implícitamente, como muestra el ÍDOLOS DE LA CUEVA N UEVA York- -la verdadera capital del mundo, según Baura- -tiene buena suerte con sus alcaldes. Algún chisgarabís les ha tocado en el reparto de la Historia- ¿hay alguien o algo inmune a los mequetrefes? pero la nómina de sus regidores tiende a coincidir con la del mérito. Rudolph Giuliani, a quien le cayeron encima las Torres Geme- las, fue un alarde en la rapidez de su respuesta ante un cataclismo sin precedentes mundiales y gestionó el caso, especialmente doloroso, con talento y acierto. Su sucesor, Michael Bloomberg, ha sabido continuar aquel trabajo y su ciudad es hoy un portento de moM. MARTÍN dernidad y brillo capaz FERRAND de resolver, sin sangrar con saña fiscal a sus vecinos, los pro- blemas inmensos de una megalópolis. Ahora, Bloomberg, que se colocó la banda de la Alcaldía- -allí no usan la vara- -como notable del Partido Demócrata, acaba de declararse independiente. Ni demócrata, ni republicano. Me reconforta Bloomberg. Su gesto indica que hay esperanza de vida política más allá del partidismo y la obediencia. Al menos en los EE. UU. ese territorio que tanto irrita a quienes suelen anteponer otros dignísimos valores a la libertad, el supremo entre todos los convenientes al individuo. Aquí, atenazados por la partitocracia que surge de la vigente norma electoral, cuesta trabajo imaginar un líder representativo y electo que no lleve en su lomo el hierro con la sigla de la mesnada en la que voluntariamente se incluye. Algo que, expresado en los términos que mejor se ajustan al esperpento nacional, nos obliga, comicio tras comicio, a no elegir entre lo bueno y lo malo- -según la sensibilidad y el criterio de cada uno- -sino entre lo malo y lo peor. Mariano Rajoy acaba de aplazar el Congreso del PP previsto para este otoño, en el que debieran caer las hojas de los árboles y las cabezas de los inútiles, para después de Navidad. En prevención dicen, de un adelanto electoral. Es decir, que ya puede apostarse que las próximas legislativas se anticiparán, sean cuando fueren, a ese Congreso en el que el PP, si mantiene sus aspiraciones y no quiere defraudar a sus votantes, deberá renovar el personal, refrescar las ideas y trazas líneas claras y coherentes para su actua- ción nacional, autonómica y local. Como tampoco cabe esperar que José Luis Rodríguez Zapatero experimente un deseo incontenible de democracia interna en las prácticas del PSOE, está sonando, con el gesto de Bloomberg, la hora de los independientes. La implantada epidemia por la que se considera una prestación laboral el trabajo representativo- -gran aberración democrática- -fuerza el uso de los escalafones, algo que pudiera ser conveniente en la Administración, pero que resulta nocivo en la organización de unos partidos que sólo tienen razón de ser en su función representativa. En eso no deben influir ni la antigüedad ni la obediencia. C -Entonces, las células del cerebro dispuestas a investigar avances científicos en provecho del ser humano, ¿se reproducen como las de quienes discurren la destrucción masiva de sus semejantes?