Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA Los pactos tras el 27- M JUEVES 21 s 6 s 2007 ABC Munar rechaza la oferta de Matas para gobernar en Baleares Unión Mallorquina ultima el reparto de consejerías con el PSOE y el Bloc J. M. AGUILÓ PALMA DE MALLORCA. La presidenta de Unión Mallorquina (UM) María Antonia Munar, dio a conocer ayer, después de que tuviera lugar una reunión de la Ejecutiva de la formación nacionalista de centro, que su partido ha decidido finalmente rechazar la propuesta formulada la pasada semana por el presidente del PP, Jaume Matas, para que ambos partidos firmasen un acuerdo de gobernabilidad para la legislatura que acaba de empezar. Asimismo, Munar confirmó que hay un acuerdo prácticamente definitivo con el PSOE y el Bloc (coalición formada por el Partido Socialista de Mallorca, Izquierda Unida, Los Verdes y Esquerra Republicana) para conformar un nuevo Ejecutivo autonómico, que presidirá el socialista Francesc Antich, así como un nuevo Consejo de Mallorca, que presidirá la también socialista Francina Armengol. Cabe recordar que, el pasado sábado, tanto Unión Mallorquina como el Bloc votaron a favor de la investidura de la socialista Aina Calvo como nueva alcaldesa de Palma de Mallorca, en sustitución de la popular Catalina Cirer. no del PP de las islas. Asimismo, la líder de UM se acogió al argumento de que los comicios del pasado 27 de mayo habrían mostrado un deseo de cambio en el electorado balear. De este modo y con esta variada gama de excusas, el apoyo de UM, cuarta formación en número de votos de Mallorca, y del Bloc al PSOE permitirá, previsiblemente, la reedición del llamado Pacto de Progreso, que ya gobernó en Baleares entre 1999 y 2003 bajo la presidencia del socialista Francesc Antich. Desde la conformación del primer gobierno autonómico, en 1983, el Archipiélago había estado presidido siempre por el Partido Popular excepto en esos cuatro años citados. Si finalmente se cumplen las previsiones, se abrirá un nuevo cuatrienio de izquierdas en Baleares. La presidenta de Unión Mallorquina, María Antonia Munar, ayer en la reunión de la ejecutiva se les ha asegurado por parte del PSOE, informaron a Europa Press fuentes de la coalición. Asimismo, otra de las cesiones que el Bloc no ha cuestionado se refiere a que la presidencia del Parlamento autonómico recaiga en Maria Antonia Munar. De hecho, desde la coalición se afirma que no pondrá ninguna objeción sí se asegura la dirección de las parce- EFE Reedición del Pacto de Progreso Por su parte, el Bloc va tomando posiciones ante la constitución del futuro gobierno y ayer mostró su disposición a ceder la Consejería de Medio Ambiente si en el Ejecutivo autonómico logra dirigir las áreas de Educación, Trabajo y Servicios sociales, así como las de Comercio y Economía, si bien esta posibilidad todavía no El reparto La líder de Unión Mallorquina afirma rechaza abrir una negociación con el PP para evitar que este proceso parezca una subasta las del Gobierno balear antes citadas. La resolución del acuerdo no está siendo, en cualquier caso, nada sencilla, toda vez que son seis los partidos reclaman su cota de poder y su acceso al organigrama de altos cargos de la futura administración balear. Y como todos ellos son necesarios, cada uno hace valer esta circunstancia a la hora de establecer sus peticiones. Munar justificó ayer la decisión tomada por la Ejecutiva de su partido con argumentos parecidos a los ya expuestos la pasada semana, cuando señaló que, en igualdad de condiciones por lo que se refería a las propuestas presentadas, UM prefería pactar antes con el PSOE que no con el Partido Popular. No obstante, también afirmó que la oferta de Matas era asumible, si bien- -añadió- -preferían no abrir otra negociación paralela para evitar que este proceso parezca una subasta Pese a estas palabras, algunas fuentes señalan que en la decisión de descartar a los populares ha pesado en gran medida la campaña mediática montada contra el partido de Munar en vísperas de la contienda electoral, que, en el seno de esta formación, se cree que fue auspiciada desde el entor- Los nacionalistas vuelven a pedir en el Congreso al Defensor del Pueblo que renuncie al cargo J. L. L. MADRID. La campaña de los nacionalistas contra el Defensor del Pueblo se ha convertido en algo habitual en el Congreso desde que Enrique Múgica decidiese llevar al Tribunal Constitucional el nuevo Estatuto catalán. Ayer- -durante su comparecencia ante el Pleno de la Cámara para presentar elinforme anual de la institución- -CiU, ERC, PNV e IU- ICV se le tiraron al cuello. Coincidía su asistencia al Pleno con el anuncio, efectuado la víspera, de que no va a recurrir la reforma estatutaria de Andalucía. Y eso motivó las más feroces críticas de los grupos minoritarios citados. Todos ellos reclamaron que renuncie al cargo porque, según ellos y en contra de lo que establece la ley que regula la institución, no es neutral y sigue dictados de un partido político, en este caso el PP. A diferencia de lo que ocurrió la semana pasada, cuando Múgica compareció en comisión, ayer no escuchó los ataques de los grupos porque abandonó el hemiciclo al acabar su exposición para no interferir, según dijo, en las deliberaciones sobre el informe. Durante su discurso ante el Pleno, el Defensor no hizo ninguna mención a las reformas estatutarias, quizá con la intención de no levantar polémica, algo que, como después se vio, no logró. El representante de CiU, Josep Maldonado, se refirió durante toda su intervención a Múgica como Defensor del Pueblo virtual y le advirtió de que, aún a sabiendas de que será inútil, su grupo no cejará en sus críticas hasta que retire el recurso contra el Estatuto catalán o dimita. La socialista Isabel Salazar, por su parte, recordó que no hay precedentes de un recurso como el que Múgica interpuso contra el Estatuto catalán y, pese a reconocer su legitimidad para presentarlo, puso en duda que actuase con la prudencia necesaria. Sólo el portavoz del PP, Gabino Puche, salió en defensa de Múgica y lo hizo recordando que está facultado para interponer recurso si cree que el Estatut vulnera derechos. Eso sí, dejó claro que al PP no le da ninguna alegría que Múgica haya impugnado el texto, porque los populares han presentado su propio recurso.