Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 21- -6- -2007 YouTube sigue los pasos de MySpace y abre su portal a la lengua española 89 Ernesto Sánchez- Herrero Discípulo de Morata e investigador del CSIC Paul Nurse Premio Nobel de Medicina Roger Kornberg Premio Nobel de Química Andrew Fire Premio Nobel de Medicina Siempre ha preferido trabajar con gente con la que pudiera hablar todos los días Las investigaciones de los galardonados son esenciales para entender el desarrollo de los genes Los dos investigadores han realizado un trabajo revolucionario y de una importancia extraordinaria Son un ejemplo por sus experimentos, brillantemente planificados y ejecutados César Nombela Catedrático de Microbiología de la Complutense PROGRAMA DESCIFRAR EL Peter Lawrence, en los jardines de la Universidad de Cambridge EFE He desarrollado en España buena parte de mi trabajo, con muchos colaboradores EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. Peter Lawrence recibió el anuncio del premio como un gran honor Desde su laboratorio de Biología Molecular en la Universidad de Cambridge, manifestó a ABC que España significa mucho para mí, porque allí he desarrollado buena parte de mi trabajo y tengo tantos contactos profesionales. Creo que a lo largo de mi carrera de investigación aproximadamente la mitad de quienes han colaborado conmigo son españoles Lawrence se felicitó de que la distinción fuera compartida con Ginés Morata, al que considera un gran amigo Ambos se conocieron en Madrid en 1973, y desde entonces han mantenido una duradera relación. Habremos publicado juntos unos 25 trabajos. Últimamente hemos tomado direcciones diferentes, pero seguimos enviándonos los trabajos para que cada cual haga sus comentarios; estamos en continua comunicación aseguró. Agradeció el reconocimiento hecho por la Fundación Príncipe de Asturias- -el primer premio internacional que recibe- -por sus investigaciones sobre el desarrollo de la mosca Drosophila melanogaster Según Lawrence, ese trabajo, publicado con sus primeros hallazgos en 1975, fijó las bases genéticas de los compatirmentos individuales donde se encuentran los genes, convirtiéndose en la piedra angular para la posterior construcción de la teoría genética del diseño animal Lawrence nació en 1941. Se doctoró en la Universidad de Cambridge en 1965, y desde 1969 es miembro permanente de su Laboratorio de Biología Molecular. Pertenece desde 1983 a la Royal Society británica. Es considerado una autoridad en el campo de la biología del desarrollo. Su gran contribución ha sido investigar el desarrollo genético de la mosca del vinagre, lo que ha facilitado el estudio de las enfermedades humanas con gran componente genético. en los procesos tumorales, un descontrol que es cuestión también de tamaño. -Efectivamente. Sí, porque este campo incide también en el estudio de las claves biológicas y moleculares de la transferencia tumoral. El grado de conocimiento en estas áreas, cada día mayor, será fundamental en la lucha contra la enfermedad. -Es uno de los múltiples campos científicos que ayudarán a despejar el camino en la lucha contra el cáncer... -Sí. Investigo los mecanismos por los cuales las células cancerosas invaden y colonizan los tejidos eliminando a las células normales... cómo las células del tumor convencen a aquéllas para que se suiciden. Es lo que llamamos la muerte celular o apoptosis... Me fascina. ¿Es lo que ustedes denominan arquitectura genética? -Una lucha que se libra ensayando innumerables armas y desde muchos ángulos diferentes... -En cuanto a la lucha contra el cáncer soy fundamentalmente optimista, aunque pienso más bien en una suma de avances parciales en la que invertiremos aún unas décadas, pero que proporcionará grandes resultados. No considero que esto sea mucho tiempo para la Ciencia. -Es difícil predecir lo que va a suceder, pero pienso más bien en una batería de tratamientos distintos, igual que hay diferentes tipos de cáncer. En cualquier caso, la búsqueda de tratamientos será una tarea larga pues, aunque se han logrado grandes resultados en ratones, se trata de tratamientos muy agresivos inaplicables al ser humano por sus efectos indeseados. ¿Un tratamiento definitivo? l gran avance de los 50 y los 60 fue conocer cómo se organiza la información biológica, los códigos del ADN. Pasar de los códigos a la programación de células y organismos era el siguiente objetivo. Para descifrar un programa por el que una célula única (cigoto) genera un organismo complejo hacía falta imaginación, creatividad científica. Cuáles son los elementos genéticos que actúan, de qué maneras se asegura la homeostasis. El Príncipe de Asturias de Investigación 2007 reconoce la labor de Morata y Lawrence. Conjunta y separadamente han contribuido a configurar la Biología del Desarrollo, como una disciplina fundamental para la Biomedicina. En su haber están hallazgos como los gradientes que definen un patrón de organización desde los primeros estadios embrionarios; la definición de compartimentos biológicos en los que se organiza el programa de desarrollo y sus fronteras; los genes que los integran y su funcionalidad; la interacción entre células para generar los linajes específicos de órganos, y muchas otras observaciones. Una vez más, un importante premio científico reconoce el triunfo de modelos experimentales bien elegidos. La mosca Drosophila, que facilitó el confirmar la genética mendeliana, se ha prestado para descifrar un programa de desarrollo, muchos de cuyos elementos se conservan desde el insecto hasta el hombre. Hay que buscar aplicaciones para entender el envejecimiento, la regeneración y las alteraciones patológicas del crecimiento celular (cáncer) Justo es también recordar a García Bellido, iniciador de una escuela española de investigación que brilla por sus aproximaciones experimentales, imaginativas y rigurosas, que aportan avances básicos al conocimiento, en el origen de cualquier aplicación de utilidad. Sin olvidar la coincidencia de los premiados en el laboratorio de Biología Molecular de Cambridge, con momentos estelares para la Ciencia. E