Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 ESPAÑA www. abc. es JUEVES 21- -6- -2007 ABC Gobierno y ETA acordaron el alcance del alto el fuego y el anuncio de Zapatero, según Gara El diario proetarra afirma que ambas partes negociaron desde julio de 2005 todos los detalles de la declaración de la tregua que la banda realizó en marzo de 2006 S. E. MADRID. Palabra por palabra. Así pactaron en julio de 2005 el Gobierno y ETA los contenidos de la declaración de alto el fuego de los terroristas e incluso la que pronunció el propio presidente del Gobierno en junio de 2006 en el Congreso de los Diputados. Según asegura Gara en su edición de hoy, estas diez conversaciones de entre dos y tres horas de duración en un lejano país europeo ya tuvieron el formato y el desarrollo de un auténtico y profundo proceso de negociación El diario proetarra también detalla que los enviados del Gobierno y los terroristas suscribieron, muchos meses antes de la tregua, unos compromisos de índole política que ratificarían cuatro meses más tarde En las primeras reuniones, celebradas en un lejano país europeo y bajo la supervisión de una organización internacional de mediación, se abordó el modo en que el presidente español haría una declaración de respeto a la decisión de la ciudadanía vasca y cómo previamente ETA proclamaría un alto el fuego que terminaría siendo definido como permanente en el acuerdo El rotativo proetarra asegura que para llegar a un acuerdo hicieron falta más de diez reuniones de entre dos y tres horas de duración en el mes de julio, que dieron pie a los acuerdos, refrendados por ambas partes en otra ronda de reuniones producidas en el mes de noviembre de 2005 Según Gara la redacción de algunos párrafos de la declaración que debía realizar Rodríguez Zapatero tuvo que ser objeto de varios encuentros consecutivos en los que los interlocutores fueron modulando sus posiciones hasta alcanzar un punto común Tal fue el grado de minuciosidad que presidieron esas reuniones, que incluso se pactó que la declaración de alto el fuego por parte de ETA no sólo fuese formulada en euskera, sino también en castellano para evitar manipulaciones erróneas que pudieran llevar a tergiversaciones El contenido exacto del mensaje quedó en manos de ETA, que dejó claro en todo momento que el alto el fuego no era otra cosa que una aportación a la apertura de un proceso democrático en Euskal Herria Simultáneamente, ambas partes consensuaron una serie de garantías en las cuales el Gobierno se comprometía a la disminución palpable de la presencia policial así como la desaparición de presiones policiales relacionadas con las actividades políticas de la izquierda En castellano y en euskera Blanco e Imaz se reúnen en Ferraz para hablar de pactos El secretario de Organización del PSOE, José Blanco, y el presidente del PNV Josu Jon Imaz, abordaron el pasado martes los posibles pactos poselectorales entre el PSOE, PNV y Nafarroa Bai en el País Vasco y Navarra. Según fuentes conocedoras de la entrevista consultadas por Europa Press, la reunión tuvo lugar en la sede socialista de la calle de Ferraz, en Madrid. En este encuentro no se cerró ningún acuerdo. Ambas partes acordaron trasladar a sus estructuras territoriales los planteamientos que se habían puesto encima de la mesa para que fueran debatidos en cada Comunidad. Las fuentes nacionalistas consultadas por Ep apuntaron que el resultado de la reunión no fue satisfactorio. Blanco e Imaz quedaron en seguir hablando los próximos días. Portada de ABC del 30 de junio de 2006 con el anuncio de Zapatero del inicio del diálogo con ETA abertzale También mostró su disposición a aceptar de facto que las organizaciones de la izquierda abertzale puedan desarrollar una vida política, en igualdad de condiciones al resto de fuerzas políticas y sociales y sin limitaciones de derechos civiles y políticos En los acuerdos figuraban incluso los relativos a la gestión de los accidentes que pudieran producirse en el proceso, entendiéndose como tal el incumplimiento puntual de las garantías pactadas Según el diario, se estableció que las dos partes deberían esforzarse en evitarlos, pero que en caso de ocurrir deberían ser resueltos en la mesa de negociación y con la voluntad de seguir avanzando en las negociaciones como ocurrió tras el atentado de la T- 4. Según Gara ambas delegaciones acordaron también, no sin intensos debates y siempre con la ayuda experimentada de la organización mediadora una serie de anexos con aspectos colaterales al proceso. En uno de ellos se aclara que el proceso no sólo concernía a los ciudadanos vascos, sino también a los de Navarra. En otro, se llegaba a asegurar que las leyes y los procedimientos legales podrían ser modificados en el futuro siempre en aras al objetivo último de que no sean una limitación a la voluntad del pueblo vasco, sino garantías de su ejercicio La información que hoy publica el rotativo abertzale asegura que estos anexos fueron introducidos a iniciativa de ETA, con el fin de poder avanzar en la negociación Las denominadas aclaraciones se pactaron conjuntamente con un preámbulo que dice textualmente que aun con diferentes