Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 MADRID Esperanza Aguirre comienza su segundo mandato JUEVES 21 s 6 s 2007 ABC Aguirre hace de los sentimientos bandera en su toma de posesión Reunió a la plana mayor del PP s El Gobierno central espera más cooperación s La patronal le da confianza absoluta G. ZANZA MADRID. Esperanza Aguirre dejó ayer la política a un lado para hacer de su toma de posesión, en su segundo mandato como presidenta de la Comunidad de Madrid, un sentido homenaje a su familia y a todos aquellos que le han apoyado en su trayectoria pública. Tras prometer el cargo en la Real Casa de Correos, Esperanza Aguirre tuvo palabras de agradecimiento para los miles de ciudadanos que se han fiado de ella, para la oposición por su lealtad a los mandos del PP por sus apoyos, pero, muy particularmente, a su familia, desde sus padres a los siete hermanos, su esposo y sus dos hijos. Fue ahí donde las emociones desbordaron a Aguirre. La presidenta regional hizo bandera de los sentimientos con tanta fuerza que lloró durante la mitad de los algo más de diez minutos que duró su discurso. El mayor de los agradecimientos se lo llevó su marido, Fernando Ramírez de Haro, el gran sacrificado de mi vida privada al que reconoció su paciencia, generosidad, sentido del humor, inteligencia y, lo que para mí es lo más importante, su patriotismo Especialmente agradecida se mostró con sus siete hermanos por la elegancia con que han soportado las servidumbres de ser familia de quien son y con sus hijos, mis mejores asesores reconoció, a la vez que advertía que nunca se habían equivocado en sus consejos. Esperanza Aguirre no pudo abandonar los sentimientos y su voz quebrada hasta acabar su discurso ante las principales autoridades de la región, la plana mayor del PP y la representación del Gobierno central en las figuras de los ministros de Administraciones Públicas y Cultura, Jordi Sevilla y Carmen Calvo, y de los presidentes del Tribunal Constitucional y la Audiencia Nacional. Las últimas palabras de la presidenta regional reflejaron una aspiración. Que los madrileños reconozcan dentro de cuatro años que he gobernado para todos Este objetivo ya fue enunciado como prioritario por Aguirre en las dos sesiones del debate de investidura celebrado en la Asamblea. Ayer lo volvió a repetir, puesto que para ella es una enorme responsabilidad administrar los dineros de todos y gestionar los servicios que necesitan Por ello, confió en que su voluntad, ilusiones y energías renovadas y la ayuda de Dios le ayuden a alcanzar todos sus objetivos porque no quiero ni puedo defraudar a los madrileños La presidenta hizo de Madrid el gran concepto: Soy madrileña, he vivido siempre en Madrid y no me imagino residiendo en otro Alcanzar todos los objetivos