Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 21 s 6 s 2007 INTERNACIONAL 37 El Fiscal Antimafia denuncia que con la nueva ley es más rentable no ser arrepentido JUAN VICENTE BOO CORRESPONSAL ROMA. El Fiscal Nacional Antimafia, Piero Grasso, ha dicho por fin ante el Parlamento italiano lo que en Palermo saben hasta los niños pequeños: las leyes procesales de la etapa Berlusconi hacen que a los mafiosos arrestados ya no les convenga arrepentirse y colaborar con la Justicia. Confesar sirve sólo para arriesgar la propia vida y para pasar más tiempo en la cárcel. La situación es devastadora en un país donde las cuatro grandes mafias controlan ya más del 20 por ciento de la economía legal en la que reinvierten parte de las inmensas ganancias de la extorsión, el tráfico de drogas y las contratas públicas. Según Piero Grasso, que fue durante muchos años fiscal jefe de Palermo antes de asumir la responsabilidad nacional de lucha contra las cuatro mafias- -la Cosa Nostra siciliana, la Camorra napolitana, la Ndrangheta de Calabria y la Sacra Corona Unita de Puglia- la realidad es que con el trámite abreviado y los pactos, una persona que debería ser condenada a veinticuatro años se queda con sólo ocho, mucho menos de los que pasaría en la cárcel si colabora con la Justicia Como demostraron las confesiones de Tommaso Buscetta al juez Giovanni Falcone, en la lucha contra una organización hermética resultan clave los arrepentidos que revelen la identidad de los miembros de las familias y sus numerosos colaboradores legales Pero las leyes que limitan la reducción de condena a los arrepentidos y les quitan la protección han reducido los nuevos fichajes importantes casi a cero. Nadie quiere que le maten a la salida de la cárcel, igual que casi nadie quiere declarar en juicios contra mafiosos, pues el Estado ha reducido también los programas de protección de testigos. El panorama es inquietante, y el Fiscal General Antimafia lo denunció ante el Parlamento: Nosotros no tenemos más alternativa que aplicar las leyes existentes, con las que podemos hacer muy poco. Los apoyos con que cuentan las organizaciones criminales son mucho más fuertes que los del Estado. Por desgracia, la situación es ésta Lo que no pudo decir es que ha sido creada por el Parlamento. Sarkozy, con las mujeres que integran el nuevo Gobierno, en el Palacio del Elíseo AP El Gobierno francés aprueba medidas de urgencia para impulsar la economía La nueva ley, basada en el lema Trabajar más para ganar más incluye reducciones fiscales y horas extraordinarias sin cotizar, y suprime la jubilación anticipada JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. Apenas reunido el primer consejo de ministros de su nuevo gobierno, Nicolas Sarkozy ataca en todos los frentes: ley trabajar más para ganar más choque fiscal para dopar la economía ley de reforma y autonomía de las universidades, diálogo personal con Le Pen, Ségolène Royal y François Hollande para preparar la unión nacional ante la cumbre europea, donde Francia espera imponer un tratado mínimo A las veinticuatro horas cortas de su nombramiento, Christine Lagarde, ministra liberal de Economía, fue invitada a presentar con urgencia los proyectos de ley elaborados durante la pasada campaña presidencial. Siguiendo el lema de campaña de Trabajar más para ganar más una ley y numerosos decretos deberán introducir, dentro de pocas semanas, un largo rosario de reformas fiscales, laborales, sociales. El presidente Sarkozy insiste en estas prioridades: 11.000 millones de euros de reducciones fiscales; horas extraordinarias sin cotizaciones suplementarias (para eliminar de hecho la semana laboral de 35 horas) supresión de las jubilaciones anticipadas cuanto antes techo para el impuesto sobre la renta; reducción de los derechos de sucesión; desgravación fiscal de los créditos inmobiliarios. Por su parte, Valery Pecresse, ministra de la Educación superior y las universidades, ya tiene lista para discusión parlamentaria su proyecto de Ley de reforma y descentralización de las universidades, proponiendo más poder a los rectores, invitados a asumir nuevas responsabilidades y trabajar como gestores de sus establecimientos. Sarkozy ha creado, igualmente, varias comisiones especiales para estudiar en detalle este tipo de reformas: ¿Cuándo y cómo pudiera introducirse el IVA social, si fuese interesante para Francia? ¿Cómo aumentar el salario mínimo sin penalizar a los salarios más bajos? ¿Cómo, cuándo y de qué manera deben recortarse los paracaídas bursátiles de los grandes patronos? Sarkozy no olvida la acción diplomática, indisociable de la unidad nacional. Antes de defender en la cumbre de la UE su proyecto de tratado mínimo Sarkozy dialogó con los grandes líderes nacionales, Ségolène Royal, François Hollande, incluso Le Pen, que fue recibido ayer. Sarkozy recibirá a Ségolène Royal, hoy, en el Elíseo. El presidente ya ha expuesto su programa diplomático europeo a François Hollande, primer secretario del PS. Hoy lo comentará con su rival derrotada. Desde la óptica presidencial, se trata de presentar con franqueza las grandes líneas de la diplomacia y los intereses nacionales, ante una importante negociación multilateral, europea. Todos esos frentes de acción, nacional e internacional, son atacados con la misma táctica: presentación clara y enérgica de las grandes ideas básicas, defensa pedagógica de las posiciones gubernamentales, apertura y diálogo sin grandes concesiones, y toma rapidísima de decisiones. Nicolas Sarkozy introduce dos novedades radicales en la práctica del poder del jefe de Estado, en la V República: el presidente se expone personalmente, ante la opinión pública, asumiendo el riesgo del fracaso y la impopularidad; y ha pedido una reforma institucional, que permita al presidente dirigirse a la Asamblea Nacional, para explicar y pedir el voto, ante cuestiones de importancia mayor. Diálogo sin concesiones Protección de testigos A esas medidas inmediatas, que irán entrando en vigor al ritmo que sean aprobadas por la nueva Asamblea Nacional, Sarkozy añade reformas parciales parar desbrozar reformas de fondo. Antes del verano, los ministros afectados deberán imponer el servicio mínimo de los transportes públicos para quitar a los sindicatos del sector el arma estratégica de la parálisis de Francia, que es el bloqueo del país. Servicios mínimos ABC. es Más información en Visiones del mundo en abc. es juanpedroquinonero