Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 21 s 6 s 2007 Copa del Rey s A tres días de la final DEPORTES 97 AB UMEN DE RES LI C, GA 4 1 El Madrid, campeón 2 Atlético, la decepción 3 Barça, el derrocado 4 Sevilla, el más regular 5 Los mejores 6 El drama vasco vertebral definida (Palop- Alve s- N av a r r o- P o u l s e n- K a nouté) y ha repartido esfuerzos de forma meditada, casi computerizada. Siempre ha tenido las tres competiciones en la cabeza y ha repartido juego con precisión. La comparación de partidos y minutos desvela unas connotaciones exactas. Centrándonos en la Liga, nos encontramos siete hombres en la treintena de partidos (Palop, Alves, Poulsen, Renato, Escudé, Puerta y Martí) Estos dos últimos, por ejemplo, disputaron 30, pero el primero sumó 2009 minutos y el segundo 1622. Otro dato: Escudé también en 30 partidos ha acumulado más minutos en juego (2544) que Renato (2327 en 33 presencias) o Poulsen (2363 en 32) En la veintena de participaciones se encuentran otros seis jugadores (Navarro, Adriano, Luis Fabiano, Navas, Dragutinovic y Maresca) Más curiosidades: Navarro y Maresca han participado en 25 encuentros, pero el primero ha sudado 2.049 minutos y el segundo 1.315. No son números sin más. Estas estadísticas explican gran parte del éxito sevillista. Juande Ramos, José María del Nido y Javi Navarro posan junto a una pequeña réplica de la Supercopa KAKO RANGEL El mejor se quedó sin premio El más regular no fue el campeón del torneo de la regularidad. Pocas veces ha existido tanta unanimidad para reconocer que el Sevilla ha sido el mejor equipo de la Liga. Desarrolló el mejor fútbol y además lo supo compaginar con otras dos competiciones. Una, la UEFA, la ganó. La otro, la Copa, le espera el sábado. POR ENRIQUE ORTEGO MADRID. Las sensaciones no suelen engañar. Y menos cuando son generalizadas y compartidas hasta por los rivales más directos. Entonces no se pueden poner en duda. El Sevilla es el campeón sin premio. Ningún otro equipo ha desarrollado un juego tan estético sin perder la efectividad necesaria para tener la victoria como principal objetivo. El fútbol del Sevilla entra por los ojos y además consigue resultados. Luchar por la Liga hasta la última jornada, renovar la UEFA y aspirar a ganar la Copa sólo está al alcance de los elegidos. En este Sevilla que preside Del Nido, da forma Monchi y entrena Juande, no hay resquicio para la casualidad. Ni en los despachos, ni en el terreno de juego. Son dos temporadas consecutivas en la élite. No hay que olvidar el impresionante final de la pasada. Además de ganar la Copa de la UEFA, encadenó seis victorias en la Liga. El club invirtió en reforzar la plantilla esta temporada 11,5 millones. La décima parte del Madrid (100) la cuarta que el Valencia (47) o el Atlético (46) o la tercera que el Barça (31) Llegaron cinco jugadores: Chevanton (8.5) Hinkel (3) Poulsen, Duda y Cobeño, libres. El comienzo no pudo ser mejor. Fue como si no hubiera pasado un verano por medio. El equipo llegó a la Supercocopa de Europa en la misma plenitud demostrada en Eindhoven en la final de la UEFA. Juande tenía muy clara que con una plantilla tan equilibrada como tenía, con dos jugadores por puesto que podían rendir a un parecido nivel con las lógicas excepciones, la clave estaba en saber utilizar y manejar la materia prima. A veces no se llegaron a entender sus rotaciones. Sobre todo cuando el Sevilla miraba hacia abajo a todos sus rivales desde el liderato de la Liga. El técnico no se inmutó. Frunció el ceño como acostumbra y siguió a lo suyo. Por eso aprovechó un foro tan internacional como la conferencia de Prensa previa a la final de la UEFA en Glasgow para reivindicar la fórmula mágica que le había permitido ser competitivo en tres competiciones hasta la última instancia. Con la final de Copa del sábado, el Sevilla sumará 63 partidos esta temporada: 38 de Liga, 15 de la Copa de la UEFA, 1 de la Supercopa de Europa y 9 de Copa, final incluida. Ningún otro equipo en España ha disputado más encuentros oficiales y salvo error u omisión sólo el Chelsea, con uno más (64) le supera en Europa. Juande ha utilizado 26 jugadores, ha tenido una columna 63 partidos con la final de Copa 4- 4- 2 Y LA BANDA CIEGA Un estilo y múltiples combinaciones E. O. MADRID. Tácticamente el Sevilla no es un equipo complicado. Juande ha partido casi siempre de un sistema base y después ha utilizado distintas combinaciones según el partido y el rival. Desde el dibujo de un clásico 4- 4- 2 con dos medios centros específicos, dos hombres en las bandas y dos delanteros escalonados, el técnico ha movido sus piezas según le convenía o por obligaciones en forma de lesión o expulsión. En este sentido, casi siempre ha sido coherente con las caracterísiticas de sus jugadores y ha mantenido a cada uno en su puesto, sin muchos experimentos. Fuera de casa, en algunos partidos, ha renunciado a un hombre específico de banda, casi siempre el de la derecha, para jugar con tres medios centro y una banda ciega Esa zona libre tenía dueño, Daniel Alvés, que ocupaba todo su costado. Uno de los grandes secretos es su versatilidad a la hora de desarrollar su juego. Tan pronto sale jugando el balón con los dos medios centros y buscando acciones de muchos toques, como los centrales sorprendían con un desplazamiento largo buscando la jugada directa que, logicamente, siempre pasaba por la cabeza de Kanouté. También la alternancia del juego interior y exterior ha sido una baza que ha complicado la existencia de los contrarios que tenían que estar preparado para tapar todas las zonas defensivas de su campo. La figura de Kanouté ha sido clave en la organización del juego ofensivo. Sus llegadas desde la segunda línea son letales. ABC